Las energías renovadoras de Junio, Julio y Agosto

29 May

Por: Altaïr García

Iniciamos una nueva etapa con una energía más fuerte, más renovadora y transmutadora. Os deseo que el cambio que estáis viviendo en vuestras vidas sea armonioso y cada día respiréis más dicha y felicidad.

Estos tres meses que llegan traen una fuerte energía guerrera que te ayudarán a abrir el corazón con una fe renovada y enfrentar tus desafíos personales.

Este tiempo es un momento muy bueno para liberarse de todos los apegos y enganches energéticos que os pueden bloquear, para trabajar e invocar la llama rosa y abrir el corazón. Es un tiempo maravilloso para iniciar un proyecto dentro de la Nueva Energía, para unir vuestras fuerzas y vuestras ideas con otras personas afines a vosotros y para solventar los problemas y desafíos en vuestro camino. Para arreglar las comunicaciones.
Son tres meses: junio, julio y agosto, ideales para definir un proyecto renovado de vida, para sanar el corazón y permitiros vivir el amor. Para trabajar la sexualidad desde la conexión, el amor y el silencio, y alimentar con vuestra ternura y aceptación a ese pequeño niño o niña interior tantas veces olvidado o despreciado pero tan necesario en nuestro recorrido.
Iniciamos un camino nuevo, abriendo el corazón a los cambios. Esperando que se terminen de caer aquellos estorbos en el camino, y nos preparamos para ver como esas personas que nos bloquean en el camino, se despiden de nosotros.
Nos abrimos a despedir la envidia y la ira de nuestra vida y en estos meses podemos realizar un trabajo personal para alejar estas viejas energías de nuestro corazón.
En junio vamos a recibir la llegada del solsticio con fuerza, con una gran energía. El gran ave fenix que representa nuestra vida llega a su punto más elevado este junio y durante estos meses vivimos un periodo de transmutación y cambio muy elevado. Celebramos así en este solsticio nuestra conexión con el Sol, sanamos la conexión con el Padre Cósmico y rehacemos nuestras fuerzas para un nuevo impulso hacia una nueva etapa de crecimiento.

Así, este precioso tiempo llega una energía de voluntad en acción, de movimiento, impulso, cambio. Relaciónate, sal, vive aventuras nuevas, enamórate y danza con la llegada de esta energía de verano que tan fuertemente abrigará tu corazón y te calmará las heridas del pasado.

 

Trabajo personal recomendado:
Siéntate en tu lugar habitual de meditación y si quieres puedes poner una foto de aquellas personas con las que quieres sanar una relación, o aquella persona que hace años no ves y añoras. Pueden ser personas vivas o trascendidas, lo importante es que sean personas con las que quieres sanar los lazos desde el corazón para que los escollos kármicos puedan terminar de superarse.
Pon un incienso para limpiar las energías que puedan obstaculizar este trabajo.

Pon una pequeña vela para que ilumine tu mente y tu espacio interior a fin de que puedas ver el camino hasta esa o esas personas con las que quieres conectar.

Pon un alimento, una flor o algo vivo y un poco de agua y siéntate cómodo, cómoda.

Céntrate en esas personas que amas, con las que pudo surgir algún obstáculo, repentinamente se fueron de tu vida, o sientes que debes realizar este trabajo.

En tu mente, justo en tu frente, dibuja un círculo rosa e imagina como esa luz rosa limpia de tu mente todos los obstáculos que impiden que “veas” con claridad el camino. Relájate y respira lenta y profundamente. Sintiendo como la energía rosada desde tu mente baña todo tu cuerpo, tus cuerpos sutiles, y a través de la respiración más y más se expande.

Cuando te sientas en armonía y veas que es el momento, llama a esas personas a tu lado. Llámalas desde su presencia más elevada y decreta que deseas hacer este trabajo des la frecuencia más elevada, para conectar con ellas desde el corazón y así limpiar los lazos que hayan podido quedar heridos de esta u otras vidas entre vosotros. Pide personas desde tu Ser a esa persona para realizar el trabajo y decreta que realizas esta meditación en Armonía con ella, en Armonía con todas las personas que os rodean y en Armonía con el Universo.

En el corazón de esa personas dibuja con tu mente una luz rosada, clara, perfecta, preciosa. Y decreta: GRACIAS por estar en mi vida, GRACIAS por nuestro PERFECTO encuentro de aprendizaje, amor y conexión. Que este trabajo y esta conexión entre ambos se purifique y se limpie de apegos, egoísmo y miedos y entre nosotros solo quede PAZ, AMOR, LIBERTAD, EQUILIBRIO y ARMONÍA. (Puedes utilizar tus palabras en este decreto, siempre en armonía con esa personas, sin forzar, alterar o dañar su libre albedrío y las decisiones que desde el Ser haya tomado o hayáis tomado juntos.

Cuando hayas echo el trabajo visualiza como desde tu corazón y el suyo se unen esas dos esferas rosas con un hilo transparente de luz rosado y siente como ese hilo de luz va creciendo más y más hasta que se transforma en un tubo de luz rosado que os envuelve completamente. Dentro de ese tubo os podéis ver en un nivel superior de conciencia.

Si tu conciencia en este punto es clara puedes preguntar a esa persona por qué apareció en tu vida, qué tiene que enseñarte o que puedes aportarle tú a ella. Qué necesita de ti. Agradecerle que esté ahí, o sanar los recuerdos que vivisteis juntos que no superasteis ninguno de los dos, etc.

Cuando sea el momento despídete de esa persona y siente como el tubo de luz se divide en dos esferas exactamente iguales, una que rodea tu cuerpo y otra que rodea su cuerpo de luz, así os alejáis y te centras de nuevo en tu cuerpo físico.
Una vez estés centrado en ti siente tu corazón, siente si algo cambio en tu interior, en tu cuerpo. Si alguna tensión se aflojo, si tu estado mental o tus emociones cambiaron. Toma consciencia como cualquier problema o desajuste no estaba en la relación entre ambos sino más bien en ti, en tu juicio, en tu rencor o en tu apego, y a través de este trabajo has limpiado total o parcialmente esa energía negativa y esos pensamientos y recuerdos que te alteraban y te dañaban.
Cuando cierres el trabajo agradece al Universo por las causalidades y la perfección en tu vida y pide que todas las personas que te rodean tengan la oportunidad, igual que tu, de sanar las relaciones con aquellos que tienen cerca, expandiendo así la energía de amor y gratitud de tu corazón hasta ellos para bendecirles en su trabajo.

Finalmente agradécete a ti mismo, a ti misma, por realizar el trabajo y sal de la meditación.

Con este trabajo podrás sanar las relaciones que están a medias o en desequilibrio en tu vida, ayudándote a ti y a quienes te rodean a tener más equilibrio en sus vidas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: