Adopta la actitud de un Triunfador: Cree en tí y persevera.

8 May

«La actitud es la primera cualidad que
marca al hombre de éxito». Lowell Picock

Otro ingrediente esencial para lograr la vida abundante y próspera que tanto anhelamos es la actitud positiva. Una actitud buena o una actitud mala es un excelente termómetro para saber como están nuestros pensamientos, en que estamos pensando y como lo estamos manifestando en los hechos. Si andamos quejumbrosos, negligentes, todo nos molesta, o culpamos a otros de lo que nos pasa es por que estamos con una actitud mental negativa. Si por el contrario, a pesar de los altibajos de la vida, nos mantenemos con una actitud mental positiva, es decir, alegres, trabajamos con disciplina y confiados en un futuro mejor quiere decir que estamos en la buena vía.
¿Por qué es tan importante una buena actitud? Porque la actitud determina el tamaño de nuestros sueños, de la metas que queremos alcanzar, entre más grandes sean nos indican que nuestra actitud es la adecuada. También nos permite vislumbrar el futuro con optimismo y nos da ese coraje y empuje que necesitamos para hacer que lo imposible se vuelva posible. “Un sueño por sí mismo no hará nada. En realidad, su actitud no es únicamente una contribución necesaria para ser exitoso. Su actitud—y no la inteligencia, el talento, la educación, la capacidad técnica, la oportunidad, ni siquiera el trabajo arduo—es el factor principal que determina cuán lejos llegará en el viaje del éxito” .

 

Algunos indicadores que te dicen si estas con la actitud correcta:
Crees en tí mismo: una buena autoestima te permite enfocarte en explotar y mejorar tu potencial creativo. “Muchas personas tienen éxito cuando otros no creen en ellas. Pero muy rara vez una persona que no cree en sí misma alcanza el éxito” Herb true .
Tratas de ver lo mejor en cada persona: si frecuentemente ves cosas buenas en las personas que te rodean es mucho más fácil tener una actitud positiva. Por el contrario, si estas a la defensiva, criticando, juzgando estas con la actitud errónea y atrayendo esa energías a ti, ya que esas características tan desagradables que ves en los demás es lo que ellos también ven en ti.
Ves oportunidades por dondequiera: sin importar las circunstancias, la gente positiva ve oportunidades de crecimiento en todo lugar. Han entendido que las oportunidades no son producto de la suerte o de una posición, sino son el resultado de una actitud correcta.
Te enfocas en encontrar soluciones: la persona con una actitud positiva ocupa su tiempo en buscar soluciones a los diferentes desafíos que se le van presentado, en lugar de lamentarse y sobredimensionar el problema.
-Eres una persona altruista: la persona con una actitud positiva desarrolla una gran capacidad e interés por dar, por servir a los demás de diversas formas. Ya sea ayudando a través de un donativo, en especie o bien dando un poco de su tiempo como benévolo en una buena causa. Y no tiene nada que ver con lo mucho o poco que posea, es sólo una cuestión de una buena actitud y disposición.
Eres perseverante: la persona con una actitud positiva es persistente, no importa que se caiga una y otra vez, pues se levantará y continuará su camino hasta lograr el éxito. Pues las caídas lo estimulan a un mayor esfuerzo. Posee una gran fortaleza interna.

Consejos para ayudarte a conservar una buena actitud:
Evita a las personas negativas y con baja frecuencia. Es fácil de reconocerlas, generalmente se la viven quejándose de su infelicidad, culpan a otros, son envidiosas y ven en todo lo negativo. Ellos mismos son sus propios verdugos. “Charles «el tremendo» Jones dijo que la única diferencia entre lo que usted es hoy y lo que será en cinco años viene de los libros que lee y las personas con las que se relaciona. Las personas con las que pasa su tiempo influyen mucho en su actitud. El antiguo adagio es cierto: «Dime con quién andas y te diré quién eres»” .

Utiliza las afirmaciones para auto-motivarte. Recuerda que la auto-sugestión consciente influirá en el subconsciente y lo impulsará a reaccionar a tu favor. Por ejemplo: “Día a día, en todos los sentidos, mediante la gracia de Dios, voy siendo cada vez mejor a través de una AMP (actitud mental positiva)” .
Ocupa tiempo en una actividad agradable o en algún deporte. Esto te mantendrá activo y en buena forma, ocupará tus pensamientos y consumirá tu energía sobrante.
Actúa en pro- de tus sueños, cuando tengas alguna tarea que realizar como parte de tu plan de trabajo para alcanzar tus metas, no pospongas ni busques pretextos, ¡Hazlo en ese preciso momento! La negligencia y el auto-sabotaje no son parte de una buena actitud.
Mantén un ambiente armónico que te estimule a trabajar para alcanzar tus objetivos: esto se refiere a tener buenas y sanas relaciones interpersonales; proyecta una imagen de pulcritud y que tu hogar este limpio y ordenado, ya que es más fácil concentrarse en un ambiente organizado.
Pide la guía Divina cuando te encuentres en una situación compleja, para que te ayude a pronto encontrar la solución a tu problema.
Desarrolla tu lado espiritual, a través de la meditación y la oración podrás entrar en contacto con tu ser divino. La introspección te ayudará a discernir sobre lo que más te conviene y te dará las herramientas necesarias para que transformes cualquier situación a tu favor y sigas avanzando en tu camino. Ten presente que, al entrar en contacto con tu Yo interno también entras en contacto con Dios y bajo su guía y protección todo irá mejor.
Y como ya mencioné anteriormente, una actitud mental positiva es un excelente repelente contra tragedias y accidentes, pues nos mantiene en un estado de alerta constante y nos permite prever. Sin embargo, cuando se llegan a presentar estamos con la serenidad y calma suficientes para afrontarlas y superarlas. Esa es la gran diferencia de adoptar la actitud correcta.
Extracto del libro:
Lorena Lacaille, El puente Fú, el camino hacia la prosperidad, Palibrio 2013, págs.184-188
Para sugerencias y comentarios sobre mis artículos y sobre la información que encuentras en el blog (https://mundometafisico.wordpress.com/), escríbeme a las siguientes direcciones y te responderé a la brevedad posible.
-Lorenalacaille79@gmail.com
-mundometafisico@gmail.com
Y también me puedes seguir en mis cuentas de Facebook, Twitter y Google+ sólo búscame como Lorena Lacaille y ¡listo!

Nota: para bajar el artículo en PDF visita la sección del libro “El puente Fú”.

Derechos de autor
Mundo Metafísico es una Marca Registrada ® su uso es ilegal sin la autorización de su autor constituye un delito. Toda la información difundida en este Site es de libre distribución siempre y cuando respetes el nombre del autor y no alteres la información de los artículos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: