Archivo | Árbol genealógico RSS feed for this section

Sobrepeso, Obesidad, Colesterol ¿Qué conflicto emocional hay detrás?

18 Ago

Hablamos principalmente de: “Tener que PROTEGERME”, “sentirme abandonado”, como conflicto estructurante, y del “CONFLICTO DE SILUETA”, por el que cada día nos reafirmamos nuestra obesidad al mirarnos al espejo y desvalorizarnos diciéndonos que no nos gusta lo que vemos.
Habrá que tener en cuenta siempre en qué zona se localiza la obesidad o dónde empezó y desde cuándo.

Nadia Giraudo: Existen cinco conflictos biológicos que programan la obesidad y el sobrepeso. A esos cinco conflictos hay que agregarle la posibilidad de que la obesidad tenga un origen glandular, para lo cual hay que arreglar primero el conflicto relacionado con las glándulas y luego el de la obesidad en sí misma.
El tejido que se altera para manifestar la obesidad es la hipodermis, Mesodermo antiguo = PROTECCIÓN (las grasas). Debemos siempre partir, al igual que en todas las demás enfermedades, con la lógica de supervivencia: ¿Para qué me sirve tener tanta grasa? La respuesta racional es normalmente “para amargarme la vida” pero hay que encontrar la utilidad inconsciente, la que el cerebro podría utilizar para un programa de supervivencia.

21_sobrepeso

 

 

 

 

 

La obesidad o sobrepeso se genera como respuesta de supervivencia a los siguientes conflictos:
-El Conflicto de ABANDONO
-El Conflicto de sentirse BAJO AMENAZA
-El Conflicto de SILUETA (desvalorización estética)
-El Conflicto de LACTANCIA TRUNCADA O MAL VIVIDA
-El Conflicto de lDENTIDAD
-El conflicto de RECHAZO AL CONTACTO SEXUAL

Su sentido biológico, su lógica de supervivencia es la “PROTECCIÓN”, ya que, más allá de lo que podemos deducir de forma práctica, podemos ver también que desde el punto de vista biológico/embriológico, el tejido adiposo deriva de la misma capa embrionaria que las serosas (Mesodermo Antiguo), las cuales tienen finalidad de protección de los órganos (lo correspondiente al desarrollo de las capas embrionarias y su relación con los conflictos emocionales que las afectan, se desarrollan en otro capítulo del libro y por eso no está en este extracto).

Beneficios psico-biológicos de tener sobrepeso:
La grasa proporciona varias utilidades al ser humano, pero… ¿Por qué almacenar en forma de grasa y no de músculo o de hueso por ejemplo?
– Porque la grasa es más voluminosa y menos pesada de transportar que los huesos o los músculos. Es más liviana, puedo cargar más.
– Es también el mejor material para no pasar desapercibido, para que me vean.
– Permite una mayor combustión (más reserva de energía en una misma superficie):
1 glúcido = 4 calorías
1 prótido = 4 calorías
1 lípido = 9 calorías
– Es aislante, lo que evita la pérdida simbólica del calor humano que me ha faltado.
– Al mismo tiempo, al ser aislante, nos ayuda a “aislar” y proteger a nuestros órganos internos. Protege varios de mis órganos vitales sin ser esta grasa un órgano vital si se viera atacado. Es decir que protege real y simbólicamente de un contacto que podría resultar peligroso.

CONFLICTO DE SENTIRSE “BAJO AMENAZA”

En la naturaleza, dos animales frente a frente, listos para el combate, primero van a recurrir a impresionar a su enemigo: todos los animales se hinchan, se erizan, se paran en dos patas para mostrar una mayor altura, los pájaros abren sus alas, etc.. El objetivo de tal acción es evitar, en lo posible, el combate, llevando al adversario a desistir.
En la naturaleza, el combate no es algo muy popular en ningún animal y la razón es muy simple: cualquiera sea el resultado del combate, incluso el vencedor puede resultar lesionado y transformarse en presa fácil.
Los lobos, por ejemplo, cuando pelean por la supremacía de la jauría, se tiran dos o tres mordiscos nada más. Eso les alcanza para saber si el adversario es más rápido o más fuerte. Inmediatamente, aceptan la supremacía del adversario cuando deben hacerlo: la prioridad es la supervivencia de la especie, de la jauría y del individuo, no el dominio del clan.
Entonces, en el hombre, que no tiene plumas ni puede erizar los pelos, ni ser más alto, y si abre los brazos no va a asustar a nadie, la única solución de emergencia que encuentra para intimidar a su adversario con su tamaño es aumentando su tamaño a través de la grasa.

CONFLICTO DE ABANDONO

Por otro lado, cuando se es abandonado en la naturaleza, la muerte está siempre al acecho. Somos animales sociales, de “manada”, es muy difícil para nosotros sobrevivir absolutamente solos.
Esto es mucho más brutal para un bebé ya que éste nace absolutamente incapaz de valerse por sí mismo tanto para defenderse como para alimentarse. Para él lo fundamental para permanecer con vida será TENER ALIMENTO.
Por este motivo, el estrés de abandono será canalizado principalmente comiendo y almacenando. Si se siente solo, tenderá a almacenar la mayor cantidad posible de alimento porque no sabe cuándo será la próxima comida, cuándo volverá a conseguirla.
También, cuando somos abandonados, somos frágiles, estamos sin defensas. Podemos ser atacados y devorados por lo que el hecho de ser “más grandes” también influye en este sentido biológico.
Siendo gordo, mi madre quizás me encuentre más fácilmente. Si soy demasiado delgado, no me verá y moriré. (Esta misma lógica sirve para explicar los chicos chillones y para niños cuyas heces huelen muy fuerte: es para que la madre los encuentre).
Si no se puede ser imponente, entonces hay que hacerse “chiquito” para poder escaparse más rápido entre las piedras, los agujeros, para escapar del predador. En ese caso tendremos DELGADEZ EXTREMA en lugar de gordura. Es decir que en un estrés de agresividad, tendremos dos posibilidades: Ser obeso en situación de ataque o ser muy delgado en situación de huida.

Dr. Salomòn Sellam: ¿Se ha dado cuenta de que los recién nacidos se quedan pegados a su madre desde que nacen y hasta el momento preciso en que deben explorar los alrededores inmediatos y progresivamente vivir su vida adulta y desplegar toda una serie de estratagemas para vivir y sobrevivir en la naturaleza, bella por supuesto, ¡pero tan y cuánto más peligrosa!?
El potro sigue paso a paso a su mamá durante un paseo en el campo. El ballenato o bebé tiburón sigue a su madre, a la cual está pegado muy de cerca. A penas ella cambia de dirección, él hace lo mismo por miedo a encontrarse solo
Lo mismo ocurre con el pequeño león, futuro rey de los animales, el más poderoso de todos y gran predador. Si está solo, todos los animales más grandes y más fuertes que él se deleitarán, ¡aunque se trate del futuro rey!
Para los HUMANOS , es exactamente lo MISMO: apenas me siento abandonado, real o simbólicamente por mis padres, mi familia o mi madre, se instala instintivamente una sensación de soledad, junto a un sentimiento de estar permanentemente en peligro, y completamente aislado de mi tribu, clan o familia; sólo puedo contar conmigo mismo para arreglármelas.

Se pueden encontrar dos actitudes: la actitud femenina y la actitud masculina:

– La actitud femenina está principalmente caracterizada por la huida frente a un eventual predador (Mujer diestra – Hombre zurdo). Debo esconderme y pasar lo más desapercibida posible. Para la huida, también debo ser bastante rápida. La consecuencia biológica desemboca en un físico más bien longilíneo, e incluso en un adelgazamiento que puede llegar hasta la anorexia: no tengo que ser visto, ¡así que disminuyo mi masa adiposa al máximo!

– Veamos la actitud masculina, la que muestra mucho más a las personas con sobrepeso (Hombre diestro – Mujer zurda). Para esto, les pido que se pongan psíquica y físicamente en el lugar de nuestro sistema general de protección. Apenas la persona tiene esta sensación de ser abandonada en un ambiente hostil y peligroso, varios mecanismos instintivos de protección se posicionan automáticamente durante la superación de los umbrales de tolerancia.

Estos mecanismos, estas invariantes psicosomáticas son siete, de las cuales las dos primeras comparten la mayor parte de la sobrecarga ponderal: el AGUA y la GRASA:
1- La sensación de estar solo en este mundo hostil, la sensación de existencia profunda, de derrumbe de la existencia y de confrontación con la nada van a solicitar la función renal en general, y los canales colectores en particular, para retener el máximo de agua en el interior del organismo, indispensable para sobrevivir. La traducción biológica de esta invariante corresponde a los fenómenos de retención de agua.
2- Crear reservas alimenticias, produciendo y almacenando las grasas para aguantar el mayor tiempo posible y construirse tanto física como mentalmente.
3- La sensación de estar perdido, de no saber dónde ir, por miedo a equivocarse de dirección, solicitan las glándulas suprarrenales e influencian en la secreción de cortisol.
4- El sentimiento de ser desvalorizado, de no poder hacer nada más que soportar esta situación de abandono junto a una situación de impotencia.- Dificultades en Huesos , mùsculos y articulaciones.-
5- El camuflaje y la transformación física representan las consecuencias del síndrome del abandono del lado masculino. Están a menudo en el origen de nuestro comportamiento general, sobre todo en el caso de un encuentro con un eventual predador. Pànico, depresiòn.
6- El sentimiento de temor de encontrarse solo frente a un predador en cualquier momento conduce al conflicto llamado miedo frontal. La noción de peligro permanente encuentra aquí su apogeo. Falta de oxìgeno, dificultades en aparato respiratorio.- Angustia.-
7- Relacionado con el anterior, el sentimiento de que a cada momento tendremos que huir por peligro: el conflicto que hace intervenir la TIROIDES (hipotiroisdismo, hipertiroidismo), nuestro reloj biológico.

 El COLESTEROL, RELACIÓN EMOCIONAL
El colesterol es un lípido (grasa) necesario para el organismo humano. Una de sus funciones es proteger las paredes de los vasos sanguíneos del desgaste ocasionado por la sangre que circula sin cesar por ellos. Usualmente el hígado sintetiza el colesterol que el organismo necesita. El exceso de este lípido obtenido a partir de los alimentos va a la vesícula biliar, la cual lo devuelve a los intestinos para su eliminación. Cuando esta función natural se bloquea se produce una excesiva concentración de colesterol en la sangre, conocida como hipercolesterolemia. A raíz de esto pueden formarse depósitos en la piel y los tendones, alrededor de la córnea y los párpados y, sobre todo, en las paredes arteriales, donde ocasiona más daños, pues afecta la buena circulación sanguínea. Las arterias están también vinculadas a todo lo que se llama la “vida”. Hacen correr la alegría de vivir y me permiten comunicar, expresar mis emociones, guardar el contacto con el universo. Si la tensión nerviosa sube más, provoca un desequilibrio emocional que puede resultar de un conflicto interior entre mi “mundo físico” y “mi mundo espiritual”.

Cuando tengo dificultad o cuando dejo de expresar mis emociones, me cierro (bloqueo) y a consecuencia de ello, pueden ocurrir diferentes enfermedades vinculadas con el corazón tales como la arteriosclerosis, la trombosis, la angina de pecho, las varices. La alegría de vivir deja de circular en mí. Puedo desvalorizarme frente a las acciones que cumplo. Para que la energía fluya más regularmente e impida el desarrollo de ciertas esclerosis, representando bloqueos energéticos, debo hacer prueba de una apertura más constante a la alegría y a la circulación de esta alegría quedando abierto al nivel del corazón, aceptando cambiar de actitud y abrirme al amor, para que este amor se encamine por todo mi cuerpo.

Ha llegado el momento de que dejes de preocuparte por todo y dediques un tiempo a preguntarte qué te complacería. No siempre tienes que oscilar entre los placeres físicos y los del espíritu, es decir, entre tus deseos y tus valores espirituales. Concédete todos esos placeres, aunque al principio sean mínimos. Debes aprender a dejar circular en ti toda forma de alegría de manera frecuente y no sólo en breves momentos. La vida es demasiado importante para tomársela tan en serio.

La circulación sanguínea está vinculada al corazón y a la sangre, símbolo de vida. La sangre pasa por todos los canales del cuerpo: arterias, arteriolas, venas, venillas, capilares. Estos canales son necesarios a la distribución del amor, de la alegría y de la vida en todo el cuerpo. Mi corazón (centro del amor) acepta dar la sangre (energía) a cada parte de mi ser, cualquier sea su importancia, sin discriminación. La sangre representa mi vigor, mi placer de vivir y lo que soy actualmente en este universo. Todas las dificultades circulatorias están vinculadas con la sangre y la totalidad de mí ser. Si vivo una situación difícil en el plano emocional o mental, la energía que anima mi ser se debilita. Esta debilidad de la sangre y de la circulación sanguínea significa que me retiro emocionalmente de una situación que me afecta por el instante porque no tengo bastante “energía” para ir hacia delante. Me protejo de mis emociones demasiado energéticas porque es doloroso sentirlas presentes hasta tal punto. No dejo circular bastante amor en mi vida. Me auto–critico severamente, estoy apenado, siento mucha tristeza interior. Mi alegría de vivir y mi buen humor disminuyen, mis ideas se vuelven confusas, tengo una vida social poco excitante, insípida y llana. Tengo necesidad de hacer “circular” muchos proyectos, ideas, sensaciones. Sino, todo se “congelará” a causa de mis preocupaciones, mis penas, mi cansancio, mi ira; una sobre excitación o una obsesión que desequilibra la circulación sanguínea tendrá el mismo efecto. La falta de alegría me lleva pues a huir de mis responsabilidades. Tengo bloqueos que me hacen evitar ciertas situaciones. Es un modo de decir “no” a la vida. Así, diversos esquemas de pensamiento corren el riesgo de aflorar en superficie (el control, la negligencia, la indiferencia frente a la vida, la necesidad exagerada de atención, el deseo de querer morir…).

circulacion-880x340

 

 

 

Los trastornos de la circulación sanguínea se manifiestan primero en las manos y las piernas, en las partes más externas y activas de mi cuerpo, las que me dirigen en el universo. Una mala circulación que afecta mis piernas está vinculada a mi dirección emocional, a las emociones en las cuales puedo contar y que amo. Cuando están afectadas mis manos, es la expresión de mis emociones y un deseo de cesar lo que estoy haciendo. En ambos casos, se trata de una retracción en el plano interior, la retracción de la plena participación emocional a mi universo. Las diferentes aflicciones sanguíneas son la aterosclerosis, la arteriosclerosis, la elevación del porcentaje de colesterol, la trombosis…

NUEVO MODELO MENTAL: ¡Acepto mirarme a la cara y sobre todo observo mi actitud frente a la vida! ¿No es la vida bastante extraordinaria como para aprovecharla plenamente? Abro mi corazón al amor, me asumo y me dejo guiar por la vida. Siempre sucederá lo que hay mejor para mí.

Mireya Larruskain

El Embarazo y el significado de sus conflictos

5 Jul

¿Cómo vive el embarazo la biología de la madre?

– El cuerpo está en vagotonía (fase de reparación): El embarazo es como un “tumor natural” (ya que es como un tumor en el útero con multiplicación de células, con la particularidad de que son células de otra persona, células extranjeras) que el cuerpo de la madre debe ser capaz de aceptar.

– El embarazo es a menudo la resolución de un conflicto: No poder tener niños, sentirse inútil, no tener su propio lugar, no sentir su propio valor, rechazo de la feminidad (sus hormonas femeninas). La mujer es sobre todo una impregnación de hormonas masculinas y esta resolución se acompaña a veces de edemas cerebrales que provocan edemas en el cuerpo y vómitos. El embarazo es el único “Tumor natural” Los primeros meses del embarazo suelen darse náuseas y vómitos, esto es dado a que el cuerpo “rechaza” las células que no son propias.

La continuación de la especie es más importante que el individuo en sí:

Todos los conflictos que tuviera la madre antes de la concepción son dejados de lado. El niño ocupa su centro de gravedad y ella se encuentra descentrada manteniendo todo su interés en el bebé. Es un programa fetal de supervivencia.

Si durante el embarazo la madre sufre un shock emocional que lleve a su cuerpo a simpaticotonía (fase de estrés), habría una vasoconstricción que implicaría menor aporte sanguíneo a nivel del útero. Las contracciones uterinas se desarrollan pudiendo provocar un aborto espontáneo o sufrimiento fetal según sean la intensidad de las contracciones.

La mayor parte de los síntomas durante el embarazo son síntomas de vagotonía (fase de recuperación). Si la mujer permaneciere en simpaticotonía (fase de estrés) no habría embarazo y acabarían todos en abortos espontáneos.

El cuerpo de la madre pasa a simpaticotonía desde que aparecen las primeras contracciones uterinas. El parto se considera la Crisis épica/epileptoide, parte fundamental de la fase de reparación vagotónica . A la madre se le despiertan en ese momento todos los conflictos, los que son anteriores a la concepción y los que fueron vividos durante el embarazo y su propio parto. Puede igualmente estar en contacto emocional con las vivencias de su madre, abuela y otras madres de su árbol genealógico (miedo a morir, miedo a tener un niño con enfermedades, sufrimiento, ser abandonada, no ser una buena madre).

embarazo-no-deseado-en-adolescentes

 

 

 

 

 

La madre se reencuentra después del parto con los conflictos que dejó de lado inconscientemente durante el embarazo.

Las fases por las que pasa nuestra biología durante la enfermedad:

nuevamedicinafases04950

– DHS: Impacto emocional

– Simpaticotonía (fase de estrés): La persona se encuentra en esta fase cuando está tiene un conflicto emocional activo.

– CL: La persona encuentra la solución a su conflicto emocional, pero en muchas ocasiones, no pasa a la acción o no toma conciencia. En este caso el conflicto se repetirá cronificándose los síntomas.

– Vagotonía (fase de reparación): Fase de resolución del conflicto, en la Fase exsudativa los síntomas se acentúan.

– Crisis Épica/Epileptoide: El cuerpo se pone en Simpaticotonía para drenar el edema cerebral que causó el conflicto emocional, permitiendo así el restablecimiento físico y volviendo a la normalidad biológica.

¿Cómo vive la biología del bebé el embarazo?

La madre se encuentra vagotonía durante el embarazo como hemos visto, mientras que el niño está en simpaticotonía, su biología está en estrés con un gran trabajo en construcción.

El resentir es doble: Desde su concepción hasta el nacimiento el niño tiene el resentir de la madre además del suyo.

Tiene el resentir de la madre porque se encuentra en fusión con ella y estará en simbiosis para no ser dejado de lado (si la madre tiene miedo, el bebé tendrá miedo; si la madre está enfadada el bebé estará enfadado). Diversos trabajos demuestran que el niño tiene sueños al mismo tiempo que su madre y que puede estar en contacto con todas las emociones maternales a nivel inconsciente. Desde el momento en que nace puede comenzar a disociarse.

El feto tiene una vivencia personal, de identidad que es igual a Mamá tiene miedo = Yo no soy bueno; Mamá estada enfadad = Yo tengo miedo. Por ejemplo. Si la madre deja de fumar durante el embarazo podría sufrir una necesidad y sufrir. El sexto mes de embarazo el bebé oye 5 veces mejor que nosotros todos los sonidos, ya que éstos están amplificados (gritos, llantos,…). El niño recibe las emociones de su madre y seguramente también las de su padre. Desarrolla el permiso de construirse con una conciencia sobre estos diferentes planos.

Embarazo y Nacimiento

A menudo el bebé y la madre lo viven como una separación acompañada de agresión.

La mujer que da a luz se encuentra conectada momentos de separación, reviviendo lo ocurrido en su propio parto; así como a las memorias de los partos de su árbol genealógico.

La madurez de la glándula suprarrenal del bebé es la que provoca el desencadenamiento del parto, esta es la primera autonomía del niño.

PATOLOGÍAS DEL EMBARAZO

Embarazo extrauterino/ectópico

El embarazo extrauterino es de alguna manera como una esclerosis en placa de los pequeños músculos de la trompa de Falopio. Encontramos pequeños músculos y cilios para hacer avanzar el huevo fecundado. El deseo de embarazo de la mujer va a permitir la concepción y luego que ese huevo fecundado llegue hasta el útero y se implante. Todo esto lo hará con la ayuda de esos pequeños músculos y cilios.

Aquí la mujer quiere y no quiere al mismo tiempo “Quisiera tener un hijo y no quiero tenerlo”. Hay una parte de su cerebro que da una orden y sus cilios lo entienden y mueven el huevo por las trompas pero al mismo tiempo otra parte de su cerebro, por diferentes razones rechaza este embarazo (preocupaciones, problemas financieros, no tener tiempo para ocuparse, problemas de trabajo, de pareja, programas Transgeneracionales…)

Resentir: No es un buen momento, quiero tener un hijo pero no con esta pareja, no quiero criar al niño en esta casa o familia, no tengo espacio para criarlo, no sé quién es el padre…

Contracciones uterinas durante el embarazo

Si la mujer vive un shock emocional durante el embarazo, cualquiera que sea su resentir le colocará en simpaticotonía y habrá sufrimiento fetal. El útero se contrae como si quisiera eliminar al bebé. El bebé siente en algún momento el dolor y falta de espacio, por lo que la solución es tener el nacimiento antes que las contracciones.

¿Qué es lo que la madre ha vivido en ese mes de embarazo con su propia madre?

Resentir: Quisiera echar a alguien de mi casa, de mi familia, irme yo misma.

Huevo huero/mola

Se desarrolla el saco embrionario pero sin embrión, caracterizado por un proceso de hiperplasia (multiplicación celular y distrofia). También hay una disfunción vascular que atañe a las vellosidades coriales (Corion).

Es una masa que se desarrolla en el útero seguido a la degeneración de las vellosidades en la placenta. Este huevo termina espontáneamente hacia el 4º mes por un embarazo espontáneo.

La madre tiene un gran deseo de tener el niño y el padre un gran deseo de no tenerlo o al revés.

Toxemia gravídica – Eclampsia (Fase sin convulsiones preeclampsia)

Eclampsia: Es el accidente agudo de la toxemia gravídica que consiste en una acceso repetido de convulsiones seguido de un estado de coma. Es un problema grave de urgencia médica: en el parto se producen hemorragias, hipertensión arterial, edema, eventualmente epilepsia, problemas renales…

Resentir: Tengo miedo a morir en el parto, quiero matar a alguien para dar vida a este niño.

Memorias Transgeneracionales de mujeres que murieron en el parto.

Embarazos gemelares o múltiples

Ligado a memorias en el árbol Transgeneracional de pérdidas de hijos, muertes de niños, abortos, e hijos no reconocidos o extramatrimoniales. Niños de reserva, conflicto de pérdida o miedo de perder un niño.

Hay que hacer rápido muchos niños y para ganar tiempo se tienen embarazos gemelares o múltiples.

Edema

Pierdo mis referencias. Estaríamos ante una fase de resolución de un conflicto anterior al embarazo o en relación con éste.

Hemorragias

Quiero eliminar a alguien de mi familia. Sangre = Familia, lazos de sangre.

Si se trata de un coagulo de sangre es: quiero eliminar la unión entre dos personas o esta unión me agrede. Ejemplo: Coágulo en la arteria uterina: Una mujer después de su primer parto sufrió una hemorragia y justo antes del segundo su cuerpo fabrica un coágulo con el fin de impedir la hemorragia (actúa su memoria celular inconsciente).

Anemia

No quiero molestar al otro, no quiero tomar su lugar, su oxígeno. Tengo miedo de molestar, no tengo derecho a estar en esta familia, a sobrevivir.

Hemorroides

¿Quién soy?. Yo no tengo lugar en esta familia. No tengo lugar con esta nueva identidad (Mamá). Tengo que drenar las suciedades de la familia.

Toxoplasmosis

La madre juzga como tóxico algo para el niño, tóxico desde el punto de vista emocional.

Pérdida de líquido amniótico

Relacionado con pérdida de referentes o la necesidad de más referentes de la madre.

Descalcificación

Desvalorización ¿Para qué sirvo? Me siento inútil.

Incompatibilidad RH

Yo no quiero a esta familia tóxica y mortífera y debo proteger a mi hijo.

Hipertensión arterial gestacional

Resisto para defenderme y combatir. Para proteger mi familia o al bebé.

La madre se siente agredida y puede sentir que su bebé está en peligro..

LA PLACENTA

Para algunos la placenta es como un gemelo que se ha sacrificado para dar la vida y en algunas culturas se entierra la placenta y luego encima se planta un árbol para que el niño encuentre su lugar. La placenta permite la comunicación con la madre y si la madre está en conflicto la placenta se encuentra ahí para proteger al niño.

Placenta previa

Noción de violación (real o simbólica). Protejo a mi niño de una violación o de cualquier otra agresión, he previsto todo excepto lo imprevisible, mi hijo podría ser agredido.

Resentir: Tengo miedo de ser tóxica y hacer daño a mi bebé, el mundo exterior es peligroso.

Por ejemplo, cuando las madres tienen miedo a las relaciones o al mundo exterior o cuando se juzgan tóxicas y peligrosas porque beben, fuman o se drogan.

Trofoblastoma

Relacionado con el deseo intenso de tener un hijo, pero también es intenso el deseo contrario.

No estoy segura de poder llevar este embarazo a término, mi marido no desea este hijo.

Según la intensidad aparecerá una degeneración hidrópica, una mola o un coriocarcinoma. Revisar las muertes de mujeres en el parto en el árbol Transgeneracional.

Mireya Larruskain

Utiliza la Psicomagia para enfermedades familiares

29 Ene

Alejandro Jodorowsky | Manual de Psicomagia – Muchas personas que padecen enfermedades que han ido repitiéndose a lo largo de generaciones, las creen congénitas. Dicen por ejemplo: “Nosotros, los Pérez, nacemos con el hígado débil”. O bien: “En nuestra familia todos sufrimos enfermedades cardiacas”.

La abuela muere de cáncer de pecho, e igualmente la madre y la nieta. El padre eructa continuamente y tiene pólipos en la nariz, y el hijo presenta igualmente estas dos molestias. Si un bisabuelo regresó de las trincheras de la guerra de 1914 con los pulmones roídos por los gases, muchos de sus descendientes sufren enfermedades pulmonares.

Las familias constituidas como clanes, tienen vínculos e intereses comunes que deben proteger. Pertenecer a la tribu es tener la seguridad de ser amado y de que nada te va a faltar. Si uno de sus miembros comete una acción que socava esa unidad, será castigado con la expulsión.

En el inconsciente profundo se mantiene la creencia primitiva de que, en medio de la naturaleza agresiva, el excluido no puede subsistir. La exclusión se siente como una condena a muerte. El mayor castigo que puede dar la Iglesia es la excomunión. Este deseo inconsciente de no ser excluido de la comunidad, en familias donde la expresión amorosa no se manifiesta claramente, se expresa en “enfermedades comunes” que indican claramente la pertenencia al grupo.

El cerebro, eludiendo el sufrimiento, entre dos males siempre elige el menor. Esto hace que el individuo pueda preferir padecer una enfermedad, a veces mortal pero que lo identifica como miembro de la familia, antes que vivir en el terror atávico de ser abandonado.

Así, aconsejo al/la consultante que:

Escoja un objeto cualquiera que represente su enfermedad (un libro pesado, un álbum fotográfico familiar, una piedra, un animal disecado, etc.), lo meta en una bolsa que, durante cuarenta días, llevará encima cada vez que salga de su casa.

Al cabo de este tiempo, debe ir a la tumba de su antepasado más antiguo para depositar allí ese objeto, derramando sobre él un pequeño frasco de miel mientras pronuncia estas palabras:

“Querido antepasado, no necesito tu enfermedad para estar unido a la tribu”.

enfermedades familiares

Luego, enviará por correo a cada miembro de su familia un frasco de miel semejante al que ha derramado sobre el objeto que representaba la enfermedad familiar.

En el cuerpo cargamos nuestro pasado y presente genealogico

19 Sep

Nuestro cuerpo suele reflejar los problemas o enfermedades heredadas del árbol genealógico.
No debemos caer en la trampa de buscar recetas infalibles porque no las hay, este artículo sólo pretende dar unas pocas orientaciones que sirvan como base. Cada caso es distinto.
Queremos decir que asignar un ancestro a cada órgano o área corporal, es parecido a la tarea en la que se han enfrascado y se siguen enfrascando muchos neurólogos localistas: la de asignar funciones cognitivas concretas a zonas cerebrales concretas. La conclusión a la que llegan es que hay especialización hasta cierto punto, porque en el cerebro, igual que en el Universo, primero todo interacciona con todo y segundo, descubren que se trata de un holograma, de manera que todo está contenido en cada parte del todo.
Antes de seguir, tenemos que tener en cuenta que en cada zona corporal conviven tres informaciones:

1. La memoria de nuestro árbol genealógico
2.-La memoria biográfica personal
3.-Los mensajes que el sabio interior nos envía a través del cuerpo
La memoria de nuestro árbol genealógico
La familia está viva en la piel, en el cuerpo, está hablando. Hasta tal punto que podemos reconocer a nuestro árbol por la huella que éste ha dejado en nosotros…
Esa “cierta especialización” de la que hablábamos, en la que los estratos de nuestro árbol genealógico vive en cada uno de nosotros se podría expresar así, muy a grandes rasgos:
*Parte derecha del cuerpo-rama paterna
*Parte izquierda-rama materna
*Hombros, cabeza -bisabuelos
*Tórax y brazos -abuelos
*Desde la cintura a las rodillas-padres
*Desde rodillas a plantas de los pies-hermanos
La memoria biográfica personal
Desde la manera en la que somos concebidos, hasta el efecto que nos ha causado la regaña del jefe, pasando por el tipo de parto, como nos han acariciado de niños, todo queda escrito en el cuerpo. Por ejemplo, consideramos que el peso de la culpa se asienta en la parte alta de la espalda y los traumas infantiles en los pies. La piel es un gran lienzo en la que queda escrita la historia de nuestras relaciones con el mundo.
Los mensajes que el sabio interior nos envía a través del cuerpo
Nuestro cuerpo es el mapa físico de nuestra conciencia, un fiel reflejo de cómo funcionamos en las distintas áreas de la vida. Cualquier síntoma físico es una oportunidad para hacernos conscientes de que hay un área en nuestra vida que necesita atención.
El cuerpo en su totalidad se inclina al andar: hacia atrás o hacia delante
Estaremos huyendo del pasado si caminamos inclinándonos ligeramente hacia delante
Si nos inclinamos hacia atrás al andar tenemos miedo a entrar en la vida, somos unos cobardes.
La cabeza también puede simbolizar al padre y a todos los ancestros varones.
Caminar con la cabeza por delante es igual a no reconocer nuestros deseos, andamos refugiados en el intelecto.
Los tumores cerebrales tienen que ver con los secretos escondidos del árbol.
Las migrañas con las retenciones sexuales.
Los ojos como conjunto son de carácter masculino.
El ojo derecho es el intelectual, el racional. El izquierdo es el del corazón, el ojo profundo, el de la receptividad.
La boca y las orejas simbolizan el linaje materno (son receptivas).
La sordera en el oído izquierdo puede ser algo que no quiero escuchar del linaje femenino.
Los dientes picados son el resultado de la rabia no expresada.
La garganta es el canal de expresión y de creatividad.
Tras una amigdalitis se esconde el miedo, las emociones reprimidas y la creatividad sofocada.
El pecho: aquí está la relación corazón-emociones.
Si no nos han amado desarrollaremos un pecho endurecido e insensible.
Las manos son el símbolo de la elección.
La mano derecha es el símbolo de la elección racional, sin fe. La izquierda es la intuitiva.
Las uñas son nuestras defensas simbólicas… ¿Heredamos uñas de mucho grosor?
La espalda: los problemas simbolizan que cargas a los padres.
Si no nos acariciaron de pequeños podemos sufrir una desviación de columna.
En la espalda se van archivando los conflictos no resueltos de nuestro pasado:
-En la parte lumbar está la conexión con nuestra sexualidad y creatividad (los padres).
-En la parte dorsal es la conexión con nuestra parte emocional (los abuelos en el árbol).
-En la parte cervical nos conectamos con nuestro intelecto (los bisabuelos)
El vientre: la madre y todo lo que “digerimos de la vida”.
Los problemas de estómago están asociados al miedo, a la angustia y la ansiedad.
La pelvis se conecta con la sexualidad y con nuestros padres.
El miedo a la sexualidad puede traducirse en una pelvis movida hacia atrás.
Las rodillas nos muestran nuestra flexibilidad, nuestra adolescencia.
Si vivimos encerrados en nuestro castillo, inflexibles, sufriremos con las rodillas.
Los pies simbolizan el territorio, conectados con nuestra hermandad.
Cuando no estamos viviendo nuestra vida, caminamos como un ladrón sin hacer ruido.
Si somos hijos de padres divorciados, o separados…las puntas de los pies se separan.
Vivimos una época de regresión a la infancia…las puntas de los pies miran hacia dentro.
Cuando los pies se inclinan hacia fuera nos señalan que no tenemos un lugar en el mundo.


Somos un espíritu que utiliza un cuerpo de vehículo para pasearnos por esta vida, pero él no es una carrocería inerte, cada célula contiene lo que fueron nuestros ancestros y lo que somos nosotros. Y no olvidemos lo que dice el proverbio chino: “Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento del espíritu”.

La importancia de nuestro nombre y de no repertirlos

15 Sep

Cuando bautizamos a un hijo debemos saber que junto con el nombre le pasamos una identidad. Evitemos por tanto los nombres de los antepasados, de antiguos novios o novias, de personajes históricos o novelescos. Los nombres que recibimos son como contratos inconscientes que limitan nuestra libertad y que condicionan nuestra vida. Un nombre repetido es como un contrato al que le hacemos una fotocopia, cuando en el árbol genealógico hay muchas fotocopias el nombre pierde fuerza y queda devaluado. Según Alejandro Jodorowsky, el nombre tiene un impacto muy potente sobre la mente. Puede ser un fuerte identificador simbólico de la personalidad, un talismán o una prisión que nos impide ser y crecer.


En los árboles narcisistas cada generación repite los mismos nombres de sus ancestros y con ello se repiten los destinos. ¿Atraen ciertos barrios a personas cuyo estado emocional corresponde al significado oculto de esos nombres?
Dice Alejandro Jodorowsky que en Santiago de Chile vivió en La plaza Diego de Almagro, un lugar que él sintió como oscuro y triste. Resulta posible pensar que ese lugar era el reflejo de su interior en aquel momento de su vida. Diego de Almagro fue un conquistador frustrado. Por engañosos consejos de su cómplice Pizarro, partió de Cuzco hacia las tierras inexploradas del Sur creyendo encontrar templos con tesoros fabulosos.
Después de muchas calamidades volvió como alma en pena a Cuzco, donde su traidor socio, no queriendo compartir las riquezas robadas a los incas, lo hizo ejecutar. Podríamos dedicar unos minutos a observar el lugar donde vivimos: en la calle de un poeta, de una santa benefactora, de un descubridor o tal vez en la de un general asesino. Nada es casual, el mundo es como un espejo que nos refleja, cada vez que realizamos una mutación interior también cambia nuestro exterior, a veces son señales del Universo ¿Podríamos decir que los nombres tienen una especie de frecuencia que sintoniza con ciertos receptores? ¿Qué tipo de receptores? Inconscientemente nos sentimos atraídos por cientos nombres que reflejen lo que somos (a veces son exactos y otras veces están ocultos detrás de máscaras, sólo hay similitudes léxicas o fonéticas): Nuestra parte sana y positiva es un receptor que sintoniza con ciertos nombres, porque nos hacen gozar y sentirnos seguros.
Nuestra parte enferma y negativa es otro receptor que sintoniza nombres determinados, porque hay una intención supraconsciente de resolver el conflicto. Reflexionemos de nuevo en los nombres de lo que hemos atraído a nuestro mundo: -El nombre de nuestra empresa, centro de trabajo, escuela… -El nombre de nuestra pareja, amigos, jefes, profesores… –
Personas que se cruzan en nuestro camino por “accidente” y se llaman exactamente igual que nuestro padre (o madre, hermano…) ¿Hay una programación inscrita en nuestro nombre y apellidos? Según nos cuenta Alejandro Jodorowsky, tanto el nombre como los apellidos encierran programas mentales que son como semillas, de ellos pueden surgir árboles frutales o plantas venenosas. En el árbol genealógico los nombres repetidos son vehículos de dramas.
Es peligroso nacer después de un hermano muerto y recibir el nombre del desaparecido. Eso nos condena a ser el otro, nunca nosotros mismos. Cuando una hija lleva el nombre de una antigua novia de su padre, se ve condenada a ser “la novia de papá” durante toda su vida. Un tío o una tía que se suicidaron convierten su nombre, durante varias generaciones en vehículo de depresiones. A veces es necesario, para detener esas repeticiones que crean destinos adversos, cambiarse el nombre.
El nuevo nombre puede ofrecernos una nueva vida. En forma intuitiva así lo comprendieron la mayoría de los poetas chilenos, todos ellos llegados a la fama con seudónimos. ¿Hay ejemplos que nos permitan comprender la importancia del nombre? Nuestro nombre nos tiene atrapados, ahí está nuestra “individualidad”.
-Barrick Gold (oro en inglés es gold) se convirtió en el mayor productor de oro del mundo. –
Brontis “voz de trueno” se dedica al mundo del teatro con una potente voz… -Maria, Inmaculada, Consuelo se asocian a la pureza, la virginidad, nombres que exigen perfección absoluta, que nos limitan –Miguel, Ángel, Rafael, Gabriel, los nombres de ángeles dan problemas con la encarnación -César, poderoso y asociado a la ambición ¿Cómo sé si el nombre que he recibido me perjudica?
Estudiar los nombres del árbol genealógico es igual que acceder al inconsciente. En los nombres encontramos secretos.
Es importante ver cómo funciona el nombre que nos dieron. Algunas cuestiones: -Lo primero es saber la persona que nos nombró. ¿Papá?, ¿mamá?, ¿abuelo?, ¿la hermana?, ¿el padrino?… El que nombra, toma poder sobre lo nombrado y no es lo mismo llamarme Micaela por mi abuela paterna, si el nombre se le ocurrió a mi padre para repetir el nudo incestuoso, o por mi madre, para ser aceptada en la familia de mi padre, dándole una hija-clon de su suegra.
¿De pequeño/a me gustaba mi nombre o me hubiese gustado llamarme de otra manera?
Los niños tienen una intuición especial y una fresca desinhibición que les permiten rechazar de pleno lo que les contamina. -Investigar de donde viene nuestro nombre: *Si es de algún familiar, es bueno analizar su destino y los caminos que recorrió en su vida, porque probablemente venimos a repetirlos. Llamarse René después de un hermano muerto, es cargar con él toda la vida.
*Si es de alguien significativo para quién nos nombró, nos caerá la carga de darle a éste lo que el otro no le dio.
*Si es de algún personaje histórico, novelesco, as del fútbol o princesa de Mónaco, viviremos frustrados y fracasados si no seguimos el guión.
*Si es por algo material, adquiriremos las propiedades de ese elemento. Por ejemplo, “si me llamo como la muñeca de mi hermana, me convertiré en su muñeca, ella jugará conmigo, me dominará”.
*Si me llamo por algo inmaterial, tenderé a fines abstractos ideados por nuestros padres, desatendiendo lo real e incluso, por oposición a el los, llegaré a materializar lo contrario a lo que llevo escrito en el nombre. Llamarse Libertad, Paz, Luz, no siempre es sinónimo de ser libre, vivir en paz y tener las cosas claras.
Los diminutivos: “Me llamo Manuel como mi abuelo, pero me dicen Manolito”, han proyectado en ti la figura de tu abuelo, pero tienes prohibido crecer y superarlo.
Los nombres compuestos: “Me llamo José Luís, por mi padre y mi abuelo”. Pobre de ti si la relación entre ellos era farragosa.
“Me llamo “María José”, como dice Jodorowsky, “¡Catástrofe sexual!”.
Los nombres feminizados o masculinizados: Mario, Josefa, Carmelo, Paula, corresponden a deseos frustrados de que naciéramos del sexo contrario.
¿Por qué no cambiarnos de nombre cuando éste va cargado por un lastre que nos inmoviliza? Nos aterra cambiarnos de nombre ya que tememos que dejaremos de ser reconocidos por nuestro clan. Tememos no ser reconocidos, ni identificados, no ser amados, es el mayor temor que tenemos. Somos seres gregarios y pensamos que podemos morir si nuestro “clan” nos abandona, lo que es una herencia de nuestro cerebro arcaico.
Metafóricamente, el nombre que nos dan los padres es como un archivo del GPS que nos va indicando caminos digitalizados y guardados en la memoria familiar. Al nacer, nos instalan el archivo y vamos deambulando por el mundo por rutas más o menos pedregosas y abruptas, pero nos sentimos como en casa, porque ya fueron trazadas por el sistema operativo del árbol. Cambiarnos de nombre es arrojar el GPS por la ventanilla del coche y empezar a ver y a recorrer nuevos caminos, conquistar territorios que no habían sido archivados por nuestro árbol.

La posición de los hermanos en la familia y su significado.

22 Ago

EL PRIMOGÉNITO intenta conquistar el mundo.
-EL SEGUNDO intenta vivir en armonía con el mundo.
-EL TERCERO se inclina a eludir el contacto con el mundo.
El cuarto, quinto y sexto hijos repiten las tendencias del primero, segundo y tercer hijo. Lo mismo para los siguientes.
Como el 1º: el 4º, el 7º, el 10º…
Como el 2º: el 5º, el 8º, el 11º…
Como el 3º: 6º, el 9º, el 12º…

En psicogenealogía contemplamos más variables para determinar el estilo de relación entre una persona y el mundo. Una de las claves para empezar a interpretar el árbol genealógico era ésta, la posición en la hermandad.
No es simple concluir como influye la hermandad en el desarrollo de la personalidad, ya que son múltiples las variables que intervienen. Pongamos diez de ellas con una pequeña reflexión en cada una:


1.-Número de hermanos.
Cuando no hay hermanos, la estimulación y la seguridad pueden estar aseguradas, pero a cambio, en un hijo único se concentran todos los proyectos que los padres tenían para los hijos que pudieran venir, lo que suele traducirse en una sobre-exigencia, amplios contratos de lealtad y una fuerte prohibición de fracaso.
Cuando son varios hermanos, cualquiera tiene que esforzarse para ser visto, se comenten abusos, se roba la infancia y hasta el territorio, pero a cambio se aprende a compartir.
2.-Posición en la hermandad.
Mientras que el primogénito goza de privilegios incuestionables, también siente ser príncipe destronado.
Mientras que el segundo se acompleja por no ser “tan” como el primero y sufre de la impotencia de no poder hacer nada por cambiarlo, luego se adapta con gran facilidad a los diferentes papeles que le toca interpretar en la vida.
Los benjamines puede que triangulicen con sus padres, quedando atrapados entre ellos como contraveneno de la vejez y de la muerte, o que establezca con ellos contratos sadomasoquistas, pero también pueden ser seguros, maduros y precoces, por haber tenido muchos mayores siempre como ejemplos a seguir.
3.-Aparecer después de varios hijos del sexo contrario o del mismo sexo. Haber sido deseado de otro sexo.
Es frecuente que el primogénito sea deseado como varón y el segundo como mujer.
Detrás de varios chicos, el deseo de una chica puede dar lugar a un chico con un fuerte nudo homosexual. Detrás de varias chicas, el deseo de un chico puede originar una chica también con nudo homosexual.
4.-La diferencia de edad entre los hermanos.
Poca diferencia de edad da lugar al conflicto de territorio compartido. Los padres desean un sólo hijo y tienen dos, de manera que reparten talentos y derechos entre ambos, a ninguno se le permite contar con el territorio completo que le corresponde, ni desarrollarse en sus cuatro egos tal cual son.
Mucha diferencia de edad entre hermanos, da lugar a hijos únicos y a que el más pequeño tenga varios padres y madres, pues los hermanos mayores funcionan a veces como segundos padres y madres.
5.-Abortos o fallecimientos de hermanos antes o después.
El que vive puede cargar con el que muere, en especial si es del mismo sexo o le colocan el nombre del muerto, con el agravante de que el que muere es idealizado, de tal manera que el hijo de reemplazo vivirá con un sentimiento de frustración constante, por sentir que no cumple las expectativas que los padres han depositado sobre él.
6.-Ocupar el mismo lugar en la hermandad que el padre o la madre, o alguno de sus hermanos con el que tuvieran una relación significativa.
Los conflictos que los padres vivieron en su hermandad son proyectados inconscientemente en la hermandad de sus hijos, produciéndose identificaciones inevitables e influyendo en que se repitan conflictos, vínculos y relaciones entre sus hijos, para resolver los antiguos.
7.-El nombre como primer contrato o como pantalla de proyección.
Nombres repetidos del árbol en una misma hermandad, favorecen que entre los hermanos se revivan conflictos vinculados a dichos nombres. Celos, rivalidades, relaciones incestuosas, narcisismo, etc.
8.-La fecha de nacimiento, si coincide o no con otro acontecimiento significativo del árbol.
La ley del árbol es la repetición y éste tiende a reparar heridas haciendo crecer una rama nueva en el lugar en el que se traumatizó con anterioridad. El hermano que nació el mismo día que murió el abuelo, será tratado de manera diferente a los demás, pues el inconsciente familiar sabe que viene a sustituirlo.
9.-El evidente parecido físico con algún progenitor o miembro de alguna de las castas.
A veces, cuando los padres tienen un físico muy diferente o son de razas distintas, el hijo que tiene un parecido evidente con uno de ellos, es absorbido por el árbol de éste. Depende de la salud de la pareja, puede haber una aceptación o un rechazo por parte del otro árbol de origen. El sistema se complica con la llegada de un segundo hijo que pertenezca a la otra casta, pudiendo entre ellos reproducir el tipo de relación que exista entre sus propios padres.
10.-El nivel de consciencia del árbol en el momento del nacimiento.
El que lo anterior llegue a ser sombra o llegue a ser luz depende del nivel de consciencia de nuestro árbol en el momento en que nacemos.
(Si no encajas en estas definiciones, ten en cuenta que no hay regla sin excepción)
• Hipótesis de Karl König