Tag Archives: Luna llena en acuario y eclipse lunar 7 de agosto 2017
Vídeo

Otra sacudida del cielo: Luna llena en acuario y Eclipse lunar este 7 de agosto 2017.

6 Ago

La Luna llena del 7 de agosto será un eclipse de Luna y la Luna nueva del 21 de agosto un eclipse de Sol, que afectarán respectivamente los grados medios del Signo (el eclipse se produce en el grado 15º), o sea a quienes tengan puntos sensibles a mitad de los Signos Fijos y quienes tengan puntos sensibles al final del Signo.

La palabra “eclipse” proviene del latín “eclipsis”, que a su vez viene del griego “eclipsis”, que significa desaparición. Y esto es precisamente un eclipse: la desaparición transitoria total o parcial de un astro por interposición de otro cuerpo celeste ante los ojos de un observador. Un eclipse solar, que ocurre durante la Luna Nueva, literalmente torna el día en noche. Un eclipse lunar, que ocurre en Luna Llena, parece borrar a la luna del cielo. En una Luna nueva los Luminares (Sol y Luna) están conjuntos, en una Luna llena están opuestos. Los eclipses son lunaciones especiales que se producen sobre la eclíptica, el “camino” del Sol en su paso por las diferentes constelaciones, y, todos los años se producen algunos tanto de Sol como de Luna.

Por corresponder el Sol y la Luna, a factores consientes e inconscientes respectivamente, al opacarse u oscurecerse en un eclipse, en cada caso generan un conflicto que provoca una movilización; la crisis en cuestión puede tener que ver con un reordenamiento, una reorganización, asuntos en la vida que requieran mayor atención y energía.

Un eclipse de Sol puede simbolizar la desaparición momentánea de nuestro potencial interior, sentimos ausencia de poder personal, de voluntad, de capacidad para visualizar metas personales, en cambio, un eclipse lunar nos fuerza a comprobar nuestro pasado (Luna) a la luz de la experiencia actual, y, puede relacionarse con confusión y momentos particularmente propicios para esconder, ocultar, fomentar o expandir “sombras” de manifestación emocional. Para la astrología el Sol es el dador de vida y energía, su oscurecimiento en el cielo, aunque sea por una pequeña porción de tiempo como sucede en un eclipse, es una señal de ausencia de las mismas. Existe una interacción entre eclipses y desvitalización, por esa razón cuando nos afectan los eclipses de Sol, puede que nos sintamos más cansados, estresados, fatigados o abatidos.

Durante los eclipses de Luna nuestras emociones y sentimientos pueden desbordarse hasta un punto de ser percibidos claramente por los demás, pueden presentarse momentos de alteración, desorden, desconcierto o confusión, un sentimiento teñido de nostalgia o pesimismo por cosas de la vida que uno siente que está dejando atrás y lo que parece ser, en realidad no es.

Es recomendable durante ese tiempo estar muy en contacto con nuestro Ser interno practicando actividades que se relacionen con la meditación, reflexión e introspección, aprovechando la oportunidad para percibir nuestros condicionamientos y ataduras, los viejos modos de pensar o de sentir y que ahora ya van quedando obsoletos, con el fin de elaborarlos y reorientar de esta manera nuestro camino explorando nuevas posibilidades.

En astrología consideramos que los eclipses afectan un determinado punto y su opuesto, y, en el caso de estar afectado dicho eclipse por malos aspectos también los consideraremos como puntos sensibilizados por el fenómeno celeste. En general el efecto de un eclipse no se nota solamente en el momento de producirse el mismo, desde la antigüedad se consideraba que un eclipse tenía vigencia hasta producirse el siguiente de la misma clase, por lo que probablemente notaremos sus efectos también cuando un planeta “activador” (generalmente Marte) toque el punto del eclipse, es por esa razón que, en ocasiones, los eclipses parecen no provocar nada hasta un tiempo después. Están vigentes por largo tiempo.

Como el planeta Marte en este período no estará muy lejos del astro rey, debido a su posterior paso por el punto del eclipse, y, además, por el movimiento de retrogradación de Mercurio, el eclipse estará activo en este tiempo hasta aproximadamente el día 9 de septiembre, cuando Mercurio reingrese a Virgo alejándose del punto del eclipse.

Patricia Kesselman

Un poco más…

El Eclipse Lunar en Acuario o Luna Llena (muy potente) en Acuario del 7 de Agosto, funcionará como una especies de parada, de estación intermedia, entre las dos Lunas Nuevas en Leo, que hay este verano, una de ellas la del 23 de Julio y por supuesto que la próxima siendo el Eclipse Total de Sol del 21 de Agosto. Como es posible 2 Lunas Nuevas en el mismo signo? Este evento que no ocurre siempre, pero sí a menudo, es simplemente por que la primera se formó a 0º de Leo y la segunda será a 28º del mismo signo, ya que el ciclo lunar, como sabemos, es cada 28-29 días. A veces ocurre con las lunas llenas también.

La angularidad Leo-Acuario tiene que ver con la expresión del YO a nivel individual (Leo) y a la expresión del mismo en el grupo (Acuario). La creatividad individual versus la del grupo y el proceso que ocurre en estas dos formas de expresión creativa, con sus procesos diferentes, pero complementarios. El individuo y el colectivo, el efecto de uno en su comunidad y en la Humanidad. Para ponerlo de otra manera, como lo que hace uno puede afectar a la Humanidad aunque sea de la forma más “aparentemente” insignificante. Siendo la Luna la que se encuentra en Acuario, el último signo de Aire del Zodíaco, podemos pensar en el proceso mental de la comunidad, en contraposición con la acción del individuo. Estando el Sol en su propio signo de Leo, podemos imaginarlo como símbolo de “Reyes, Príncipes y Personas en el poder”. Por tanto este eclipse puede afectar la opinión pública (la Luna, como el pueblo) sobre un gobernante o persona en el poder.

El Sol en esta lunación va acompañado del Nodo Lunar y de Marte, mientras que la Luna va de la mano del Nodo Sur. Algo nos exige desprendernos de antiguos patrones emocionales, de cosas, situaciones o personas, que hasta ahora nos daban algún sentido de seguridad (Luna-Nodo Sur), para largarnos a una nueva aventura (Sol-Nodo Norte-Marte) que requiera un desafío y actuar desde nuestro guerrero interno con agallas y valentía.

Cuando el Sol y la Luna se encuentran opuestos, normalmente estamos ante la disyuntiva de escuchar diferentes partes de nuestra psique, que nos tiran en direcciones opuestas y nos fuerzan a tomar decisiones que preferiríamos no tener que tomar.

Las casas de vuestra carta astral donde se encuentre la angularidad Leo-Acuario, será donde sentiréis más el dilema. Por supuesto que dilema, no es necesariamente una catástrofe, sino simplemente una dificultad en elegir entre una cosa u otra, un momento de ideas encontradas, donde nos vemos forzados a tomar decisiones importantes.

Pallas Atenea, el asteroide, en el signo de Tauro en este momento, juega un papel importantísimo en este eclipse, ya que se encuentra como ápice de una T-cuadrada entre la Luna, Sol y Marte. Pallas, la Diosa de la Sabiduría, de la consciencia profesional, por encima de todo, la guerrera mental, salida de la cabeza de Zeus, también forma un Gran Trígono con Plutón y Mercurio-Vesta, como si algo nos dijese:  usa este tiempo para meditar, para prestar atención a tus pensamientos más secretos y buscar una forma de expresarlos, sobre todo, profesionalmente. Una verdadera oportunidad para los escritores, los psicólogos, todos aquellos que disfruten de indagar mentalmente los pasillos más oscuros de la mente humana.

Esta angularidad Leo-Acuario también nos encuentra ante el temor a no ser aceptados por el grupo, la comunidad, la sociedad, si nos mostramos como realmente somos. El dilema a quí, consiste en que a veces el temor a ser criticados o no aceptados, nos priva de la libertad de Ser, de expresarnos en toda nuestro resplandor.

La decisión de ser quien realmente somos requiere valentía y agallas y desafortunadamente, sino lo hacemos habremos malgastado esta oportunidad de vida.

Habiendo muchos planetas retrógrados, incluídos Saturno y Urano (a partir del 3 de Agosto)ambos regentes de Acuario, junto a Neptuno, Quirón, Plutón, Folo y Juno, el impulso es hacia la RE-introspección, a la RE-evaluación de un periodo de nuestras vidas que haya terminado o esté a punto de terminar. Los signos fijos, serán los más afectados por este eclipse parcial de Luna, especialmente Escorpio y Tauro, que tendrán la posibilidad de purgar, de liberarse, de expandirse.

Virgo y Capricornio también podrán pasar página después de una profunda meditación y Piscis y Cáncer tiene una energía creativa fluyendo a través de ellos que deberían aprovechar. Los signos de Fuego, pueden disfrutar de un momento de éxito y reconocimiento de sus esfuerzos.

A disfrutar de esta Luna Llena, de este eclipse parcial, mientras nos preparamos para el Eclipse Total de Sol del 21 de Agosto.

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

Anuncios