Vídeo

Luna nueva y eclipse de sol en piscis este 26 de febrero de 2017.

26 Feb

Padre Sol, Madre Luna

Un eclipse de Sol puede simbolizar la desaparición momentánea de nuestro potencial interior, sentimos ausencia de poder personal, de voluntad, de capacidad visualizar metas personales, en cambio un eclipse lunar nos fuerza a comprobar nuestro pasado (Luna) a la luz de la experiencia actual y puede relacionarse con confusión y momentos particularmente propicios para esconder, ocultar, fomentar o expandir “sombras” de manifestación emocional.

Para la astrología el Sol es el dador de vida y energía, su oscurecimiento en el cielo, aunque sea por una pequeña porción de tiempo, como sucede en un eclipse, es una señal de ausencia da las mismas. Existe una comprobada interacción entre los eclipses y desvitalización, por esa razón cuando nos afectan los eclipses de Sol, podemos sentirnos más cansados, estresados, fatigados o abatidos. Durante los eclipses de Luna nuestras emociones y sentimientos pueden desbordarse hasta un punto de ser percibidos claramente por los demás, pueden presentarse momentos de alteraciones, desorden, desconcierto o confusión y lo que parece ser, en realidad no es.

Es recomendable durante ese tiempo estar muy en contacto con nuestro “Ser interno” practicando actividades que se relacionen con la meditación, reflexión e introspección, aprovechando la oportunidad para percibir nuestros condicionamientos y ataduras con el fin de elaborarlos y reorientar de esta manera nuestro camino… explorando nuevas posibilidades.

En astrología consideramos que los eclipses afectan un determinado punto y su opuesto y, en el caso de estar afectado dicho eclipse por malos aspectos, también los consideraremos como puntos sensibilizados por el fenómeno celeste.

En general el efecto de un eclipse no se nota solamente en el momento de producirse el mismo, desde la antigüedad se consideraba que un eclipse tenía vigencia hasta producirse el siguiente de la misma clase, por lo que probablemente notaremos sus efectos también cuando un planeta “activador” (generalmente Marte) toque el punto del eclipse, es por esa razón que en ocasiones, los eclipses parecen no provocar nada hasta un tiempo después.

Eclipse de Sol en el eje Piscis Virgo

El segundo eclipse del año 2017 será un eclipse anular de Sol que se producirá el 26 de febrero en el signo de Piscis. En este caso en conjunción a Neptuno, el planeta que nos aleja de la realidad. Este eclipse afectará a los primeros grados de los signos mutables (Piscis- Virgo) las personas que hayan nacido los últimos días de febrero o los últimos días de agosto, podrán verse aquejados por desvitalización. Ausencia de voluntad, falta de capacidad para ejercer la autoridad y tendencia al malhumor o al desasosiego son algunos de los síntomas, si es así, la energía puede estar mal encausada o dirigida erróneamente. Se recomienda descanso, dieta sana, largas caminatas y no tomar decisiones inmediatas en momentos que, seguramente, son de poca claridad mental. Aunque sí podemos aprovecharlos para sumergirnos en nuestro Ser interior a fin de percibir obstáculos, elaborarlos y de esa manera encontrar nuevos caminos y posibilidades.

No será tampoco un buen momento para comenzar nuevas actividades, firmar documentos importantes o comprar algo que deba perdurar en el tiempo. Estaremos proclives al desconcierto, a los fraudes o equivocaciones, incluso a alteraciones de tipo nervioso. Como en todo eclipse de Sol es conveniente el descanso y una actividad física poco exigente para movilizar y oxigenar el cuerpo, así como toda acción que sirva para sosegar la mente, desintoxicar y revitalizar el organismo.

Patricia Kesselman

ECLIPSE ANULAR DEL SOL ESTE PRÓXIMO 26 DE FEBRERO DE 2017

 

Un eclipse de Sol ocurre cuando hay una Luna Nueva y la Luna queda entre medio del Sol y la Tierra. Este es una eclipse anular, por tanto la Luna no cubre la circunferencia del Sol completamente. Los horarios de cuando se forma exactamente son así:

Los Angeles – 26 de Feb a las 6:58 am
New York – 26 de Feb a las 9:58 am
Buenos Aires -26 de Feb a las 11:58 am
London – 26 de Feb a las 2:58 pm
Madrid-Barcelona – 26 de Feb a las 3:58 pm
Sydney – 27 de Feb a las 0:58 am
Es difícil hablar de este eclipse en términos completamente positivos, pues tiene aspectos planetarios complicados y como en el caso de la conjunción Marte-Urano-Eris en Aries, activando la T-cuadrada cardinal con Plutón en Capricornio y Júpiter en Libra, con Vesta completando la Gran Cruz desde Cáncer, nos da un pelín de cosquilleo en el estómago. Sobre todo cuando nos acercamos a la segunda oposición exacta entre Urano-Eris y Júpiter. Como ya he explicado antes esta oposición revive, activa, completa las cosas que comenzaron hace 6-7 años cuando Júpiter y Urano se juntaban en conjunción en Aries, en Junio del 2010. El 27-28 de Febrero del 2010, hubo un eclipse de Luna, es decir una Luna Llena a los 9º de Piscis-Virgo, y tuvimos el gran terremoto y luego un tsunami en Chile donde murieron cientos de personas.

aquarius_new_moon_
Siempre que Urano es aspectado exactamente, lo único previsible es lo imprevisible. Por tanto sabemos que habrá tensión en el aire, ya que el planeta que se alineará con Urano-Eris es Marte en su propio signo. Marte, o Ares, el guerrero, el caballero, el que defiende, el que se arriesga, el que lucha. Las energías se disparan y eventos inesperados de naturaleza violenta son de esperar. El eclipse se forma a los 8º de Piscis, es decir en el mismo ángulo que en el 2010. Esta vez va acompañado de Mercurio, Neptuno, Pallas y Quirón. El Sol y la Luna muy cerca de Neptuno se alinea con el Nodo Sur de la Luna, por tanto podemos esperar eventos que nos confrontan con el pasado, que nos traen a la consciencia viejos patrones de comportamiento que tienen que ver con Piscis, es decir con escapismo, con nuestros ideales y añoranzas, con el final de una etapa, ya que este es el último signo, con algo que ha cumplido su función y se prepara para transformarse en otra cosa. Algo evoluciona. Pero en el mundo de la materia, Neptuno rige el mar. Por tanto el océano se moviliza. Por supuesto que sólo puede manifestarse como una gran marea y nada más. Pero debemos estar atentos. Entregarnos a la experiencia y tratar de aprender al máximo sus lecciones. Simbólicamente el Océano es nuestro inconsciente, entonces, el inconsciente se moviliza. Es cuando hurgamos en él que tenemos la posibilidad de cambiar y evolucionar. Todo lo que se queda en él, se nos aparece como Destino y nos convertimos en víctimas de las circunstancias y de la Vida.
Piscis y Neptuno nos hablan de la disolución del individuo en esa totalidad que llamamos el Gran Espíritu, o el Alma Mundi. De donde hemos emergido y hacia donde nos dirigimos. Ese lugar donde todos somos UNO, donde no hay separación, donde navegamos por las Aguas Ancestrales y nos reconocemos en los otros, vengan de donde vengan. Los puntos en común entre los humanos son muchos más elocuentes que las diferencias. Cuando nos miramos como Seres Humanos las diferencias nacionales y culturales desaparecen. Nuestro esqueleto es el mismo, nuestros órganos también, nuestros sentimientos profundos también.
La Gran Cruz que se forma para este eclipse, nos abre la puerta de la psiquis hacia nuestra sombra, hacia la bestia interna, para que podamos reconocerla, respetarla, y honorarla, pues esa es la única manera de controlarla. Se requiere mucha valentía para mirar hacia dentro y reconocer que todo eso que me molesta de los otros es lo que no soporto en mi. Que todos los consejos que puedo darle a los demás es lo que debo hacer yo, para aceptarme más, para sentirme más completo. La aceptación de la totalidad del Ser es la verdadera liberación, la verdadera libertad.
Los signos cardinales volvemos a estar removidos y los mutables también. Pero debemos recordar que es a través del sufrimiento consciente que evolucionamos y encontramos en nosotros el verdadero oro interno. Sin sufrimiento no hay cuestionamiento, y sin cuestionarnos no hay respuestas. Con tantos planetas en Piscis y con Venus-Marte-Urano y Eris en Aries, el mensaje es claro: escucha tu intuición y tus sueños y ACTÚA. Este es momento de HACER o COMENZAR eso con lo que siempre has soñado. Sobre todo deja de pensar que no es posible. Quizás no será igualito a tus sueños, pero será una expresión de ti mismo. Si has estado envuelta/o en situaciones que no engrandecen tu alma o de lo cual ya no aprendes, hora de pensar en alternativas y redirigirlo hacia un lugar donde tus valores van en línea con tus acciones.

luna-eclipse-solar-piscis_2_2227611
Estar atento a los signos del cuerpo y a las imágenes que emergen de nuestra imaginación pues por encima de todo, estos son momentos muy creativos, donde podemos encontrar la llave que abre un potencial que desconocíamos o al que no le habíamos prestado atención.

Cristina Laird

 

 

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: