Archivo | Meditation RSS feed for this section
Vídeo

Eclipse lunar en Capricornio+ Luna llena este 16 de julio 2019, una bomba de cambio…

15 Jul

 

Compilación realizada por Lorena López escritora, traductora, biblioterapeuta, Consultante en Feng shui y Terapeuta en EFT  (Técnicas de liberación emocional).

Vídeo

The Power Of Spiritual Fitness

4 Jul

 

 

This compilation was released by Lorena López Professional Translator, Librarian, Feng Shui Consultant and EFt therapist.

Vídeo

2 de julio del 2019, eclipse solar en Cancer, un tsunami interno, un nuevo ciclo comienza…

1 Jul

La astróloga Jimena Zúñiga cuenta que este será un momento de limpieza del ego y de personalidad, y que se debe vivir con más calma, sobre todo para los signos Cáncer, Capricornio, Libra y Aries. A estos se les pide hacer cambios más importantes, como soltar cosas, calmar la prisa y la ansiedad. Además, Zúñiga asegura que, en general, para todos los demás signos, este será un momento de “reseteo de energía” que permitirá partir de nuevo. “Soltar sobre todo apegos a ciertas relaciones que son más tóxicas”, recomienda la astróloga, agregando que para las personas más miedosas y rígidas, este será un “eclipse muy fuerte”.

Por otro lado, el astrólogo e ingeniero civil, Pablo Flores(www.astroterapeutica.com), enfatiza en que este será un momento que promete una transformación de cada persona para los años 2019 y 2020, donde aprenderán a hacerse cargo y responsables de ellos mismos. Además, asegura que lo que cada persona tenga guardado en su interior, como miedos, dolores o inseguridades, saldrán a la luz. “El 2019 es un año donde casi todas las personas deberíamos parar un poco y evaluar nuestra vida con ojo de realidad: qué estoy viviendo, qué estoy teniendo, qué está pasando en mi realidad, en qué estoy feliz, en qué no… para que te cuestiones si realmente lo que te estás poniendo, como las exigencias, las metas y todas las responsabilidades, te hacen feliz”, sostiene Flores.

Cómo preparase

En las semanas previas al eclipse, es importante abrir espacios para dar la bienvenida a lo nuevo. “Por ejemplo, desde lo práctico, botar cosas, limpiar tu casa. Además, dejar espacio en tu mente y soltar, porque uno de repente se pone muy repetitivo con una idea del pasado, o con una situación que tengo para el futuro, por eso dejar ir, para que pueda entrar lo nuevo”, señala Jimena Zúñiga. “Los últimos días de junio, empezar a conectar más con una buena respiración que te mantenga centrado, esos días va a ver un poco más de revuelta también, a nivel de rabias (…) Los días previos es importante mantenerse más tranquilo, evitar peleas importantes y también peleas chicas, mejor tomar distancia y llevar una alimentación un poco más liviana, no tan densa”, advierte la astróloga.

 Para las horas previas al eclipse, Zúñiga recomienda estar en calma, conectarse con lo que cada persona se quiera despedir y qué cambio de actitud se comprometerán a tener para poder abrirse a algo que se anhela. La astróloga no recomienda ir a ver el fenómeno ya que será un momento “energéticamente muy fuerte”, pero asegura que durante esos minutos las personas pueden detenerse y conectarse con lo que de verdad cada uno quiere para su vida. “Esto es un cambio de conciencia y ya no es como antes, cuando uno le pedía religiosamente a su figura sagrada que me trajera algo, ahora es: yo me comprometo a cambiar algo y me abro a esto que yo quiero”, señala Zúñiga.

Por otro lado, Pablo Flores no se opone a la idea de que las personas salgan a ver el fenómeno, y recomienda que para esta ocasión al menos una hora antes y después del eclipse, se tomen el tiempo de detener lo que están haciendo para poder conectarse con ellos mismos, meditando o escuchando música y así poder estar lo más tranquilos posibles. “Si vas a mirar el eclipse, hazlo muy enfocado en ti mismo, súper conectado, es un momento energético y demasiado potente, y lo más importante es estar enfocado con uno mismo (…) No es recomendable que para el momento del eclipse hagan algo importante”, añade el astrólogo. Finalmente, Flores enfatiza en que una de las cosas más importantes de este eclipse es que las personas vuelvan a conectarse con su infancia. “Eso es lo más importante con este proceso de 2019-2020, la distancia que hay entre lo que mi esencia infantil le hubiera gustado vivir con lo que yo he construido hoy en día, no para que construyas esa fantasía infantil del astronauta, pero para que tu realidad tenga más espacio para que tu esencia surja”, concluye Flores.

Fuente: Emol.com

 

 

 

Compilación realizada por Lorena López escritora, traductora, biblioterapeuta, Consultante en Feng shui y Terapeuta en EFT  (Técnicas de liberación emocional).

Vídeo

Algunos consejos de cómo cerrar un ciclo en nuestra vida.

24 Jun

Cuando hablamos de ciclos nos referimos a esos procesos de la vida que comienzan, se desarrollan y concluyen. Así, aunque en la práctica nada termine del todo realmente, es importante aprender a cerrar ciclos cuando se agote el proceso, para seguir adelante y evitar quedarnos estancados.

Para ello, antes de nada hay que saber diferenciar entre el hecho de cerrar ciclos y el de tener una pérdida. El cierre de grandes etapas de la vida supone pérdidas e implica duelos, pero no tiene el carácter súbito o profundamente doloroso que comportan las pérdidas como tal. Por lo tanto, el cierre de un ciclo comprende pérdidas, pero estas no necesariamente incluyen un cierre de ciclo.

Un gran error es arruinar el presente recordando un pasado que ya no tiene futuro”.

-Autor anónimo-

Ahora bien, lo importante de cerrar ciclos es que incide de manera directa en lo que se hará en un futuro.  Si el ciclo, sea cual sea, permanece abierto, interfiere con el avance personal. Es como dejar una llave que gotea sin repararla y esperar a que esto no incida en el costo económico y ecológico del agua. Veamos cuáles son algunos de esos caminos para cerrar ciclos.

Para cerrar ciclos, lo primero es dejar ir

Los seres humanos tendemos a aferrarnos a lo conocido, por más negativoque sea. La costumbre es una fuerza muy poderosa que nos impulsa a mantenernos en la inercia. Se percibe como si fuera más fácil soportar lo malo conocido, que emprender la aventura de lo bueno por conocer.

Por lo anterior, suele haber una resistencia a cerrar ciclos. Hay una parte de nosotros que quisiera seguir en lo mismo y no experimentar ninguna incertidumbre frente a lo nuevo.

De ahí que la primera tarea sea la de dejar ir. Un ciclo se cierra cuando el proceso ya se completó y solo quedan restos del mismo. El cierre solo puede hacerse de manera consciente. Es posible que ya no haya algo a qué aferrarse, pero mentalmente seguimos conectados a ello. Dejar ir es una forma de reconocer la nueva realidad.

Despedirse y hacer un balance

Aunque cerrar ciclos se refiera a abandonar realidades que nos hacen daño, siempre originará un duelo. Por lo tanto, es necesario permitirnos vivir esa tristeza que traen consigo los finales y despedirnos de esa realidad que está por desaparecer. La mejor manera de hacerlo es construyendo una memoria sobre lo vivido.

Los ciclos no se cierran metiendo la cabeza en la tierra como un avestruz. Ni dando la espalda a lo que sucede para evitar sentirnos mal. Lo mejor es repasar, paso a paso, cada una de las vivencias que formaron parte de ese proceso. Identificar el comienzo, los momentos más relevantes y las sensaciones que experimentamos.

A partir de esto se puede hacer un balance, una evaluación de las vivencias positivas, y también complicadas, que hubo en ese ciclo. Qué se aprendió y qué no. Qué aportó a nuestro crecimiento y cómo contribuyó a nuestras limitaciones. Esta es la mejor manera de decir adiós.

El momento de emprender

El principal objetivo de cerrar ciclos es ponernos en paz con el pasado inmediato, para seguir adelante sin que lo vivido nos afecte, ni invada nuestro presente. Todo final implica también un comienzo. Ese comienzo debe ser el foco de nuestra atención y nuestro interés.

Mujer con voluntad caminando tras cerrar ciclos

Lo nuevo no tiene por qué asustarnos. Es normal que implique un desequilibrio inicial, pero en relativamente poco tiempo comenzará a revelar sus bondades. Movernos de lo conocido a lo incierto siempre tiene un toque de aventura y supone aprendizajes, sorpresas y, por supuesto, adaptaciones. La mayoría de las veces, los cambios  nos dan mucho más de lo que nos quitan.

Hay que abrazar al cambio como a un nuevo amigo. Hay que ver un nuevo ciclo como la oportunidad para poner en práctica lo aprendido en el anterior y para ampliar lo que ya sabemos, pulir lo que está en bruto o dar un viraje para crecer.

Cerrar ciclos es vital para nuestra salud mental. De no hacerlo, vamos a sentirnos atiborrados y confundidos frente al futuro. A lo que se fue, hay que darle una sepultura de primera y decirle adiós. A lo nuevo hay que recibirlo con los brazos abiertos y una bienvenida en el corazón.

 

 

 

 

 

Compilación realizada por Lorena López escritora, traductora, biblioterapeuta, Consultante en Feng shui y Terapeuta en EFT  (Técnicas de liberación emocional).

COMMENT FAIRE RESPECTER SON ESPACE

14 Jun

Tout ce qui vit sur terre a naturellement besoin d’espace vital. Lorsque l’être humain a l’espace vital qui lui est nécessaire, cela le rend plus vivant, énergisé et créatif. Un être humain sans son espace vital est comme un animal sans territoire. C’est contraire aux lois biologiques et naturelles.

L’être humain a besoin d’espace physique, d’espace émotionnel et d’espace mental. Sans cela, il a le sentiment de n’être rien, de manquer d’amour. Votre espace physique, c’est l’endroit où vous habitez, votre chambre, votre lit, vos biens, votre espace au travail, vos outils de travail et tout ce qui vous appartient. C’est aussi votre corps : votre santé, la nourriture que vous ingérez, les odeurs et les touchers des autres. C’est également votre vie et votre mort. Votre espace émotionnel est formé par vos désirs, vos buts, vos choix quotidiens, votre horaire, votre temps, vos amis, votre travail, votre ressenti ainsi que la beauté présente dans votre vie. Votre espace mental quant à lui est défini par votre choix d’études, vos connaissances, vos pensées, croyances et peurs, votre courrier, vos engagements et vos moments de solitude pour réfléchir.

Votre capacité à délimiter et faire respecter votre espace physique, est le reflet de votre capacité à délimiter et respecter votre espace émotionnel et mental. C’est le reflet de votre capacité de vous affirmer, de vous respecter et faire respecter les besoins de votre être. Observez si vous vous respectez et si vous vous faites respecter dans tout ce qui concerne votre monde physique et vous saurez à quel degré vous respectez votre espace émotionnel et mental.

Vous aspirez probablement – comme tout le monde – à avoir tout l’espace voulu, mais peut-être pensez-vous que c’est impossible en vivant et travaillant avec d’autres personnes ayant elles, des besoins différents. Par exemple :

  • Vos enfants crient en s’amusant alors que vous voudriez du silence pour vous reposer;
  • Vous n’aimez pas les amis de votre conjoint ou vice-versa;
  • Votre conjoint aime accumuler de vieux objets alors que vous préférez vous en débarrasser;
  • Vous aimez et voulez sortir souvent alors que votre conjoint préfère rester à la maison.

Vous vous demandez probablement:Comment arriver à avoir mon espace vital si précieux et pourquoi certaines personnes y arrivent-il plus facilement que d’autres? Si vos parents – surtout le parent du même sexe que vous – ne vous a pas montré par l’exemple à délimiter et respecter votre espace, vous aurez plus d’efforts à faire pour y arriver. La plupart des parents ne sont pas structurés et disciplinés, ils ne savent pas se respecter. Ils sont soit trop dans le ” laisser-faire ” ou trop dans le contrôle et la retenue des enfants. C’est la raison pour laquelle la plupart d’entre nous avons à apprendre à délimiter l’espace dont nous avons besoin.

Voici quelques indices permettant de vérifier si vous avez de la difficulté à délimiter et respecter votre espace :

  • Vous ne respectez pas l’espace des autres : vous voulez les contrôler et les changer. Si c’est le cas, les autres agissent sûrement de la même façon avec vous;
  • Vous croyez au ” vivre et laisser vivre ” dans le monde du ” avoir et faire “; par exemple, les autres membres de la famille font ce qu’ils veulent dans votre espace et vous croyez que c’est de les aimer que de les laisser faire.
  • Vous vous sentez coupable de réclamer votre espace. Exemple : Quelqu’un vous crie dans les oreilles, vous l’arrêtez fermement et vous vous sentez coupable par la suite d’avoir été aussi ferme ou direct;
  • Vous avez peur qu’on vous traite d’égoïste lorsque vous ne voulez pas prêter quelque chose ou donner de l’argent à quelqu’un, ou lorsque vous osez faire vos demandes. Exemple : Vous n’osez pas demander d’éviter de fumer dans votre auto.
  • Vous faites des pirouettes pour ne pas être rejeté ou abandonné.
  • Vous développez une maladie – que vous avez créée inconsciemment – pour avoir la paix et récupérer l’espace dont vous avez besoin.

Resultado de imagen para leyendo y tomando un te

Moins vous respecterez et ferez respecter votre espace, plus les autres vous envahiront. C’est comme un animal qui ne délimite pas son territoire avec sa senteur, les autres animaux vont empiéter son territoire. Souvenez-vous que ce que les autres vous font est un reflet de ce que vous vous faites à vous-même et de ce que vous faites aux autres. Les accuser et vouloir que les autres vous donnent de l’espace ne vous amènera nulle part. Ça doit d’abord venir de l’intérieur de vous. Voici quelques suggestions pour y arriver.

  • Devenez conscient de ce que vous voulez vraiment en prenant quelques minutes pour tout noter. En revoyant les définitions de l’espace physique, émotionnel et mental, précisez ce qui serait l’idéal pour vous.
  • Décidez ensuite que vous seul pouvez établir votre espace. Discutez-en avec les personnes qui vous entourent. Demandez-leur ce que serait l’idéal pour eux au niveau de leur espace. Voyez ensemble comment chacun pourrait trouver satisfaction. Il existe toujours des solutions gagnantes pour chacun.
  • Vous n’arriverez probablement pas à respecter et faire respecter votre espace complètement du premier coup. À la fin de chaque journée, vérifiez si vous vous êtes senti étouffé, si vous sentez avoir manqué d’espace ou si vous ne vous êtes pas senti respecté par vous-même ou par quelqu’un d’autre. Si c’est le cas, notez dans quelle situation et réfléchissez sur ce que vous pourrez faire différemment la prochaine fois.
  • Donnez-vous le droit de ne pas être capable de faire respecter votre espace tout à fait encore, sachant qu’un jour vous y arriverez.
  • Chaque jour, notez ce qui vous a fait vous sentir dans votre espace et félicitez-vous de l’avoir fait.

N’oubliez pas que vous avez le droit d’avoir des besoins différents des autres. Souvenez-vous de ces besoins, ils sont importants. Personne au monde ne peut délimiter votre espace à votre place. C’est votre responsabilité de le faire et c’est seulement ainsi que vous arriverez à vivre dans votre propre espace vital tout en respectant l’espace des autres. Sachez que tout comme il y a suffisamment d’air pour tous, il y a suffisamment d’espace sur cette planète pour tout ce qui y vit !

Avec amour,

Lise Bourbeau

 

 

 

Compilation réalisée par Lorena López écrivaine, traductrice, bibliotherapeute, Consultante Feng shui et Thérapeute en EFT (techniques de libération émotionnelle).

Vídeo

Qué es la Glándula Pineal y cómo activarla

7 Jun

 

La glándula pineal o epífisis, se encuentra en el cerebro y a parte de sus importantes funciones físicas, muchos la consideran el portal al alma.

¿Te imaginas que en tu cerebro hubiera una pequeña glándula que estuviera relacionada con la forma en la que generas tus pensamientos, tu humor y hasta con tu capacidad de abrir el tercer ojo?

¡Pues existe!

La glándula pineal, también llamada epífisis, es una pequeña glándula endócrina que se encuentra en el cerebro y produce melatonina, hormona que regula los biorritmos del organismo. La glándula tiene forma de fruto o piña de pino, por eso su nombre.

Tiene un tamaño de entre 5 y 8 milímetros, y a pesar de ello, recibe un inmenso flujo de sangre: ¡Casi la misma cantidad que nuestro riñones! No cabe duda de lo que esto significa: a pesar de ser muy pequeña, es una pieza fundamental de nuestro cerebro.

Su principal función a nivel fisiológico, conocida hasta el día de hoy, es la de producción de melatonina. Esta hormona derivada de la serotonina y modula nuestros patrones de vigilia y sueño (los ritmos circadianos) y establece a su vez, nuestra entrada a la pubertad.

Así es que la glándula pineal es muy importante para nuestro funcionamiento diario (cuándo dormimos y cuándo estamos despiertos, por ejemplo) y regula nuestro reloj biológico. Una pubertad demasiado precoz, por ejemplo, puede estar vinculada a cierto funcionamiento anormal de esta glándula.

 

Imagen relacionada

 

La dimensión espiritual de la glándula pineal

Por sus características anatómicas y su ubicación, esta pequeña glándula llamó siempre la atención de todo tipo de científicos y pensadores: médicos, filósofos, maestros espirituales, y demás.

Réne Descartes, por ejemplo, fue además de filósofo un entusiasta estudiante de la neuroanatomía y neurofisiología. Él aseguró en sus libros Tratado del Hombre y Las pasiones del ala, que la glándula pineal es el “principal asiento del alma”·

Él consideró al ser humano como dividido en dos sustancias, el cuerpo mecánico (sustancia extensa) y el alma (sustancia pensante), y es por medio de glándula pineal en la región posterior del cerebro, que el alma se comunicaba con el cuerpo. Así, como vemos, esta glándula ocupó un lugar muy importante en toda la filosofía de Descartes.

Pero este reconocido filósofo no fue el único en indagar respecto a la conexión entre la glándula pineal y el mundo espiritual.

Al estar ubicada a la altura del entrecejo, a mitad de camino entre la frente y la nuca, es decir, exactamente en la mitad del cerebro, muchas culturas y filosofías ancestrales relacionan la glándula pineal con el tercer ojo, el sexto chakra.

Por todo esto, se cree que la glándula pineal puede “activarse” para abrir la puerta a nuevas experiencias. Pero esto no es para cualquiera; está indicado para quienes están en una búsqueda espiritual profunda e intentando comprender cosas que van más allá de la naturaleza humana.

¿Por qué activar la glándula pineal?

Por todo esto, se entiende que la glándula pineal es una pieza fundamental en lo que se refiere a unir nuestra vida física con el mundo espiritual. Pues no hay dudas de que, tal como decía Descartes, somos seres duales: nuestro plano físico y nuestro plano espíritu están íntimamente ligados, y son ambos igual de importantes para una vida plena.

Así es que, mediante la correcta activación de la glándula pineal se pueden obtener beneficios para el cuerpo y el alma:

  • Se abre una portal hacia la energía universal y esencia divina
  • Se desarrollan la percepción y las facultades extrasensoriales
  • Se potencia la creatividad
  • La persona siente más felicidad, bienestar, optimismo y alegría
  • Disminuye el estrés
  • Se regula la absorción de radicales libres
  • Se retrasa el envejecimiento
  • La conciencia se expande

6 poderosas formas de activar la glándula pineal

Si quieres activar la glándula pineal, no necesitas hacer actividades o rituales demasiado complicados, en realidad son más bien cotidianos y sencillos. Solo debes tener en cuenta que estas cosas solo dan resultado con el tiempo, cuando logras convertirlo en un hábito y realizar estas acciones todos los días.

1. RESPIRACIÓN Y MEDITACIÓN

Los ejercicios de respiración activan la glándula pineal y la hipófisis al mismo tiempo que estimulan el flujo del líquido cefalorraquídeo. Tomarte unos minutos para respirar con plena conciencia es la forma más básica y natural de meditación.

Sin embargo, si quieres que el ejercicio sea todavía más poderoso, puedes realizar una pequeña meditación, un poco más larga. Para ello, debes sentarte en comodidad, con al espalda recta y los ojos cerrado. Primero, lleva tu conciencia hacia la respiración. Inhala y exhala.

Eventualmente, piensa en la glándula pineal como si fuera un foco dentro de tu cerebro que debes encender. Hazlo. Mantén allí tu atención, mientras respiras profundos: en esa luz encendida en el medio de tu cerebro.

2. PERMANECER EN LA OSCURIDAD

Hay muchos motivos por los que realizar las meditaciones anteriormente descritas en la oscuridad.

Desde una dimensión espiritual, podemos citar al taoísmo. Según esta filosofía, la oscuridad es necesaria para armonizar con todo lo que nos rodea. Además, la meditación en lugares completamente oscuros permite la producción de dimetiltritamina o DMT, un alcaloide que le causa al cerebro sensaciones elevadas de conciencia y compasión universal.

Como dijimos al comienzo, la glándula pineal es la encargada de regular nuestros ciclo sueño/vigilia. Esto se logra a partir de la generación de melatonina, que es la hormona del sueño y que se genera cuando nuestro alrededor comienza a oscurecer.

La producción de melatonina, además de ser la hormona del sueño, también es antivejez, y es una importante sustancia para que la glándula pineal se active en su máxima potencia.

Como ves, entonces, la oscuridad está íntimamente relacionada con la activación de la glándula pineal.

3. GOLPEAR SUAVEMENTE LA FRENTE

Golpear suavemente tu frente con tus dedos en la zona entre las cejas activa la glándula pineal. Esto funciona porque con esos pequeños toques se genera una vibración, que llega a tu cerebro y a tu glándula.

La misma vibración también se mueve a través de los huesos del cráneo estimulando a su vez la glándula pituitaria y despertando el hipotálamo a través del tallo pituitario.

4. CANTAR

Al igual que los pequeños toques en la frente, cantar puede ayudar a activar la glándula pineal a partir de vibraciones. Estas se generan, cuando cantas, desde el interior de tu cuerpo y hacia tu cerebro

Así, cantar activa las glándulas, entre ellas la pineal. Si no te gusta cantar, puedes conseguir el mismo efecto murmurando, ya sea un monólogo interno o algún mantra.

5. REÍR Y SONREÍR

Sonreír permite que ingrese más luz en tu cuerpo y, junto con la risa, reduce el estrés y relaja el cuerpo. Además estimula la liberación de endorfinas y promueve una sensación de bienestar. La relajación aumenta el flujo de la sangre lo que amplifica el efecto de las hormonas segregadas por la glándula pineal.

6. YOGA

De acuerdo con diversos estudios, la práctica regular del yoga estimula cada glándula del cuerpo, principalmente la pituitaria y la pineal.

Esto puede provocar todo tipo de sensaciones y efectos positivos en lo que tiene que ver con la activación de la glándula pineal.

Compilación realizada por Lorena López escritora, traductora, biblioterapeuta, Consultante en Feng shui y Terapeuta en EFT  (Técnicas de liberación emocional).

Vídeo

Luna nueva en Géminis, amor y abundancia este 3 de junio del 2019.

1 Jun

La Luna Nueva de Géminis nos da una poderosa energía de cambio constante y equilibrio, y nos permite reinventarnos y revelar aspectos ocultos de nuestra alma. A medida que nos esforcemos por conseguir el equilibrio, nos encontraremos compartiendo más y escuchando realmente a otras personas. La energía de Géminis puede darnos claridad para desarrollar nuestras relaciones, y puede ayudarnos a unir nuestras cualidades físicas y espirituales innatas.

La Conexión de la Luna Nueva nos ofrece una oportunidad para profundizar nuestra conciencia acerca de cómo cada signo astrológico influye en nuestra vida.

A unas pocas horas de esta lunación en el signo de Géminis, la Luna se alinea con Venus en Tauro, ayudándonos a tener una velada de sábado agradable algo que también se sintió el viernes a la noche. Las energías venusianas traen aires de armonía y nos ayudan a curar relaciones y disfrutar de la compañia de diversas personas. Todo esto ayudado por el hecho que es el momento de una luna nueva en el signo de la dualidad, de la comunicación, regido por el mensajero de los dioses Hermes. Géminis es el signo del habla fácil, diverso, abundante, rápido, curioso, ágil, que nos enseña que se puede hablar por horas y no necesariamente comunicar. Pero eso sí, en este signo el impulso es conectar, preguntar, conversar, en definitiva, producir el acercamiento necesario para que podamos relacionarnos y compartir. Su curiosidad y simpatía son difíciles de resistir y uno siempre termina hablando con Géminis, que siempre sabe un poquito de todo, lo suficiente, para crear conversación y conectar. El intercambiar ideas es algo que fascina a este signo de los gemelos, que da sentido a lo que conocemos como Ying y Yang, que nos muestra que se puede ser más de uno en el mismo cuerpo.

Unos de los mellizos que describen el viaje mítico de Géminis son Castor y Polux, o Diócuros. Son hijos de Zeus y Leda y son hermanos de Helena de Troya y Clitemestra. Se dice que Zeus se convirtió en cisne para seducir a Leda y que la misma noche de esa unión, Leda también se acostó con su marido Tindáreo, rey de Esparta y es así que ella concibió los cuatro hijos de la siguiente manera, con Zeus: Pólux y Helen y con su marido: Cástor y Clitemestra. Así que uno era hijo de un dios y por ende inmortal y el otro con un humano, por tanto mortal. Viajaron con Jasón y sus argonautas y ayudaron a rescatar su hermana Helena de las garras de Teseo. En una de sus aventuras, Castor murió y Polux le pidió a su padre Zeus que le dejara compartir su inmortalidad con su hermano para salvarle y es así que Zeus se apiadó de ellos y los llevó al Cielo y los convirtió en la constelación de Géminis.

El otro mito que también describe el arquetipo de este signo es por supuesto Hermes, quien fué concebido una noche, a la mañana siguiente ya nacía y por la tarde ya había inventado la Lira y había robado el ganado de su hermano Apolo. Hermes por su astucia y simpatía es perdonado por los dioses, especialmente su padre Zeus y convertido en el mensajero de los habitantes del Olimpo (los dioses). Estas dos facetas de Géminis, como son su dualidad eterna, su picardía y astucia, hacen que uno raramente pueda enojarse con ellos y se les disculpen sus mentiras y travesuras. Aún así, es el desafío de Géminis manejar y encontrar balance entre esos mellizos internos, uno divino y el otro mortal. En el caso de los Géminis menos conscientes de este proceso interno, es fácil caer en la necesidad de sólo tratar de vivir el lado divino y “bueno” y encontrar fuera “siempre” al otro lado de su misma psique, al “malo” o mortal. Géminis busca ese gemelo en casi todas sus relaciones y poder así depositar el lado “oscuro” en el otro y poder así ser siempre el lado alegre y bueno. Esta es por supuesto, una tarea imposible por mucho tiempo, pues siempre algo detonará el mellizo oscuro y caerán en sus angustias y a menudo depresiones, casi siempre cuando el depositario de su lado más oscuro reacciona y lo confronta.

Esta lunación en Géminis nos invita a comunicarnos, a establecer contacto con gente y exponer nuestras ideas y sobre todo, escuchar la de los demás. Júpiter forma una oposición a esta lunación desde Sagitario y también a Mercurio, regente de esta luna nueva. El conocer gente de diferentes culturas es una posible consecuencia de ello, pero a un nivel más profundo, esto también nos recuerda que la charla por la charla no necesariamente significa comunicación. Júpiter busca la verdad y ésta trae consigo aspectos que nos confrontan con una realidad que buscamos escapar en excesiva conversación superficial. Es aquí donde el ejercicio de “escuchar” puede otorgarnos ese balance necesario para no alejarnos demasiado de la realidad, hablando compulsivamente pero no comunicando. Hablar, es para Géminis asegurarse que no conectan con su interior y evitar así la confrontación con ese hermano mortal y menos “simpático”.

El desafío de este mes, también llega de la mano de Neptuno, que forma una cuadratura a la Luna Nueva en GEminis, invitándonos a escapar la realidad aún más, en la forma de “diversión excesiva”. Si eres músico o desarrollas alguna actividad creativa, este puede ser un momento mágico, donde ese “escapar” produzca verdadera conexión creativa entre nosotros. La música es una buena lección para los Géminis, pues nos ayuda a conectar sin necesariamente hablar. Nos conecta con el lado derecho del cerebro que no necesita de palabras, sino de imágenes, olores, sonidos, vibraciones; la música nos ayuda a transcender religión, política, nacionalismos, racismo, y es allí donde radica la verdadera conexión con los demás, que no necesita de tanto bla-bla sino de “sentir” en vez de “entender”, una de los grandes desafíos para Géminis.

Con Júpiter en su signo opuesto por única vez hasta dentro de 12 años, esta Luna Nueva en Géminis cobra una importancia suprema para este signo, y para todos los signos mutables: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis, ya que están o mejor dicho estamos (todos tenemos un poquito de ello) siendo llamados a reflexionar sobre la “comunicación real”. Aquella en la cual decimos algo acerca de nosotros, más auténtico, más verdadero, para que aprendamos a apagar ese ruido verbal, que a menudo nos confunde más que nos conecta.

La levedad de ser de Géminis es una bendición en muchas ocasiones, eso sí, si nos aseguramos que no es “siempre”, para que podamos echar verdaderos lazos entre nosotros, más auténticos y duraderos y sobre todo que produzcan verdadera transformación a través de una conversación.

Por último, Pallas Athena forma un aspecto de ayuda a esta lunación, recordándonos que hay muchos tipos de relaciones y de cada una de ellas podemos beneficiarnos y aprender algo de esa fascinante dimensión que somos cada uno de nosotros. El viaje es mucho más mágico si nos atrevemos a vivir los dos mellizos en nuestro propio interior con consciencia, amor y respeto por ambos.

Cristina Laird

 

 

 

 

 

Compilación realizada por Lorena López escritora, traductora, biblioterapeuta, Consultante en Feng shui y Terapeuta en EFT  (Técnicas de liberación emocional).