Vídeo

12 de enero 2017: La poderosa Luna Llena de Cáncer.

12 Ene

Damos comienzo a una semana intensa.

Y es que la Luna Llena en Cáncer del día 12 no va a ser precisamente un paseo… Sí, ya sé que es la dama blanca en su domicilio, pero los cielos están muy revueltos, y es mejor no buscarle las cosquillas a nadie. Avisados estáis, para que luego no vengan los arrepentimientos. El próximo jueves, la Luna, desde el signo de Cáncer, dibujará una oposición exacta al Sol, situado a 22º 27´de Capricornio.

maxresdefault

Inmersos en el temporal: La Gran Cruz Cardinal 2017

Y no será raro que notemos que nuestro pequeño universo particular anda patas arribas… Queridos, recapitulemos las posiciones planetarias en el momento de la lunación:

Sol: 22º Capricornio

Luna: 22º Cáncer

Júpiter: 22º Libra

Urano: 20º Aries

Plutón: 17º Capricornio

Con todos los signos cardinales entrando en el juego, tenemos una Gran Cruz en toda regla. La presencia de Júpiter, más que suavizar, magnifica las tensiones. Sí, lunáticos, acabamos de estrenar el año y ya empezamos a darnos cuenta de que seguimos en crisis y avanzando a trompicones. Una Gran Cruz Cardinal implica varios frentes abiertos, problemas que resolver y dificultades a las que plantar cara. No son tiempos pacíficos, sino todo lo contrario. Esta semana nos parecerá que nuestro mundo está en el ojo del huracán.

Esta semana hará sentir la cuadratura cardinal, uno de los aspectos más importantes del 2017. ¿Qué es la cuadratura cardinal?

Hay 4 signos cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio.
En varios momentos del año tenemos planetas en los 4 signos y están a 90 grados entre sí, creando 4 ángulos rectos, un cuadrado. Este patrón es de tensión interna que nos lleva a tomar acción externa, y como sucede en signos de modalidad cardinal que es sinónimo de inicios, impulso, liderazgo, estamos empujados o impulsados (depende si te gusta el cambio o no) a actuar por lo que queremos.
Siguiendo el hilo de los eventos astrológicos de los últimos 6 años, aquello por lo qué hay que tomar acción ahora es algo que tu ya querías, que poco a poco estabas construyendo. La cosa es que por las alineaciones es de este año, el paso a dar es grande y se aceleran los eventos, así que puede dar miedo.
Pero sabemos ya -por que hemos pedido oportunidades- que el miedo a perder fue justo lo que no nos permitió ver esos chances. Que quedarnos con el “que hubiera pasado si..” termina siendo peor que saber qué pasó, que logramos/que no etc. y también estamos grandes para apreciar que en el intento por lo que queremos, siempre crecemos.
Por eso… no trabajaste tanto para llegar hasta acá. No digo que tomes acción sin pensar y menos en esta semana de energía tan volátil. Lo que si creo es que con la cuadratura cardinal que se perfecciona esta semana (como muestra de lo que viene) estés muy consciente de que se presenta, lo evalúes y notes cómo te sientes. Seguro vas a notar que si decides quedarte igual, lo vas a lamentar.

Ya estamos en la primera Luna Llena del año, que como es lógico en el mes de Enero, cuando el Sol recorre el signo de Capricornio, cae en Cáncer. Como ya sabemos todas las lunaciones son diferentes y esta no es excepción. Siendo la primera del año es de gran importancia, ya que esta oposición entre el Sol en el signo regido por Saturno y la Luna en su propio signo, nos habla de esa constante división que existe en nuestros corazones entre lo que “debemos” hacer y aquello que “nos gustaría” hacer. Cáncer-Capricornio también nos hablan de cómo sentirnos seguros, en la sociedad en que vivimos con su reglas y regulaciones. Pero también por que estas dos luminarias conectan con la oposición Jupiter-Urano que nos acompañará casi todo el 2017 y que se formó exacta por primera vez el 26 de Diciembre 2016.

Aunque ya estemos en el nuevo año de acuerdo al calendario, la todavía resonante T-cuadrante cardinal, entre Júpiter en Libra, Urano en Aries y Plutón en Capricornio, que nos causó el shock de Trump y Brexit, por nombrar los más elocuentes, aunque a nivel personal se haya manifestado con grandes saltos de consciencia a raíz de eventos personales, como muertes, cambios en el hogar, la partida de hijos, relaciones rotas, cambios de país, cambios de profesión, etc. nos encuentra recuperándonos o tratando de recuperarnos de tales cambios, sobre todo si hablamos de personas de signos cardinales o cualquiera con ellos en la carta astral, (Aries-Cáncer-Libra-Capricornio), más que nada tratando de digerir qué es todo esto y qué significa en nuestra vida. Buen momento para reflexionar sobre que tiene que ver el “libre albedrío” en todo ello. El hecho que Urano se encuentre alineado con Eris, “la no invitada”, que para esta lunación toma supremacía, ya que todo ocurre a los 22º de los signos cardinales donde se forma la lunación y donde se encuentra Júpiter, a 22º de Libra. Sería interesante observar en qué casas se produce esta oposición y donde se produce la lunación, es decir, dónde caen los signos cardinales en vuestra carta astral, para comprender qué se está iluminando, qué necesita conscientizar-se al principio de este año nuevo, que sin duda marcará el trabajo a realizar en los próximos 12 meses.

Júpiter es el planeta que nos libera de la constricción ideológica de la familia, y Urano el que nos empuja a la liberación de ello, en este caso, estando en Aries, de una forma bastante activa y revolucionaria. Hemos visto suficientes bombas y explosiones y tiroteos en los últimos años, en nombre de ideales y deseos de liberarse de poderes opresores.

Afortunadamente la necesidad de liberarnos de aquello que nos oprime, marcado por esta oposición Júpiter- Urano, encuentra algún tipo de control, de soluciones más contenidas y menos explosivas, calmando el exagerado entusiasmo con que nos impregna esta oposición, gracias al trígono de Saturno en Sagitario a Urano en Aries, que también ocurre durante todo el año. Aún así, como ya sabéis aquellos que me leéis todo el tiempo, la cuadratura Quirón-Folo en Piscis-Sagitario respectivamente, nos está abriendo una serie de túneles emocionales, que tienen que ver con nuestra consciencia ancestral, para que podamos comprender, qué es aquello que nos frena, nos oprime, nos da miedo desde lo más profundo de nuestra psiquis. Justamente, Mercurio se ha estacionado directo a 28º de Sagitario, por tanto en conjunción a Folo, así que los días de ayer, hoy y mañana, pueden regalarnos eventos, mensajes del Cosmos de una forma u otra, sobre historias ancestrales, ya sean a través de una charla con un abuelo, a través de ver una película que detona la memoria, o algo que dicen nuestros familiares, que de repente nos “abren la tinaja”, como hizo Folo, y se revela el mensaje del “vino (legado) ancestral”, aquello que nos mantiene atados a emociones viejas, que pertenecen a un pasado que quizás ni hemos vivido, pero que se han ido pasando de generación en generación. Los chamanes dirían: las voces de los ancestros o mejor dicho aún: “las lágrimas de los ancestros”.

Juno y Saturno forman una exacta conjunción para esta lunación que a su vez exactamente forman un trígono a Eris, lo que nos ayuda a poder encontrar un compromiso en nuestras relaciones personales, basadas en el respeto por el bagaje familiar y cultural del otro, reconociendo que el árbol genealógico de casi todo el mundo hay memorias de haber sido violados de los derechos, echados de algún lugar, ya que esta es una historia humana, y a lo largo de nuestra historia, ha habido guerras en todos partes del mundo. Juno – Saturno y también Folo en Sagitario refuerzan la cuadratura a Quirón en Piscis, responsable por esa herida ancestral que acarreamos por haber nacido en una cultura en particular. Pero Quirón forma un sextil al Sol y una trígono a la Luna en Cáncer, por tanto también se nos evidencia el camino a seguir para curar esas heridas y finalmente poner un broche y cerrar historias, para realmente comenzar este Nuevo Año, con el alma limpia, vacía de rencores, de miedos, de odios, para poder abrirnos al perdón, a la alegría y la esperanza de hacer realidad nuestros sueños. Feliz Luna Llena en Cáncer!

Otros aspectos de la semana

Además, venimos de un Mercurio recién estacionado Directo, que aún anda medio adormilado y funcionando a medio gas. ¿Mi consejo? Mantener un perfil bajo. Esta semana es para pasar por ella de puntillas, sin llamar demasiado la atención. Evita confrontaciones y trata de no tomar en exceso la iniciativa… Recuerda que Mercurio se está desperezando y parece despertarse en mitad del campo de batalla. Déjale tomarse un par de cafés antes de empezar la guerra. Lo agradecerás, créeme. Nadie está al cien por cien de su capacidad cuando aún tiene pegadas las sábanas.

Hablando de Mercurio. En su cambio de dirección vuelve al signo de Capricornio, donde nos pide a gritos una sola cosa: REALISMO. Al fin y al cabo, ser coherentes es uno de los recursos más racionales que nos quedan en plenos tiempos de revolución. Mantén la cordura y haz aquello que es más adecuado para ti, por ahora… El 28 de Enero, tendremos Luna Nueva en Acuario, entraremos en el Año Nuevo Chino del Gallo y cambiaremos del todo la vibración. Paciencia, queridos míos… Eso es todo lo que toma aguantar el temporal. La conjunción de Venus con Neptuno el mismo jueves nos recuerda que todo es cuestión de dejarlo pasar…

 

Indicadores de la semana que va del 9 al 15 de enero

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: