¿Quién es el Maestro Sanat Kumara?

18 Ago

Sanat Kumara es un Maestro Ascendido que es llamado también dentro del hinduismo: el hijo de Shiva, Parvati, Skanda o Karttikeya, rey de la sabiduría y el aprendizaje, dios de la guerra y comandante en jefe de los dioses o del ejército divino de los mismos. Es también el logos planetario y el fundador de la Jerarquía Planetaria. Se le reverencia a Sanat Kumara como hijo uno de los hijos de Brama, y se le representa sosteniendo una lanza que simboliza la iluminación que le sirve de herramienta para pelear contra la ignorancia, las tendencias negativas y las mentes inferiores. A Sanat Kumara, quien es un exaltado RISHI, como se puede ver, se le conoce de muchas formas; el Señor del Mundo, es otro de sus “sobrenombres”, ya que está en todas partes. Otros de los términos utilizados por sus virtudes, son: “El Doncel de las Dieciséis Primaveras” o “El joven de los dieciséis estíos”, (pues se dice que a veces tiene apariencia de un joven de dieciséis años, además de que esta cifra representa la posible edad física y cíclica del planeta), Mago Supremo del Planeta (ya que es responsable de la evolución planetaria), Avatar de los Nueve Velos y El Iniciador Único.
Por otro lado a Karttikeya también se le conoce como Subramanya al sur de la India; Guha en la tradición mística hindú, y recibe otros nombres como: “El anciano de Días”, nombrado así por el profeta Daniel, debido a que nadie más es tan viejo como él, en sabiduría y experiencia.
Sanat Kumara significa siempre joven en sánscrito y también representa como Ser Divino, la perfección en el ser humano que se acerca al Ser Supremo. Brinda conocimiento a los devotos y se cree que es guardián de las Madres Divinas, referencia al chakra blanco de la energía vital, sobre todo cuando se le conoce como Skanda. Como Maestro Ascendido, Sanat Kumara, Representante Supremo, es Jerarca de Venus (su llama gemela), y veló la Llama Trina de la Vida o la Llama de la Vida, durante épocas obscuras, para ayudar al ser humano y en beneficio de todos los seres vivientes. Sanat Kumara hizo un compromiso de retiro físico dentro de un plano etérico y luego reencarnó en Dipamkara, Buda de la Lámpara que brilla, alumbrando y salvando las almas del mundo. La leyenda de éste Buda se remonta a mucho tiempo atrás, cuando fue la reencarnación número veinticuatro y última de los Budas que hubieron antes de Gautama Buda.


Según textos del Libro de los Iniciados, Sanat Kumara vino de Venus con los Señores de la Llama; llegaron las entidades dentro de una bola de fuego y se establecieron en la tierra, quedando anclados en la isla blanca (en el interior magnético de la tierra) de Shamballa. Esto se cuenta sobre el hogar del Señor del Mundo. Muchos lo consideran “Nuestro señor” y aunque algunos lo han visto, la mayoría que no lo ha podido ver, cree en él. Es fe en la existencia de Sanat Kumara, el Joven de los eternos veranos.
Este Maestro Ascendido es considerado como el más grande Avatar venido al Planeta Tierra y muchos creen que incluidos también los que vendrán. A él se debe la salvación y también el progreso de la humanidad completa. Su gran sacrificio al abandonar los planos de: Luz de Venus para con ello venir a la Tierra y prestar ayuda en nuestro esquema de evolución, es un hecho que la humanidad debería de agradecerle eternamente, según los creyentes. Así,Sanat Kumara tiene un propósito al que sirve y es restablecer el plan en la tierra, con la ayuda de su ejército espiritual y de los ángeles o devas. Deva significa “Luz brillante” (están hechos de energía). Recordemos que en la evolución de la Tierra influyó Lord Gautama Buddha quien alcanzó el cargo de Director de la Jerarquía, cuando algunos creen que Sanat Kumara regresó a Venus (pero quedando aquí en la tierra su esencia y el seguimiento de su compromiso con ella); quizás esto pueda explicarse gracias a su facultad divina de estar en varios lados al mismo tiempo, o como hemos mencionado antes, estar presente en todos lados. Lo anterior, es conocido como Omnipresencia o Ubicuidad, característica de poder estar presente en todas partes.
Se dice que Sanat Kumara, quien reside en el Centro Sublime del Planeta: Shamballa, recibió al menos nueve Iniciaciones Solares y tiene una autoridad absoluta sobre nuestra Tierra y sobre la administración de la misma en la Justicia Solar, ya que Sanat Kumara fue fundador de la Jerarquía Espiritual hace dieciocho millones de años, cuando era la Época Lemuriana.
Se cree que en una época muy antigua, en tiempos de los Atlantes, la tierra estuvo en cuarentena debido a la ocupación de Fuerzas Oscuras, y algunas Fuerzas de la Luz construyeron debajo de la superficie una civilización luminosa (mejor conocidas como Ciudades Atlantes) donde se buscaba un sendero espiritual bajo la guía y liderazgo de Sanat Kumara, Señor y Rey del Mundo. Dicho Reino de Luz es llamado: Shamballa (o Agartha) pero no debiera confundirse con el Shamballa del plano etérico de Lemuria. La civilización subterránea, se cree que fue construida con túneles que permanecen en la actualidad como puertas dimensionales, siempre con el resguardo del Maestro Ascendido: Sanat Kumara.
Concluyendo, el gran maestro Sanat Kumara, de la tradición del hinduismo, vino a la tierra a ayudarnos hace cerca de 18 millones de años (vino en la segunda ronda del planeta), según la mayoría de los creyentes, intentando que los reinos evolucionen, incluyendo primordialmente dentro de su responsabilidad, el Planeta Tierra. Su conciencia abarca el plano físico cósmico con sus siete sub-planos; su estado de conciencia es inimaginable y se dice que es discípulo del logos solar; proviene del sistema Venusino (que supone una evolución superior a la del Planeta Tierra). Se cree que en el futuro, de la Jerarquía Terrestre, saldrá alguien para hacerse cargo de otro planeta, quizás en este sistema o en otro. El también llamado Rey de las Naciones siempre ha estado presente, pero joven, de distintas formas y con distintos nombres debido al paso de los tiempos y las reencarnaciones que ha tenido este Ser Supremo en nuestro Planeta. La función que desempeña es magna y muchos la atribuyen a la función primordial del Sol, que llena de energía, vida y protección, siempre en miras de la evolución del ser humano. Existen oraciones y canalizaciones hacia Sanat Kumara para ayudarle en sus obras y conectar a través de nuestra mente y alma con él, quien también se cree que suele enviar mensajes a la humanidad, por medio de iniciados que tienen el canal abierto para poder recibirlos. Su plan y obra sobre la evolución de nuestro planeta, es grande; nosotros, los seres humanos, tenemos gran responsabilidad en su plan (con nuestros actos), que se va develando en nuestros corazones.
Autor: Equipo de hermandadblanca.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: