Archivo | Love RSS feed for this section
Vídeo

Física cuántica confirma que creamos nuestra realidad

14 Nov

La física moderna dice “tú si puedes”

Durante décadas, los poderes de la mente han sido cuestiones asociadas al mundo “esotérico”, cosas de locos. La mayor parte de la gente desconoce que la mecánica cuántica, es decir, el modelo teórico y práctico dominante hoy día en el ámbito de la ciencia, ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad. Que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos. Sorprendentes experimentos en los laboratorios más adelantados del mundo corroboran esta creencia.

El estudio sobre el cerebro ha avanzado mucho en las últimas décadas mediante las “tomografías”. Conectando electrodos a este órgano, se determina donde se produce cada una de las actividades de la mente. La fórmula es bien sencilla: se mide la actividad eléctrica mientras se produce una actividad mental, ya sea racional, como emocional, espiritual o sentimental y así se sabe a qué área corresponde esa facultad.

Estos experimentos en neurología han comprobado algo aparentemente descabellado: cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro… pero cuando se exhorta al sujeto a que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es ¡idéntica! Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”, llega la gran pregunta: ¿cuál es la Realidad? “La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”, afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro “¿y tú qué sabes?”. En otras palabras, que fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones.

La farmacia del cerebro

En un pequeño órgano llamado hipotálamo se fabrican las respuestas emocionales. Allí, en nuestro cerebro, se encuentra la mayor farmacia que existe, donde se crean unas partículas llamadas “péptidos”, pequeñas secuencias de aminoácidos que, combinadas, crean las neurohormonas o neuropéptidos. Ellas son las responsables de las emociones que sentimos diariamente. Según John Hagelin, profesor de física y director del Instituto para la ciencia, la tecnología y la política pública de la Universidad Maharishi, dedicado al desarrollo de teorías del campo unificado cuántico: “hay química para la rabia, para la felicidad, para el sufrimiento, la envidia…”

En el momento en que sentimos una determinada emoción, el hipotálamo descarga esos péptidos, liberándolos a través de la glándula pituitaria hasta la sangre, que conectará con las células que tienen esos receptores en el exterior. El cerebro actúa como una tormenta que descarga los pensamientos a través de la fisura sináptica. Nadie ha visto nunca un pensamiento, ni siquiera en los más avanzados laboratorios, pero lo que sí se ve es la tormenta eléctrica que provoca cada mentalismo, conectando las neuronas a través de las “fisuras sinápticas”.

Cada célula tiene miles de receptores rodeando su superficie, como abriéndose a esas experiencias emocionales. La Dra. Candance Pert, poseedora de patentes sobre péptidos modificados, y profesora en la Universidad de Medicina de Georgetown, lo explica así: “Cada célula es un pequeño hogar de conciencia. Una entrada de un neuropéptido en una célula equivale a una descarga de bioquímicos que pueden llegar a modificar el núcleo de la célula”.

SRI YANTRA

Nuestro cerebro crea estos neuropéptidos y nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo… Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento. A través de los millones de terminaciones sinápticas, nuestro cerebro está continuamente recreándose; un pensamiento o emoción crea una nueva conexión, que se refuerza cuando pensamos o sentimos “algo” en repetidas ocasiones. Así es como una persona asocia una determinada situación con una emoción: una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado. Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento- objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.

Todos los hábitos y adicciones operan con la misma mecánica. Un miedo (a no dormir, a hablar en público, a enamorarse) puede hacer que recurramos a una pastilla, una droga o un tipo de pensamiento nocivo. El objetivo inconsciente es “engañar” a nuestras células con otra emoción diferente, generalmente, algo que nos excite, “distrayéndonos” del miedo. De esta manera, cada vez que volvamos a esa situación, el miedo nos conectará, inevitablemente, con la “solución”, es decir, con la adicción. Detrás de cada adicción (drogas, personas, bebida, juego, sexo, televisión) hay pues un miedo insertado en la memoria celular.

La buena noticia es que, en cuanto rompemos ese círculo vicioso, en cuanto quebramos esa conexión, el cerebro crea otro puente entre neuronas que es el “pasaje a la liberación”. Porque, como ha demostrado el Instituto Tecnológico de Massachussets en sus investigaciones con lamas budistas en estado de meditación, nuestro cerebro está permanentemente rehaciéndose, incluso, en la ancianidad. Por ello, se puede desaprender y reaprender nuevas formas de vivir las emociones.

Mente creadora

Los experimentos en el campo de las partículas elementales han llevado a los científicos a reconocer que la mente es capaz de crear. En palabras de Amit Goswani, profesor de física en la universidad de Oregón, el comportamiento de las micropartículas cambia dependiendo de lo que hace el observador: “cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”. Ello quiere decir que las expectativas del observador influyen en la Realidad de los laboratorios… y cada uno de nosotros está compuestos de millones de átomos.

Traducido al ámbito de la vida diaria, esto nos llevaría a que nuestra Realidad es, hasta cierto punto, producto de nuestras propias expectativas. Si una partícula (la mínima parte de materia que nos compone) puede comportarse como materia o como onda… Nosotros podemos hacer lo mismo.

La realidad molecular

Los sorprendentes experimentos del científico japonés Masaru Emoto con las moléculas de agua han abierto una increíble puerta a la posibilidad de que nuestra mente sea capaz de crear la Realidad. “Armado” de un potente microscopio electrónico con una diminuta cámara, Emoto fotografió las moléculas procedentes de aguas contaminadas y de manantial. Las metió en una cámara frigorífica para que se helaran y así, consiguió fotografiarlas. Lo que encontró fue que las aguas puras creaban cristales de una belleza inconmensurable, mientras que las sucias, sólo provocaban caos. Más tarde, procedió a colocar palabras como “Amor” o “Te odio”, encontrando un efecto similar: el amor provocaba formas moleculares bellas mientras que el odio, generaba caos.

Por último, probó a colocar música relajante, música folk y música thrash metal, con el resultado del caos que se pudieron ver en las fotografías.

La explicación biológica a este fenómeno es que los átomos que componen las moléculas (en este caso, los dos pequeños de Hidrógeno y uno grande de Oxígeno) se pueden ordenar de diferentes maneras: armoniosa o caóticamente. Si tenemos en cuenta que el 80% de nuestro cuerpo es agua, entenderemos cómo nuestras emociones, nuestras palabras y hasta la música que escuchamos, influyen en que nuestra realidad sea más o menos armoniosa. Nuestra estructura interna está reaccionando a todos los estímulos exteriores, reorganizando los átomos de las moléculas.

El valioso vacío atómico

Aunque ya los filósofos griegos especularon con su existencia, el átomo es una realidad científica desde principios de siglo XX. La física atómica dio paso a la teoría de la relatividad y de ahí, a la física cuántica. En las escuelas de todo el mundo se enseña hoy día que el átomo está compuesto de partículas de signo positivo (protones) y neutras (neutrones) en su núcleo y de signo negativo (electrones) girando a su alrededor. Su organización recuerda extraordinariamente a la del Universo, unos electrones (planetas) girando alrededor de un sol o núcleo (protones y neutrones). Lo que la mayoría desconocíamos es que la materia de la que se componen los átomos es prácticamente inexistente. En palabras de William Tyler, profesor emérito de ingeniería y ciencia de la materia en la universidad de Stanford, “la materia no es estática y predecible. Dentro de los átomos y moléculas, las partículas ocupan un lugar insignificante: el resto es vacío”.

En otras palabras, que el átomo no es una realidad terminada sino mucho más maleable de lo que pensábamos. El físico Amit Goswani es rotundo: “Heinsenberg, el codescubridor de la mecánica cuántica, fue muy claro al respecto; los átomos no son cosas, son TENDENCIAS. Así que, en lugar de pensar en átomos como cosas, tienes que pensar en posibilidades, posibilidades de la consciencia. La física cuántica solo calcula posibilidades, así que la pregunta viene rápidamente a nuestras mentes, ¿quién elige de entre esas posibilidades para que se produzca mi experiencia actual? La respuesta de la física cuántica es rotunda: La conciencia está envuelta, el observador no puede ser ignorado”.

¿Qué realidad prefieres?

El ya famoso experimento con la molécula de fullerano del doctor Anton Zeillinger, en la Universidad de Viena, testificó que los átomos de la molécula de fullerano (estructura atómica que tiene 60 átomos de cárbón) eran capaces de pasar por dos agujeros simultáneamente. Este experimento “de ciencia ficción” se realiza hoy día con normalidad en laboratorios de todo el mundo con partículas que han llegado a ser fotografiadas. La realidad de la bilocación, es decir, que “algo” pueda estar en dos lugares al mismo tiempo, es algo ya de dominio público, al menos en el ámbito de la ciencia más innovadora. Jeffrey Satinover, ex presidente de la fundación Jung de la universidad de Harvard y autor de libros como “El cerebro cuántico” y “El ser vacío”, lo explica así: “ahora mismo, puedes ver en numerosos laboratorios de Estados Unidos, objetos suficientemente grandes para el ojo humano, que están en dos lugares al mismo tiempo, e incluso se les puede sacar fotografías. Yo creo que mucha gente pensará que los científicos nos hemos vuelto locos, pero la realidad es así, y es algo que todavía no podemos explicar”.

Quizás porque algunos piensen que la gente “de a pie” no va a comprender estos experimentos, los científicos todavía no han conseguido alertar a la población de las magníficas implicaciones que eso conlleva para nuestras vidas, aunque las teorías anejas sí forman parte ya del dominio de la ciencia divulgativa.

Seguramente la teoría de los universos paralelos, origen de la de la “superposición cuántica”, es la que ha conseguido llegar mejor al gran público. Lo que viene a decir es que la Realidad es un número “n” de ondas que conviven en el espacio-tiempo como posibilidades, hasta que UNA se convierte en Real: eso será lo que vivimos. Somos nosotros quienes nos ocupamos, con nuestras elecciones y, sobre todo, con nuestros pensamientos (“yo sí puedo”, “yo no puedo”) de encerrarnos en una realidad limitada y negativa o en la consecución de aquellas cosas que soñamos. En otras palabras, la física moderna nos dice que podemos alcanzar todo aquello que ansiamos (dentro de ese abanico de posibilidades- ondas, claro).

En realidad, los descubrimientos de la física cuántica vienen siendo experimentados por seres humanos desde hace milenios, concretamente, en el ámbito de la espiritualidad. Según el investigador de los manuscritos del Mar Muerto, Greg Braden, los antiguos esenios (la comunidad espiritual a la que, dicen, perteneció Jesucristo) tenían una manera de orar muy diferente a la actual. En su libro “El efecto Isaías: descodificando la perdida ciencia de al oración y la plegaria”, Braden asegura que su manera de rezar era muy diferente a la que los cristianos adoptarían. En lugar de pedir a Dios “algo”, los esenios visualizaban que aquello que pedían ya se había cumplido, una técnica calcada de la que hoy se utiliza en el deporte de alta competición, sin ir más lejos. Seguramente, muchos han visto en los campeonatos de atletismo cómo los saltadores de altura o pértiga realizan ejercicios de simulación del salto: interiormente se visualizan a sí mismos, ni más ni menos que realizando la proeza. Esta técnica procede del ámbito de la psicología deportiva, que ha desarrollado técnicas a su vez recogidas del acervo de las filosofías orientales. La moderna Programación Neurolingüística, usada en el ámbito de la publicidad, las relaciones públicas y de la empresa en general, coincide en recurrir al tiempo presente y a la afirmación como vehículo para la consecución de los logros. La palabra sería un paso más adelante en la creación de la Realidad, por lo que tenemos que tener cuidado con aquello que decimos pues, de alguna manera, estamos atrayendo esa realidad..

La búsqueda científica del alma

 En las últimas décadas, los experimentos en el campo de la neurología han ido encaminados a encontrar donde reside la conciencia. Fred Alan Wolf, doctor en física por la universidad UCLA, filósofo, conferenciante y escritor lo explica así en “¿Y tú qué sabes?” de la que se espera la segunda parte en pocos meses: “Los científicos hemos tratado de encontrar al observador, de encontrar la respuesta a quién está al mando del cerebro: sí, hemos ido a cada uno de los escondrijos del cerebro a encontrar el observador y no lo hemos hallado; no hemos encontrado a nadie dentro del cerebro, nadie en las regiones corticales del cerebro pero todos tenemos esa sensacion de ser el observador”. En palabras de este científico, las puertas para la existencia del alma están abiertas de par en par: “Sabemos lo que el observador hace pero no sabemos quién o qué cosa es el observador”.

Hoy recuperadas por la física cuántica, muchas de estas afirmaciones eran conocidas en la Antigüedad, como en el caso del “Catecismo de la química superior”, de Karl von Eckartshausen.

Cuadro 1 – Nuestro cerebro: un ordenador que procesa información

A cada segundo, en una vida como la moderna llena de estímulos: nos bombardean enormes cantidades de información. El cerebro solo procesa una mínima cantidad de ella: 400 mil millones de bits de información por segundo. Los estudios científicos han demostrado que sólo somos conscientes de 2.000 mil de esos bits, referidos al medio ambiente, el tiempo y nuestro cuerpo. Así pues, lo que consideramos la Realidad, es decir, aquello que vivimos, es sólo una mínima parte de lo que en realidad está ocurriendo. ¿Cómo se filtra toda esa información?

A través de nuestras creencias: El modelo de lo que creemos acerca del mundo, se construye desde lo que sentimos en nuestro interior y de nuestras ideas. Cada información que recibimos del exterior se procesa desde las experiencias que hemos tenido y nuestra respuesta emocional procede de estas memorias. Por eso, los malos recuerdos nos impulsan a caer en los mismos errores.

Cuadro 2: Cómo romper con esos malos hábitos del pensamiento

El cerebro crea esas redes a partir de la memoria: ideas, sentimientos, emociones. Cada asociación de ideas o hechos, incuba un pensamiento o recuerdo en forma de conexión neuronal, que desemboca en recuerdos por medio de la memoria asociativa. A una sensación o emoción similar, reaparecerá ese recuerdo en forma de idea o pensamiento. Hay gente que conecta “amor” con “decepción” o “engaño”, así que cuando vaya a sentir amor, la red neuronal conectará con la emoción correspondiente a cómo se sintió la última vez que lo sintió: ira, dolor, rabia, etc. Según Joe Dispenza “si practicamos una determinada respuesta emocional, esa conexión sináptica se refuerza y se refuerza. Cuando aprendemos a “observar” nuestras reacciones y no actuamos de manera automática, ese modelo se rompe”. Así pues, aprender a “ver” esas asociaciones es la mejor manera de evitar que se repitan: la llave es la conciencia.

Cuadro 3: La mecánica de la erección

La mejor metáfora del pensamiento creador es el miembro masculino. Una sola fantasía sexual, es decir, un pensamiento erótico, es capaz de producir una erección, con toda la variedad de glándulas endocrinas y hormonas que participan en ello. Nada hay fuera de la mente del hombre pero, sin embargo, se produce un torbellino hormonal que desemboca en un hecho físico palpable. En el lado femenino, también el poder del pensamiento asociado al erotismo se convierte a menudo en hechos físicos, demostrando la capacidad del pensamiento para crear situaciones placenteras… o adictivas. Los más firmes defensores del poder de la visualización llegan a proponer que se puede obtener a través de ella casi todo lo que deseamos.

¿QUE ES UNA ONDA DE FORMA?

Muchos científicos y físicos cuánticos reconocen el poder de transmisión en cualquier forma simple geométrica o como un diseño ondulado de un rastro de energía, es un ONDA DE FORMA simple. Puede tener un patrón geométrico o puede ser un gesto de pincel simple como una onda que contiene el significado completo, la intención y la energía de un momento dado de intensidad mientras da forma a la realidad y puede tener en su ser todas las cualidades que lo crearon. Es una semilla de fractal energético que dada la situación correcta continuará su crecimiento y multiplicándose. Éstas son modelos y formas que crean la energía y transmiten los patrones específicos, del pensamiento, nosotros hemos estado usándolos en los templos, las iglesias, logotipos, publicidad y podemos reconocer inmediatamente la armonía y desarmonia en ellos. Ciertos modelos de la geometría sagrada parecen actuar recíprocamente con su entorno armonizando y estabilizando sus moléculas, como si organizara los átomos y electrones. Puede significar que un cierto diseño de geometría YANTRA de ENERGÍA puede polarizar las partículas e incluso podría purificar el agua, aumentando las cualidades y la armonía en su entorno.

Mario Liani

Anuncios
Vídeo

5 Tips For Following the Internal Call for Light

11 Nov
Help The Universe Lead You Where You Need To Go With These Tips From Kyle Gray
Right now, more than ever, there’s a great call from the universe for light. It’s a call that we can all feel in some way or another. It’s that feeling inside that says, there’s got to be a better way, and that need for us to become the most positive and loving person we’ve ever been.
I believe a soul that hears the call is a light worker. It’s a person who has begun to recognise all of these feelings and become open to what can only be defined as guidance. A light warrior is a person who decides they’re going to do something about these feelings and ultimately acts upon them.
It takes a great deal of courage to be the best person you’ve ever been. It also takes a huge deal of courage to begin changing the way you’ve always thought and lived. That’s why you’re a warrior – because it’s about recognising the strength you have, and the strength you were born to share with the world.
Often, we hear this call and feel these feelings but, ultimately, many of us find ourselves stumped about what to do next. We get this intuition that our angels and guides are sending us signs and signals, but we often don’t know what the message is or, even more so, how to respond.
When I first started to develop my spiritual practice and connect with the angels, I decided I was going to do this in a way that felt authentic and real for me. I developed my relationship with the universe (God/Divine) and my guides (angels) like I would a friendship. I would (and still do) speak and communicate with them all the time, sharing how I felt and what was going on for me as if I was telling a best friend all the latest that had been happening in life.
I found the more I shared and the more I communicated directly to whom I felt was doing the guiding and talking to me, the more I would experience intuitive hits on what to do next and where to go next. It was as if my path was being taken care of for me.
If you keep receiving signs or feel like you’re receiving a message from heaven, but ultimately don’t know what it is – there is a fundamental message that’s coming to all light bearers at this time:
‘YOU ARE NOT ALONE.’
When we receive signs, feathers, numbers and messages, it’s the angels and universe telling us that we’re not alone and shouldn’t need to feel like we’re alone. Therefore, it’s not our job or role to figure out the whole plan – we just need to acknowledge that we’ve heard the call and that we’re willing to fulfil the mission.
The universe can’t lead us to where we need to be next unless we give it permission. When we acknowledge the message first, and then say we’re ready to be led – angels of golden energy fly before us and light up the way.
Here are my essential tips for following the internal call to make a healing difference:
1. Acknowledge the signs and messages you feel you’re receiving. 
Many people spend time and energy wondering if a sign is real or just a coincidence. Often this is because you don’t feel worthy of a divine connection and so ask yourself: ‘What makes me so special?’ The truth is it’s because you have a kind heart and are willing to make a difference. There are no coincidences in life – there are only ‘God-incidences’. Even if a sign doesn’t make sense, just let your angel crew know it has been received.
Say something like: ‘Hey, angels and universe – thank you for the signs and messages today. I have received them loud and clear! Today, I am remembering I AM not alone!’
2. Don’t worry about plans – let spirit be your GPS. 
Once you’ve heard a call or feel like you’re being asked to make a difference, the ego likes to get loud and can try to divert you from your soul-based mission. When you begin to get worried about plans and working out how you’re going to make it all happen – ultimately the ego is running the show. I have found that when you decide to step back and let the divine lead, you’re allowing everything to unfold exactly as it needs to. Here’s my ‘Warrior Heart Prayer’ to help you:
Divine presence,
I am ready to know you like never before.
Like a spark of like within my heart.
I give you permission to lead the way.
3. Realise that what you do for you is what you offer to the world. 
When you begin to make steps towards fulfilling the call for light – to be the best you can be and essentially overcome your own challenges – an egoistic curveball often follows. This curveball is the feeling of ‘not doing enough’, and it’s a voice of comparison. A part of you may think you need to do more, but realise the universe isn’t working against the clock – it has no urgency and is trusting of you. Realise that as you work through your own fears – you’re removing fears and darkness from the world.
4. Ask to be of service in a way that serves you! 
The universe and angels respond to our prayers literally. That means if you ask for something – in some form or another – usually you’ll get it (especially if you know it’s possible). The biggest mistake light workers have made in the past has been asking to be ‘used’, and many find themselves in positions where they feel overworked, unappreciated and drained. The path of a light warrior is about honouring the self in order to honour and serve the world – so I have found asking to be of service in a way that serves joy, contentment and happiness to be the way forwards. I’ve also instructed some people to consider including serving their bank balance in this prayer too – we were not born to suffer!
Thank you, universe and angels, for showing me how I can be of service to the healing of the world in a way that serves me, my joy, my contentment and my happiness. I am ready to walk the path of light and abundance.
5. If you need more clarity – ask for it! 
When you follow the path of light, you’re not supposed to be in the dark. If you feel like something doesn’t make sense, or there seems to be a lesson or challenge that you can’t quite figure out, ask for clarity. Your angel team are your friends, your cheerleaders and your supporters – if something feels strange, ask them to shed their light on it and they absolutely will.
You were not just born for purpose – you were born ON purpose. When you feel the light calling you, know that you have been recruited because you have gifts that can help heal the world. Let your light lead you towards a life of fulfilment.
Kyle Gray has had  s from an early age. When he was just four years old, his grandmother’s soul visited him from the other side. Growing up, Kyle always had an ability to hear, feel and see what goes beyond the natural senses, which eventually led to him discovering the power and love of angels in his teens.
Vídeo

Quelle est ma mission dans la vie

1 Nov

Plusieurs personnes attirées par la spiritualité veulent se sentir chargées d’une mission. Pour ma part, je n’aime pas trop ce mot qui dénote souvent la présence de l’ego. Pourquoi ? Parce que les gens croient en général que leur mission est d’aider les autres.

J’ai appris au fil du temps que nous sommes tous sur cette planète pour notre propre évolution et non celle des autres. J’ai souvent entendu ces phrases:

  • Ma mission est d’aider ma famille. En tant qu’aîné, je dois remplacer mon père qui est décédé quand j’avais 15 ans.
  • Ma mission est d’aider les gens âgés à faire face à la mort.
  • Ma mission est de m’occuper des sans-abris.
  • Ma mission est de répandre plein d’amour autour de moi.
  • Ma mission est d’être la meilleure maman au monde.
  • Ma mission est de guérir les gens, car j’ai découvert que j’avais un don de guérison.

Et vous, quelle est votre mission ? Le danger à croire que nous sommes sur cette planète pour les autres, c’est que lorsqu’ils vont bien, on est porté à s’en attribuer le mérite. Si les résultats ne sont pas tels qu’escomptés, nous sommes portés à nous croire fautifs, à nous culpabiliser et même à nous promettre de ne pas recommencer. Vous pouvez donc constater que de se croire chargé d’une mission ne peut que nourrir votre ego.

À la lecture de ces lignes, vous pensez peut-être : mais n’avons-nous pas une raison majeure de nous incarner ? Vous avez raison. Tous les humains ont en réalité la même raison d’être, la même mission. Le dictionnaire dit qu’une mission est « une charge donnée à quelqu’un d’accomplir une tâche définie ». Notre mission/tâche définie est de vivre toutes nos expériences dans l’acceptation, dans l’amour véritable. Nous avons donc à nous réincarner tant et aussi longtemps que nous n’avons pas atteint ce but.

Vous saurez que vous agissez selon cette grande mission quand vous ne vous sentirez plus coupable et que vous ne culpabiliserez plus les autres. Même si vous n’êtes pas d’accord avec une situation ou une personne ou que vous ne comprenez pas, vous serez dans l’acceptation.

Pour arriver au but, chaque personne a un plan de vie différent à chaque incarnation. Il est impossible de connaître le plan de vie d’une autre personne. Tout dépend des besoins de son âme et où cette dernière est rendue dans son évolution vers l’amour véritable. Ce plan est décidé dans l’au-delà avec l’aide de notre guide spirituel. Nous faisons ensuite des choix en fonction de ce plan. Par exemple, nous devrons être un homme ou une femme, naître dans tel pays, évoluer dans un environnement précis, choisir notre prénom, notre date de naissance, nos parents, les personnes qui partageront notre vie, avoir un ou plusieurs enfants ou ne pas en avoir, avoir un handicap ou non, etc. Dans un même plan de vie, il y a également des incidents majeurs qui seront impossibles à contourner, c’est ce qu’on peut appeler le DESTIN.

Cependant, souvenons-nous qu’un plan de vie, même bien défini, n’est pas toujours suivi à la lettre, comparable à un plan de carrière par exemple. Nous attirons toutes sortes de situations et de personnes tout au long de notre vie pour nous aider, mais on ne peut savoir d’avance comment nous réagirons face aux événements et aux différentes personnes.

Un excellent moyen pour découvrir votre plan de vie consiste à regarder ce qui s’avère pour vous très facile et très difficile à vivre. Ce qui est facile fait partie de ce qui vous aide à avancer et ce qui se révèle difficile fait partie de ce que vous avez choisi de venir régler dans cette vie. On peut conclure que ce qui est facile pour vous devrait être utilisé pour gérer ce qui s’avère plus difficile.

Je vous suggère fortement de demeurer en contact avec votre raison d’être principale et d’accepter que chacun de nous est sur cette planète pour l’atteindre. Personne au monde n’a le pouvoir «d’arranger » le plan de vie des autres. Vous ne pouvez que les encourager, les aider du mieux que vous pouvez en respectant vos limites et ce, sans aucune attente. Leur plan de vie n’est pas sous votre responsabilité.

Si vous avez une nature serviable et voulez sans cesse aider les autres, n’oubliez pas que vous le faites POUR VOUS. Demandez-vous ce que vous apprenez en rendant service, ce que cela vous apporte. Par exemple, l’aînée d’une famille de cinq enfants, dont la mère était toujours malade, croyait que sa mission était de remplir les fonctions de celle-ci. Elle a découvert que son plan de vie était d’apprendre à être bien même quand ceux qu’elle aime ne le sont pas et de ne pas se sentir coupable lorsqu’elle décide de répondre à ses propres besoins. Sa vie a changé lorsqu’elle a enfin compris que tout ce qu’elle faisait pour sa famille et sa façon d’être avec eux lui servait à s’aimer et aimer les autres d’une façon inconditionnelle.

Et vous, quel est votre plan de vie ?

LISE BOURBEAU

 

 

 

 

Vídeo

REGRESIÓN A VIDAS PASADAS – Brian Weiss

23 Oct

 

El estado de concentración relajada es completamente normal y, por lo tanto, no entraña ningún peligro. Siempre que lo desee, puede regresar al estado de conciencia plena. Es muy importante tener presente los aspectos siguientes:

1. Resulta imposible quedar atrapado en el estado hipnótico, pues sólo se trata de un tipo de concentración. Usted puede abrir los ojos y terminar el proceso en cualquier momento

2. Usted siempre tiene el control.

3. Es imposible que haga algo en contra de su voluntad o sus principios.

4. Nunca dirá o hará algo en un estado de inconsciencia, pues la hipnosis no es como estar dormido. La persona hipnotizada es consciente en todo momento de sus pensamientos, y su subconsciente permanece activo y despierto

5. La hipnosis es como soñar despierto, no como estar anestesiado. Lo único que tiene que hacer es mantener una actitud receptiva y sin prejuicios. No tiene nada que temer o perder, y lo que obtendrá mejorará en gran medida la calidad de su vida. Recuerde que si algún recuerdo o experiencia que perciba mientras escucha el CD lo hace sentirse incómodo, puede flotar por encima de la escena y observarla desde la distancia, como si viera una película. También puede abrir los ojos y terminar la meditación en cualquier momento. Sepárese de las emociones. Mantenga siempre el control de la situación. Si por el contrario, se siente cómodo durante la regresión, preste atención a todos los detalles, ya sean visuales o de otro tipo. Le sorprenderá lo que puede experimentar y aprender. Los miedos y los trastornos que padece en la actualidad disminuirán de una forma espectacular y es probable que perciba su verdadera naturaleza espiritual. Antes de empezar a escuchar la grabación, acuéstese en una cama o siéntese en un sillón cómodo; si la ropa le aprieta, aflójesela. Asegúrese de que no haya distracciones ni interrupciones. Quítese los zapatos, las gafas o los lentes de contacto. Relájese por completo. No cruce las piernas. Si la música lo tranquiliza, puede poner un fondo musical suave. Como alternativa, puede hacer que un amigo le lea el texto en vez de utilizar la grabación.

 

¿Qué es una Regresión a Vidas Pasadas?

Es un procedimiento mental, normalmente ejecutado bajo hipnosis clínica, el cual le permite a la persona regresar a un evento que ocurrió en el pasado, sea en esta vida o en vidas anteriores. Cuando la persona visita eventos de esta misma vida se le llama simplemente “Regresión”, pero cuando visita eventos de vidas anteriores se le llama “Regresión a Vidas Pasadas”, incluso aunque también visite eventos de esta vida durante la misma sesión.

 

¿Para qué sirven las Regresiones a vidas pasadas?

Para llegar fácilmente a la raíz del problema y eliminarlo en casos en los cuales una persona está padeciendo de algún tipo de desorden, sea físico o emocional y no responde a los tratamientos tradicionales tales como la medicina y los tratamientos psiquiátricos.

 

¿Qué curan las Regresiones a Vidas Pasadas?

Todo problema cuya raíz se sospeche que podría ser un evento traumático de una vida anterior es un buen candidato para probar con las Regresiones a Vidas Pasadas.

 

¿Cuáles son los beneficios de las Regresiones a Vidas Pasadas?

Son tantos que es imposible siquiera comenzar a describirlos por lo cual me voy a limitar a los más comunes que son:

Sanación de problemas emocionales de origen desconocido o extraño tales como depresión, ansiedad, ataques de pánico, fobias, problemas recurrentes tales como relaciones personales con un patrón negativo y repetitivo, imposibilidad para perder peso a pesar de usar dietas y medicamentos que a otros les han funcionado, disfunciones sexuales tales como la imposibilidad para tener orgasmos y el dolor durante la penetración, impotencia sexual, sueños y pesadillas recurrentes y muchos, muchísimos otros.

También sirven enormemente para ayudar a avanzar en consciencia a aquellas personas que tienen objetivos de crecimiento espiritual y personal. Esto es así porque al visitar otras vidas, con frecuencia existe la posibilidad de visitar también los planos espirituales elevados, con lo cual la persona podría encontrarse con sus ángeles guardianes, con sus guías y maestros espirituales y con los seres queridos que han desencarnado anteriormente, obteniendo de paso información extremadamente valioso para su proceso de vida actual y por lo general recibiendo regalos espirituales que de otra forma la persona no hubiese podido acceder mientras se encuentra en un cuerpo físico.

Por ejemplo, una persona podría recibir un don espiritual de sanación, información sobre su misión de vida, un ángel temporal o definitivo que lo ayudará en una labor específica de su vida, una energía de sanación o armonización que suele ser tan intensa que hasta los más densos la sienten circular por su cuerpo y muchos otros más.

 

Usos comunes de las regresiones a vidas pasadas

Las Regresiones a Vidas Pasadas son útiles para demasiados padecimientos, tantos que tendría que escribir no un artículo sino un libro, pero mencionaré algunos de ellos para que mis lectores se hagan a una idea de qué pueden esperar y les sea más fácil responder a la pregunta de si les sería útil en su caso específico:

Miedo exagerado o Fobia a Volar en Avión: Con mucha frecuencia es producida por una muerte violenta en una vida anterior al ser arrojado por un precipicio y cosas por el estilo. La visita a estos eventos con el uso de las Regresiones a Vidas Pasadas suele solucionar de forma definitiva este tipo de problemas.

Miedo o Fobia a las Alturas: Es el mismo caso anterior pero no necesariamente se presentan juntas. Una persona puede tener un tremendo miedo a las alturas y sin embargo disfrutar el volar en avión. Sea cual sea el caso la terapia regresiva les es útil.

Otros miedos exagerados y fobias tales como la fobia a los ratones, a las cucarachas, al agua, la fobia a los lugares cerrados, a la oscuridad, a los lugares abiertos, a las partes sexuales, fobia al sexo en general y de hecho para casi cualquier clase de fobia.

Pesadillas y Sueños Recurrentes: Es muy común en mi consulta que una persona que lleva años teniendo una pesadilla descubra que la escena fue real y que la vivió en otra vida. La ventaja de visitar estos eventos es los síntomas tienden a desaparecer inmediatamente.

Relaciones Personales con Patrones Negativos y Repetitivos: Es demasiado frecuente que vengan a mi consulta personas que siempre terminan comprometidas con el mismo tipo de compañero de vida, por ejemplo con adictos, con personas violentas o infieles, con mentirosos o con personas a las cuales no les gusta divertirse de ninguna manera.

Estos patrones tienen sus raíces en la mente inconsciente y por lo general al hacer Regresiones a Vidas Pasadas se encuentra la causa del problema y se soluciona.

Dolores Inexplicables: Este caso es más común de lo que parece. Muchísimas personas sufren de dolor de espalda baja, dolores abdominales y el más especial de todos, el dolor en el corazón. Con enorme frecuencia descubrimos en consulta que estos dolores tienen sus raíces en una experiencia traumática de otra vida y lógicamente se resuelven con las sesiones.

Problemas Sexuales: Muchos problemas sexuales que son tratados y no mejoran, resultan siendo causados por experiencias de vidas pasadas. Estas experiencias suelen ser traumáticas y con frecuencia violentas, tales como violaciones y asesinatos. Por ejemplo una persona a la cual la violaron varios hombres antes de torturarla y asesinarla, podría encontrarse en esta vida con que no es capaz de disfrutar su sexualidad y con que no disfruta el contacto sexual. Esto es así porque la mente inconsciente está tratando de evitar cualquier evento que tenga similitud con aquel que la aterrorizó en el pasado.

 

¿Por qué curan las Regresiones a Vidas Pasadas?

En el momento en el que una persona es sometida a un estado de miedo exagerado, como por ejemplo cuando su vida es amenazada, el inconsciente toma el control con el fin de que la parte más primitiva de nosotros sea la que se defienda. Es por eso que bajo un estado de rabia decimos cosas de las cuales después nos arrepentimos, porque el consciente en ese momento está parcialmente desconectado. Este es un mecanismo de defensa de la naturaleza. Entonces el evento traumático queda almacenado en el inconsciente y la mente consciente no recuerda qué fue realmente lo que sucedió, entonces de allí en adelante el inconsciente tomará decisiones basado en la información que tiene allí guardada. Por ejemplo:

Una persona que murió de hambre en una vida pasada, podría comer exageradamente en esta vida y por ello no lograr adelgazar. Lo que el inconsciente está tratando de lograr con esta forma de actuar es protegerla impidiendo que muera de hambre. Para ello se asegura de que acumule reservas, es decir, grasa.

Entonces, cuando en el estado de regresión la persona visita este evento traumático, queda al descubierto la memoria que estaba oculta y con base en la cual se estaban tomando decisiones arbitrarias, porque el consciente está atento durante la regresión y en el momento de revivir este evento lo registra en la memoria consciente. A partir de allí el inconsciente ya no puede continuar tomando las decisiones que estaba tomando. Es casi como si le diese vergüenza continuar participando en ese acto que el consciente durante la regresión ya analizó y lo encontró inadecuado.

Desde luego que durante la regresión el hipnoterapeuta aporta elementos valiosísimos para completar la sanación, pero la base sobre la que se fundamenta no es otra que el descubrimiento de la memoria escondida.

 

¿A quién le sirven las Regresiones a Vidas Pasadas?

A casi cualquier persona que esté presentando síntomas sean de tipo físico o emocional y que al visitar a los especialistas en las áreas relacionadas ha sido encontrada totalmente sana. Igualmente a aquellos que a pesar de utilizar los medicamentos y/o procedimientos apropiados para solucionar su problema se encuentran con que no responden a los tratamientos de la forma esperada.

 

¿Cómo se hace una Regresión a Vidas Pasadas?

Durante la primera parte de la consulta yo le formulo a la persona preguntas relacionadas con su niñez, su pasado, sus relaciones familiares y personales y en forma general sobre el tipo de problemas que está presentando. Esto produce información muy útil para luego poder guiar a la persona durante los procesos Regresivos.

Luego paso a entrenar a la persona para que sepa cómo actuar durante la Regresión. Este punto es extremadamente importante incluso con personas que ya han recibido este tipo de ayuda en el pasado.

Finalmente introduzco a la persona en Regresión, bien sea a través de un proceso de relajación progresiva, a través de masaje corporal o con la ayuda de la Hipnosis. Qué herramienta es más útil dependerá de cada caso y definitivamente tomo en cuenta las preferencias personales.

Durante la Regresión yo me encargo de mantener a la persona consciente, incluso en los casos en los cuales se utiliza la Hipnosis como vehículo para acceder al estado regresivo. Esto es así porque el consciente es el que produce la sanación, entonces yo me aseguro de que la persona recuerde absolutamente toda la sesión sin importar lo profundo que entre en el trance hipnótico.

 

¿Cómo es la experiencia, qué se siente, qué puede suceder especial durante una Regresión a Vidas Pasadas?

Las Regresiones son una de las experiencias más maravillosas que una persona puede vivir. Ellas aportan un estado de consciencia cuyo nivel de paz y de conexión espiritual suele ser incomparable y con frecuencia proveen acceso a lo que yo llamo las Proyecciones Espirituales que son otro estado de consciencia aún más avanzado, en el cual el consciente de la persona es dirigido a los planos superiores para tener encuentros angelicales y en algunos casos incluso con seres de jerarquías superiores.

Es en parte por esto que toda persona debería darse la oportunidad de participar en tres o cuatro Regresiones a Vidas Pasadas al menos una vez en su vida.

Con respecto a cómo se vive la experiencia de visitar esas memorias, es muy común que la persona se asombre del realismo de la experiencia así como de la lógica del trauma, la cual suele ser absurda desde el punto de vista práctico, pero muy lógica desde el punto de vista de una mente infantil. Es por eso que con frecuencia al inconsciente se le llama el niño interior.

Es muy frecuente que durante una sola sesión se visiten varios eventos e incluso varias vidas. Igualmente es muy común que la persona pase de eventos de esta vida a eventos de vidas pasadas y viceversa.

Adicionalmente, el cuerpo físico es afectado por la experiencia desde el punto de vista de la percepción. Por ejemplo, alguien que revive un evento en el cual lo están arrojando desde un abismo, sentirá en su abdomen el vacío tal como si estuviese efectivamente cayendo. Parte del compromiso del Hipnoterapeuta es trabajar con estas respuestas y reprogramarlas, por ejemplo para que la persona las disfrute en lugar de aterrorizarse con ellas.

Yo utilizo muchísimo una técnica que recibí de mi Maestro Interno que consiste en sacar la energía acumulada tanto en el cuerpo físico como en el energético. Esto lo hago con el uso de masaje a los puntos o áreas afectadas, lo cual produce un nivel de limpieza aun mayor que el que podría producirse solo con el procedimiento mental de Regresión.

 

¿Necesito entrar en Hipnosis para poder tener Regresiones a Vidas Pasadas?

No. Las Regresiones son un estado mental al cual se puede acceder por varias avenidas. En mi caso particular suelo tener muchísimo éxito al ayudar a las personas a entrar en el trance regresivo con el uso de la relajación y también a través del masaje corporal.

El trauma deja sus raíces en la persona no solo a nivel mental sino también físico y energético, por ello, si se tiene la sensibilidad energética suficiente para percibir estas energías, será fácil poner a la persona en trance de Regresión al estimular con masaje los puntos o áreas relacionados con el trauma que se está buscando sanar.

 

¿Qué puedo esperar después de una sesión de Regresión a Vidas Pasadas?

La mayoría de las personas experimentan varios días de mucha paz y de disfrute de la vida. Igualmente casi siempre se desencadena la resolución de viejos conflictos en la vida del sujeto, por lo cual puede ser normal el tener roces con las personas cercanas, pero esto siempre produce efectos positivos, especialmente si se maneja con altruismo e inteligencia.

Con demasiada frecuencia se producen cambios en la vida de la persona. Muchos de ellos tan dramáticos que suelen tener dificultades para creer que son consecuencia de las Regresiones, pero en efecto si lo son.

Por ejemplo, una persona que tenía un jefe insoportable a la semana de haber tenido su primera Regresión me reportó que ascendieron a su jefe, enviándola a una ciudad diferente y colocándola en otro departamento dentro de la empresa por lo cual nunca más iba a tener que tratar con ella. Un hombre de cuarenta y cinco años que llevaba un poco más de año y medio sin lograr conseguir empleo recibió una llamada cuando se estaba despidiendo de mí en el pasillo de mi consultorio. Era para una entrevista de trabajo. Al día siguiente me llamó para decirme que le habían dado el empleo. Una mujer cuyo esposo le manifestaba en todas las formas posibles su falta de afecto y valoración, a la semana siguiente de la primera Regresión me contó que su esposo estaba cambiando de forma positiva e inexplicable.

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

Vídeo

Why You Should Love Your Body Like Your Best Friend

2 Oct
How To Make Peace With Your Body
Mel WellsLoving your body’ isn’t about looking in the mirror and trying really, really, really hard to love those parts of your body that you’ve spent years trying to get rid of. Nor trying to make it look like someone else’s body – a celebrity’s, a girl on Instagram’s, or your former 20-year-old self’s.

This is the stuff that really sticks.

Treat your body like she’s your best friend. Respect her, honour her, listen to her.

Start to think of her like she’s one of your besties. A girlfriend that you have so much love for that you would never disrespect her. You would never want anyone to hurt her, and looking after her and making sure she’s safe are of upmost importance to you. Maybe instead of a girlfriend it’s your mum, your sister, or your daughter.

Your feelings for her run so much deeper than just what you see on the outside.

(Can you imagine if we loved our best friends, mums, daughters purely because of the way they looked?! If they gained a few pounds or felt bloated would we suddenly turn our backs on them and disown them?! Of course not, don’t be so ridiculous, I hear you cry.)

This love between girlfriends is a real deep love, respect and honour.

This is how we should love ourselves.

This is the love we should have for our body.

It means sticking with your body through thick and thin, listening to her, trusting her innately, respecting her, loving her through and through, and not ignoring her when she’s shouting at you. It means being your body’s cheerleader when she’s feeling rough, and championing her when she’s feeling fab.

Loving your body also means not talking down to her.

Would you talk to your daughter, your mum, your best friend in the same way you talk down to yourself?

Talking to ourselves…they say it’s the first sign of madness… yet we all do it. Whether you’re muttering to yourself while driving or running a subconscious mental dialogue, it’s totally normal!

But the important question is how do you talk to yourself?

That little running commentary in your head isn’t always kind, especially when you’re in certain ‘trigger scenarios’ – in the shop changing-room, in a mirror, even in the bathtub or just getting dressed in the morning.

Have you ever found yourself insulting your body, or calling yourself names for being lazy, or useless – or berating yourself for still carrying around those extra 10lbs?

Would you ever say those things to your best friend? Of course not!

All those insults and cutting judgements about ourselves and our bodies wouldn’t even cross your mind! If you ever spoke to them the way you speak to yourself, they’d probably be so hurt and offended! So why speak to yourself that way?

The longer we talk down to ourselves, the longer we stay imprisoned in body jail, so use the following three steps to upgrade your self-talk.

1. Catch yourself in the act when you are talking down to yourself.

2. Change the script in your head.

3. Be kind, forgive yourself and drown out negative or hateful thoughts with love and compassion. You deserve it and you are enough. Just as you are.

You and your body should be working as a team, rather than you fighting against her.

When you respect your body, she will reward you with a life beyond your wildest dreams.

For many of us this means undoing a whole lifetime of body obsession or feeling like we are always judged on our appearance. Learning to love your body is something that takes time and daily effort.

Love your body even if you’re not in the best shape of your life.

If you’re not in the best shape of your life right now, maybe you’re struggling to love your body, because you’re constantly comparing yourself to how you used to look.

As a former model I can totally relate to that. I have spoken to athletes and personal trainers who have said the same thing. But it applies to all of us. If you’ve spent a time in what you consider to be great shape, and now you’re not ‘there’ – it can be a real struggle to convince yourself that you don’t need to get back ‘there’.

When I was in ‘the best shape’ of my life – or what I considered to be – I was miserable with how I looked and constantly scrutinizing myself – way more than I do now.

It’s completely fine for you to love your body AND want to make your body the best she can be!

The key is to do it all from a loving place to begin with.

Your body now is your body now. There is no going backwards, no rewinding the clock, only moving forwards.

Living in the past or striving for an old version of yourself will always be a losing battle. How can your body best support you right now, and indeed, in your future?

Only loving your body when she’s in the best shape is like only loving your kids when they are best behaved.

Be your number one fan:

Be proud of yourself.

High-five yourself when you achieve something awesome. (In your mind that is; you don’t want to look crazy.)

Tell yourself how proud of YOU you are.

Champion yourself.

Give yourself pep talks.

Be your own cheerleader.

You are one sassy lady.

And you’ve got this.

Mel Wells is a coach and mentor, and received her training at The Institute of Integrative Nutrition, New York. The founder of ‘The Green Goddess Life’, she has started a movement amongst women worldwide to help them quit dieting, start loving their bodies and live an outrageously abundant lifestyle that they can’t help but fall in love with. Previously a successful actress and model, Mel personally struggled with brutal eating disorders for over 6 years, and created a unique method to heal herself and change her attitude to food. It is now her absolute mission to help as many women as possible have good, healthy relationships with themselves and the food they are putting into their bodies, so they never find themselves starting a new diet, and failing a new diet, ever again. www.thegreengoddesslife.com

A New Perspective on Self Love

 

 

 

Vídeo

Arquitecto de Sueños – Crecimiento Personal: Dime que te duele y te diré que piensas

29 Sep

 

Vídeo

Consejos para mejorar nuestra vida espiritual con Julio Bevione.

17 Sep

Principios y finales

Me encantan los finales. Cada vez que lo digo en voz alta, algunos piensan que bromeo y otros, que lo que me gusta es el drama de esos momentos. En realidad, me gustan los finales porque estoy convencido que cada final, está continuado por un nuevo principio. Y que todos los cambios son favorables. Todos.

El miedo que trae un final, se mantiene porque especulamos que nada de lo que sigue será mejor. Quizás nublados por la culpa de lo no hecho, la frustración de lo que no fue, o simplemente como nos sentimos cómodos con lo que nos está sucediendo, nos negamos a ver más allá para descubrir que lo que sigue también está repleto de oportunidades.

En mi vida he conocido todo tipo de finales. Los geográficos con sus mudanzas, los generacionales con las edades, los financieros, los sentimentales, de relaciones laborales, los internos y hasta de creencias. Y todo final amenazó con ser negativo. Pero ante cada amenaza, me detuve. Y en esa quietud, pude reconocer cómo detrás de cada partecita vieja que caía, algo nuevo aparecía. Nuevo y mejor.

De lo que se va, nos queda la experiencia. Nada ocurre sin un propósito. Pero cuando ya tenemos la experiencia en la mano, la vida se lleva el resto. Quizás por eso, a veces, seguimos circulando por situaciones parecidas. Porque si no tomamos la experiencia, la vida sigue repitiéndola hasta que la logremos ver y asimilar. Y pareciera que cambiáramos, pero solo hay finales y nada nuevo comienza, solo repetimos. A veces con otras caras, en otros lugares, pero repetimos.

Cuando el próximo final se acerque, estemos atentos a lo que sucede con nosotros. Observémonos. Pongamos atención en apoyar ese final aceptando lo que ya no es, lo que se va. Pero no demoremos en abrir la mirada amplia hacia adelante. Porque siempre, siempre hay más.

Tips para llevar una vida más espiritual por Julio Bevione

 

El camino espiritual

Suelo encontrarme con personas que tratando de hacer un camino espiritual, devoran libros y buscar graduarse en uno y otro método. Pero también veo en algunas de ellas la ausencia de libertad, de paz y, aún más, de alegría, que serían la retribución que quienes hacen el camino espiritual pueden gozar. ¿Qué están haciendo, entonces?

Hacen lo que saben, lo que vieron y lo que pudieron hacer. No están equivocados, porque su búsqueda es honesta. Pero, quizás, el error está en el lugar donde están buscando. El espíritu vive en nosotros, por lo que todo intento de buscarlo en voces de otros, experiencias ajenas y fórmulas que no incluyen lo interno, solo nos desvían de camino. Un camino que tarde o temprano haremos, porque es inevitable que en nuestra vida, al menos un instante, sintamos la inconmensurable presencia que habita en cada uno. ¿Para que demorarnos?

No está en un lugar especial en el mundo.
No hay una filosofía universal que sea la correcta.
No hay un gurú que encierre toda la sabiduría.

El camino es individual, se hace poco a poco, usando como norte la energía del amor y como camino nuestra experiencia cotidiana. Sin escapar de nada ni de nadie, sino permitiendo que todo lo que vivimos nos hable de nosotros. Viéndonos en cada mirada. Volviendo a nosotros cada vez que nos perdamos en las vidas ajenas. Regresando al presente cuando el pasado o el futuro nos entretengan. Eligiendo, con voluntad y conciencia dejar pasar todo lo que no sume a la energía del amor. Eligiendo, con voluntad y conciencia, todo lo que nos sostenga en la energía del amor. Disfrutando de lo que la vida nos da en este momento mientras observamos las especulaciones hasta que pierdan fuerza. Eligiendo otra vez vivir en paz cada momento en que la perdemos. Haciéndonos cargo de nuestra grandeza para ejercerla en cada acto. Es decir, no confundiendo la humildad con la idea de nuestra imposible pequeñez. Y, sí, con humildad, reconociendo que mientras estemos caminando por este mundo, el error será una forma de aprendizaje. Un aprendizaje que es constante. No por falta de sabiduría, sino porque andamos muy distraídos. Cada vez más.

Saber menos, sentir más. Confiar en la fuerza que nos mueve y quitarle fuerza a las ilusiones que nos distraen. Tener voluntad de hacer el trabajo del amor en cada paso. Volver a hacerlo cuando nos olvidemos. Y seguir andando. Que nada de este mundo puede igualar a los regalos que sólo el espíritu puede darnos.

Compilación realizada por Lorena Lacaille.