Archivo | febrero, 2014

video: Lectura del Rostro

28 Feb

por: Monica Koppel

Anuncios

Lectura del rostro: Mian Xiang, una disciplina milenaria

27 Feb

El Mian Xiang es una disciplina originaria de China, que tiene miles de años y consiste en descifrar la personalidad y otras cuestiones de la persona a partir de la interpretación de los rasgos que denotan los distintos elementos de su rostro. Así, tal y como la Quiromancia asigna un rol a cada línea de la palma de la mano, el Mian Xiang lo hace con las partes de la cara, con la diferencia de que, a diferencia de la Quiromancia, sus lecturas son mucho más comprobables a la luz de nuestra experiencia habitual. Por ejemplo: ¿quién no ha escuchado que los labios gruesos y de formas sensuales realmente son propios de gente sensual?, ¿quién no se ha fijado en que las personas de rasgos suaves y curvos son por lo general gente de suave trato o por lo menos no propensas a la agresividad? Para quien desee aventurarse en el mundo del Mian Xiang y tener ciertos conocimientos que le permitan develar características ajenas sin mucho esfuerzo, este artículo podría resultar ciertamente útil.

Los lados del rostro

El lado izquierdo del rostro representa al Yang o aspecto masculino, mientras el derecho es Yin o aspecto femenino. En la mujer, el lado derecho la representa a ella misma y a otras mujeres (madre, hermana, hija y amigas), mientras el izquierdo representa a los hombres de su vida (padre, esposo, hijos y amigos). Entretanto, en el hombre el lado izquierdo lo representa a sí mismo y a los otros hombres, y el derecho a las mujeres. Por ello, si usted está analizando un rostro masculino, el lado que representa a la persona es el izquierdo, en tanto que es el derecho si se trata de una mujer. Evidentemente, si miramos a alguien para indagar su Yin y Yang, su lado izquierdo estará frente a nuestro lado derecho, y su lado derecho frente a nuestro lado izquierdo; mientras que, si nos miramos al espejo, nuestro lado izquierdo estará frente a nuestro lado izquierdo, y nuestro lado derecho frente a nuestro lado derecho. Así, por ejemplo, una mujer en que el lado izquierdo sea más notorio, será una mujer que se preocupe más por el esposo, el padre, los hijos, tendiendo a dejarse de lado; e, igualmente, lo mismo pero a la inversa si se trata de un hombre en el que predomine el lado derecho.

División trinitaria del rostro

El rostro se divide horizontalmente en tres regiones importantes: cielo (desde el borde del cabello hasta las cejas), hombre (de las cejas a la base de la nariz) y tierra (de la base de la nariz al borde de la barbilla). La primera región se vincula al intelecto, la segunda a las emociones, sentimientos y comportamientos, y la tercera a los instintos.

Mientras más desarrollo presente una región, hay más control y desarrollo en lo que esa región represente. Así, una persona con barbilla y parte inferior muy poco pronunciada, será una persona con dificultad para controlar sus instintos, mientras que, una persona con una frente amplia, tendrá más desarrollada la región del cielo, lo que equivaldrá a una buena potencia intelectual y a una tendencia, a menos que una o ambas de las otras regiones estén igual de desarrolladas, a tomar decisiones con la cabeza.

Formas del rostro y sus significados

La forma de la cara está vinculada a los cinco elementos de la naturaleza y refleja en gran parte el temperamento. En general se tiene que los rostros angulosos manifiestan características como energía-vitalidad, raciocinio y constancia, mientras que los curvados-ovalados representan rasgos como la imaginación-creatividad, la sensibilidad-emocionalidad y la dulzura. Existen cinco formas primarias: pera (fuego), redonda (agua), triángulo (madera), óvalo (metal) y cuadrada (tierra); además de tres formas mixtas de madera con otro elemento: diamante (madera y fuego), ovalada (madera y metal) y corazón (madera y agua).

 lectura-del-rostro2

Pera (fuego, planeta Marte):
Es ancha en la parte de la barbilla y el mentón, delgada en la frente y con nariz y mejillas definidas. Las personas con esta forma de rostro:

  • Causan la impresión de ser estudiosas y dedicadas
  • Son diplomáticas, educadas, amables y usualmente elegantes
  • Se preocupan por su aspecto
  • Son coquetas, aventureras, ambiciosas, impulsivas y a veces irritables
  • Suelen ser buenas en oratoria
  • Son listas, dinámicas, astutas, perseverantes y de personalidad magnética, pero también volubles, inseguras e inestables
  • Suelen decantarse por profesiones en la Ciencia, la Política, el Periodismo, la Publicidad y a veces en los negocios.

Redonda (agua, planeta Mercurio):
Es un tipo de rostro redondeado, irregular, usualmente “regordete”y sin “montañas” muy pronunciadas. Las personas con esta forma de rostro:

  • Suelen salir adelante en cualquier circunstancia
  • Son rápidas e intuitivas
  • Presentan pensamiento profundo, ideas claras y brillantes.
  • Son flexibles, prácticas, emprendedoras, no suelen regirse por normas.
  • Tienen facilidad para relacionarse con los demás
  • Son afectuosas
  • Son oportunistas y les gusta la buena vida, por lo que presentan tendencia a engordar
  • Suelen convertirse en inventores, pero sobre todo en gente dedicada a negocios y finanzas.

Triangular (madera, Júpiter):
Son rostros alargados y en cierta forma rectangulares, caracterizados por ser anchos de frente, a la vez que con una barbilla o base angosta y delgada. Las personas con esta forma de rostro:

  • Son perseverantes, de fuerte voluntad
  • Son bastante pensantes, a la vez que benevolentes, comprensivas, generosas y amables.
  • Son innovadoras, creativas, de ideas vanguardistas, y también son integras, idealistas y soñadoras
  • Más que el dinero, buscan el conocimiento, la comprensión y la sabiduría
  • Persiguen el crecimiento y desarrollo personal.
  • Suelen convertirse en artistas, científicos, o incluso grandes pensadores

Ovalo (metal, Venus):
Como su nombre lo indica, son caras ovaladas (no redondas). Las personas con esta forma de rostro:

  • Son sociables
  • Suelen ser percibidas (lo que no indica que así sean) como confiables e ingenuas
  • Son hospitalarias, pacíficas, diplomáticas, sensibles a los sentimientos ajenos, dotadas de gracia y elegancia natural.
  • Suelen convertirse en ejecutivos, asesores de imagen, modelos, directores y administradores.

Cuadrada (tierra, Saturno):
Es un tipo de rostro cuyos ángulos, sobre todo de mentón, dan un aspecto cuadrado, tanto de frente como de lado. Las personas con esta forma de rostro:

  • Son prácticas, poco creativas e imaginativas, realistas
  • Se muestran reservadas, calladas
  • Son tenaces, necias, algo agresivas, de voluntad férrea, con dotes de líder y una gran seguridad y vitalidad
  • Su forma de pensar suele expresarse en términos de fuerza y poder
  • Muestran propensión a perseguir el dinero, la estabilidad, la seguridad y un espacio propio.
  • Son muy buenos en profesiones vinculadas a la construcción, la industria y, en general, cualquier tipo de trabajo que requiera una actitud y una mentalidad expansiva, determinada y enérgica.

Diamante (madera-fuego, Júpiter-Marte):
Son formas con frente y barbilla angostas, mientras que presentan anchura en la zona intermedia de las mejillas. Las personas con este tipo de rostro:

  • Emplean su inteligencia y talentos de forma efectiva
  • Son competitivas pero no materialistas
  • Son enérgicas, competitivas e innovadoras
  • Suelen convertirse en grandes emprendedores y ejecutivos

Ovalada (madera-metal, Júpiter-Venus):
La forma es como la del rostro ovalado pero más alargada. Las personas con este tipo de rostro:

  • Son soñadoras, a veces demasiado soñadoras
  • Encarnan el estereotipo clásico de belleza femenina
  • Suelen ser graciosas y elegantes

Frecuentemente tienen potencial para la moda y el modelaje

Corazón (madera-agua, Júpiter-Mercurio):
Puede confundirse con la forma triangular pero es curvada y parece más un corazón. Las personas con este tipo de rostro:

  • Son socialmente adaptables pero presentan tendencia a ser dependientes.
  • Tienen el problema de que tienden a buscar controlar y manipular a los demás en vez de desarrollar sus propias habilidades para conseguir sus metas y realizar sus deseos.
  • Son imaginativas y creativas

Las cejas:

Arqueadas: Rápida consecución de las metas; sensibilidad-empatía, dotes para apreciar y/o crear arte, equilibrio entre el afecto y el trabajo.

Elevadas: Realismo, optimismo, autocontrol, y cierta agresividad y ambición

Caídas: Debilidad solamente aparente, mentalidad calculadora, tendencia a manipular.

Rectas: Potencial alto para el éxito laboral, buena salud y vitalidad, gusto por el deporte y el trabajo, temperamentalidad y autoritarismo.

Cortas: Ambición, independencia, inestabilidad afectiva, apasionamiento, vehemencia, grandes dotes amatorias…

Angulares: Creatividad, capacidad para los negocios, falta de discernimiento para saber cuándo retirarse de algo, tendencia a traicionar la confianza en el trabajo, la amistad y los afectos.

Redondeadas: Materialismo, carácter dominante y caprichoso, tendencia a la seriedad y dureza.

Unidas: Tendencia a la agresividad, la negatividad, la actitud conflictiva y la impulsividad

Semipobladas: Amabilidad, sociabilidad, actitud comunicativa y colaboradora, capacidad para dirigir proyectos sociales y comunitarios.

Ojos:

Pequeños: Concentración, profundidad

Hundidos: Introversión, actitud reflexiva, selectiva, exigente e intensa.

Grandes: Emotividad y sensibilidad.

Rasgados: Gran potencial afectivo (cuando no es debido a la raza)

Redondos: Tendencia a la ingenuidad, el sentimiento de inseguridad y los temores infantiles

Saltones: Propensión a exteriorizar emociones y pensamientos, necesidad de contacto y actitud dispersa.

La nariz:

 

Vista de perfil:

Larga: Orgullo, carácter fuerte, buen manejo de asuntos materiales, necesidad de contacto social, tendencia a relacionarse por conveniencias personales.

Corta o chata: Flexibilidad de carácter, actitud independiente y tendencia al comportamiento caprichoso.

Vista de frente:

Corta: Espontaneidad, rapidez para actuar, tendencia a reaccionar instintivamente.

Larga: Sabiduría para aprender de las experiencias y errores, dones de mando y facilidad comunicativa.

Por su forma

Fina: Irritabilidad, inseguridad, nerviosismo, inestabilidad anímica

Gruesa: Actitud calmada y estable, tenacidad, lealtad en el amor, perseverancia, capacidad para mantener la “sangre fría” incluso en momentos extremos.

Redonda: Actitud sociable y diplomática, buen tacto, calidez personal, carácter llevadero.

Puntiaguda: Sensibilidad, intuición, curiosidad innata, sentido de clase social, aprecio por las convenciones, falta de espontaneidad.

Aguileña: Materialismo, ambición, intensos instintos sexuales, habilidad para manipular, dotes para los negocios.

Por las partes de la nariz:

Raíz plana: Buena vida familiar.

Raíz alta: Buen potencial para alcanzar objetivos económicos y sociales.

Puente recto: Tendencia a conseguir éxito y fortuna

Puente chato: Propensión a enfrentar dificultades.

Puente delgado y huesudo: Egoísmo, actitud maquiavélica que puede llegar al extremo de sacrificar el bienestar de la propia familia por conseguir el bien propio…

Nariz de punta redondeada: Facilidad para conseguir dinero

Nariz de punta fina o afilada: Dificultad para conseguir dinero, vida de esfuerzo y sacrificio.

Fosas nasales grandes y bien formadas: Generosidad y actitud desinteresada

Fosas nasales muy finas y cerradas: Avaricia y mezquindad, sobre todo con parientes y amigos…

Fosas nasales que se ven de frente: Irresponsabilidad

La boca:

 

Grande: Sensualidad, deseos materiales

Pequeña: Timidez, deseo de gustar y agradar, ternura

Labios finos: Actitud práctica, tendencia a la seriedad, autodominio, cierta frialdad y actitud calculadora, facilidad para ocultar las propias emociones y sentimientos

Labios gruesos: Sensualidad, necesidad de vincularse a otras personas.

Labios entreabiertos: Variabilidad anímica, tendencia a impresionarse fácilmente, actitud caprichosa, inmadurez si la boca no se cierra ni siquiera en reposo.

FUENTES: 1 – 2 – 3 – 4 – 5

BIBLIOGRAFÍA:
Lectura del rostro. Mian Xiang. El arte chino de la interpretación del rostro. Escrito por Mónica Koppel y Bruno Koppel.

 

Are You Unsatisfied With Your Life? How To Feed A Hungry Soul.

26 Feb

I WAS SEARCHING FOR what I could eat that would satisfy my demanding taste buds. Nothing hit the spot, and my desperation was elevating with each empty bite. Was my body craving salt or sugar, I wondered? Had I developed a mineral deficiency that was making me ravenous? Something felt off. My body was begging for more, but more of what? I had no idea. Nothing I ate came even close to touching my hunger.

The Missing Piece of the Puzzle

I was scheduled to attend a birthday party on Sunday afternoon, and as I begrudgingly got in my car and pulled out of my garage, I was already thinking about what food might be awaiting me there. I was like an addict looking for my next fix of drugs or alcohol—only for me it was food. This was not the well-manicured and highly managed me.

I drove down Wissahickon Avenue in Philadelphia, the windshield wipers working to clear the rain. My mood was quiet and surrendered. A few minutes into my drive, it hit me, and I said out loud, “I’m hungry!” The words flowed out of my mouth like living water, and as my ears heard the truth with clarity and precision, I knew something had shifted. I pulled my car over to the side of the road, opened the notes section of my phone, and typed in all-caps: I’MHUNGRY.

I didn’t know at that moment that my life was about to change forever, but I did know that something big had just happened. I hadn’t yet put together that this was the missing piece of my puzzle—and the second half of my diagnosis. That knowing I was hungry would help me solve the ongoing mystery of dying to be me.

What I Was Truly Hungry For

The rest of the way to the birthday party I went through a litany of what I was truly hungry for in my life:

I’m hungry for real love—not crumbs I try to call a meal.

I’m hungry for relationships where respect is the cornerstone of the connection.

I’m hungry to be in relationships that don’t require me to dim my bright light in order to be offered a seat at the table.

I’m hungry to have my gift and talents truly appreciated by those I work with.

I’m hungry to not need to dumb myself down so that others feel smart.

I’m hungry to be beautiful and sexy and not a Barbie doll for a man.

I’m hungry to have a partner who doesn’t feel like a predator.

I’m hungry for passion and great sex that is worthy of my mind, body, and spirit.

I’m hungry to not have to play small when my spirit and dreams are big.

I’m hungry to be brave and not let fear drive my life. I’m hungry for an undivided self, soul, life, love, and relationship.

I am hungry to know I am loved and am irrevocably a child of God.

I’m hungry to be me.

My Turning Point – Living My Truth

Enraptured by my revelation, I prayed, “God, your child is hungry. I want more. I want the real thing, not fake, not airbrushed, not a wannabe. I’m hungry for a real life and a real me.”

That was my turning point. I love to share it, because it speaks truth to the lie that insatiable hunger should be hidden or disguised—that it is shameful, inappropriate, or a sign of weakness.

I began to notice with fresh eyes the gnawing discomfort of the people I encountered at speaking engagements, at parties, on planes, or street corners. I felt such empathy for their pain. I tuned into their hunger—the shame, the loss of self and identity, the feeling of not being enough, the inner brutalization going on in their lives. I could see that they were terrified of speaking their own difficult truths—like people at a party who, when asked how they’re doing, respond, “Great, great.” Or those at church who have the pat answer, “I’m blessed and highly favored.” There is no permission to say, “I’m blessed—and I feel like mess.” I always think those family holiday letters, the ones giving people the update on all that is good in life, do such a disservice. There is no voice given to the tender difficulties and the raw places that life demands we face. All the faking does nothing but make us more and more hungry, force-feeding illusions that only a photoshop program can create. Lies, pretending, and hiding make us even hungrier—and, ultimately, send us into a condition of starvation.

want_more_from_Life_robin_smith

“All the faking does nothing but make us more and more hungry, force-feeding illusions that only a photoshop program can create.” – Dr. Robin L. Smith

 

I watched people accepting without question the big lie: In order to be worthwhile, we have to get with the program and let other people define our value. We have to fill our plates with delicacies that someone else chooses for us, and not complain if they aren’t to our liking. And we have to look perfect while doing it! What an impossible and soul-draining burden.

Dr. Robin L. Smith is a national television personality, best-selling author, ordained minister, keynote speaker, and licensed psychologist.

 

Los lazos espirituales de las almas gemelas.

24 Feb

 

¿Cuántas veces te has enamorado a primera vista y ser correspondido de igual manera? Te dejo tiempo para pensar…

¿Fuiste correspondido? ¿Cuánto tiempo duro? ¿Sigues con la persona? ¿Se dijeron adiós porque tenían diferentes metas, algo así como que se va un año a dar la vuelta al mundo, o lo transfieren 5 años a Japón mientras que tú te acabas de inscribir al doctorado o maestría de tus sueños… o bien, resulta que difieren por grande generaciones? Sí, existen bifurcaciones de tiempos.

Hoy en día tenemos mucha información por los nuevos cambios que vienen pronto, pero en cuanto al área de relaciones creo que seguimos en tiempos ARCAICOS. Seguimos esperando aquel príncipe azul que llegue cabalgando hacia nosotros, o la cenicienta que despierte de su largo sueño para darse cuenta de que EXISTIMOS.

Pues bien, seguramente has escuchado hablar de Almas gemelas. Las almas gemelas son espíritus que vibran en la misma resonancia dentro del grupo de las conexiones espirituales. Estas almas tienen una compatibilidad y apego emocional que supera a la que existe en relación al resto de tus conexiones.

El amor a primera vista como seguramente muchos de nosotros lo hemos sentido puede reflejar una intensa sensación de intimidad que puede indicar que nos hemos encontrado con alguien a quien hemos amado en alguna vida pasada. Que la conocemos de hace tiempo y que la sensación de intimidad es tan grande que todo lo demás desaparece.

¿Te ha pasado?

Una manera de sentir que estamos con nuestra alma gemela puede ocurrir después de haber estado con esa persona en varias ocasiones después del primer encuentro y tal vez no hay necesidad de tanta comunicación. De repente te das cuenta que eres tú misma con alguien que acabas de conocer y que no has tratado por ningún motivo hacerte la interesante o de impresionar, porque sabes muy bien que hay algo más.

Las almas vibran en forma sutil o en forma densa, de acuerdo a su altruismo o egoísmo. Cada vibración es distinta a la otra, pero hay espíritus que tienen vibraciones afines. No existe el complemento del que todos nos mencionan de mi media naranja, o mi otra mitad, eso es ARCÁICO. El seguir pensando así lo único que hará es alentarnos el hecho de encontrarnos con ella.

Esto también puede manifestarse como algo repentino. La atadura espiritual de las almas gemelas puede emerger después de un tiempo y usualmente causa un sentimiento como si se hubiera compartido un pasado. Esto es matizado por un amor impersonal y no por un sentido de posesión. Cuando realmente estamos cerca de nuestra Alma Gemela se experimenta una reacción que nunca hemos sentido con ninguna otra persona.

Algunos de los síntomas son que nos podemos sentir incómodos, extraños, ya que estamos dando pie a una vibración, por lo que al mismo tiempo experimentamos una sensación muy especial hasta podría decir extraña y entera.

Antes que nada me gustaría decirte que no solo hay una alma gemela existen muchas y no solo en donde vives, pueden estar en otros países, y tener diferente edad a la tuya, algo así como una gran brecha generacional, pero que al conocerse se reconoce el lazo espiritual, puede que entre a tu vida como una brisa con el solo efecto de hacerte pasar un buen momento por un tiempo definido o limitado, se conoce de antemano cuando estas frente a alguien así, es un instinto espiritual que todos tenemos y que la mejor solución es disfrutar mientras se tenga, cuando comienzan los miedos, las comparaciones, el querer retener, aquello destinado a hacer una brisa se convierte en un tormento. Hay que saber diferenciar entre algo pasajero y algo duradero, y esas almas gemelas pueden ir y venir, muchas veces se dan con personas de diferentes backgrounds, raza, cultura, nivel socioeconómico, e inclusive del mismo sexo, etc.

Algo muy importante es que podría ser muy raro el encuentro con ellas, no es algo así que se dé a diario… hay que estar muy abiertos y conscientes y sobre todo liberarte de todos los miedos, apegos, bloqueos; piensa que tu alma gemela ya está en camino pero hay cosas de las que debes desprenderte.

Desprenderte de la ansiedad por encontrarla, de la necesidad de terminar con la soledad, de los miedos, los bloqueos y todo lo que sientas que pudiera obstaculizar el encuentro. Estas energías levantan barreras y, aunque tengas a tu Alma Gemela delante, no podrás verla pues estas energías lo impedirían.

Al Alma Gemela solo puede accederse desde la tranquilidad interior y la confianza. Y sobre todo, desde el centro de tu corazón donde yace el Amor más puro y divino que existe. Ese es el nexo de unión y desapego. Como ya dije, no todas las almas son para quedarse con ellas. No hay que confundir Alma Gemela con los Espíritus afines que son los que nos vamos encontrando vida tras vida y con los que nos une un gran Amor pero no es el mismo del Alma Gemela.

Existen diferentes tipos de patrones o tipos comunes de karma en las relaciones sentimentales; como pactos; (no siempre las almas gemelas se aman entre sí) el abandono, manipulación, abuso, luchas por poder, amor, odio, envidia, celos, intimidad, rechazo, decepción.

Por ejemplo para aquellos que se convierten en adictos a su relación amorosa hasta el punto de no poder salirse de esa relación a pesar del daño que se tiene o por el solo el hecho de sentirse “atrapados” la lección que necesitan para resolver su karma puede requerir de darse cuenta que es un maestro y que te muestra tus carencias, en este caso sin querer tu pacto es: te obligo a que me abandones o maltrates para yo recuperar mi valor y respeto.

Las Almas Gemelas, antes de estar juntas como pareja, experimentan durante vidas con otras personas para aprender todo lo necesario. Cada persona con la que se encuentran y comparten experiencias íntimas y personales les aportan cosas nuevas que les hacen crecer como personas en muchos terrenos, aprender del amor y de las relaciones.

No importa quien tenga razón, lo importante es que los sentimientos negativos sean transmutados y purificados. Debemos aceptar, con humildad, que una relación que ha comportado sufrimiento, también ha significado un aprendizaje y nos ha ayudado a evolucionar y que toda persona que irrumpe en nuestra vida acaba siendo un instrumento para crecer.

Las almas gemelas solo tienen afinidad verdadera en los planos de Luz, porque en los planos inferiores, su resonancia no es garantía de compatibilidad, podremos decir que si te unes a una alma gemela con pactos de karma, hazlo consciente y transmuta, sí! suena fácil, tal vez pueda llevarte años con el significado de mantener ese pacto para tu vida terrenal.

La fusión con el alma gemela solo se podrá dar si estamos equilibrados y en sintonía uno con el otro. A esta fusión se le llama “el vinculo cósmico”. Al estar en el mismo nivel de evolución comparten objetivos y al estar juntos, el gran amor que despiden se abre a toda la humanidad, esa unión afecta (positivo) a todo el universo, no solo te afecta a ti, todo es un fluir de energías para bien.

Y bien según varias teorías aparte de las almas gemelas existen:

 

Compañera gemela
Son almas con las que has ido evolucionando. Pertenecen a una misma asociación o grupo altruista a favor de la humanidad. Son las personas con las que trabajas en conjunto para llevar a cabo grandes propósitos. Pueden ser personas que colaboran activamente con grupos de ayuda o algún bien común, digamos servicio, no necesariamente es sexual de hecho puede ser hasta un hermano o hermana.

 

Flamas gemelas
Estás conectada con estas personas por el chakra del corazón. No se puede romper este lazo. Pero no siempre las encuentras en esta vida. Si tienes la suerte, un encuentro amoroso puede ser una gran e intensa experiencia. Las llamas gemelas son almas que se alimentan en la misma fuente con los mismos principios de vida. Ellas constatarán que durante la existencia en la cual se encuentran, habrán sido atraídas por las mismas elecciones de vida, mismo sin conocerse. Esta misma son aquellos que te impulsan a actuar y seguir tu misión puede ser que al solo estar con ellas tus ideas cambien y evolucionen para crear y avanzar.

 

Rayo gemelo
Según la mitología, es la persona/alma con quién eras uno en el origen, cuando todos los seres eran andróginos. Están unidas por todos los chakras. Las dos personas tienen la misma misión en la vida y hacen lo mismo, aunque vivan en países diferentes y nunca lleguen a encontrarse. Un encuentro amoroso entre estas personas es como la realización última.
El mundo espiritual sustenta también la vida y el amor, sin este poder divino que nos une la creación dejaria de existir, por lo tanto para la vida también el encuentro de estas almas es un gran regalo energético….

 

Autora: Sofia Randall

 

 

Vídeo: Women Empowerment | Simply…EMPOWERED by Crystal Andrus

23 Feb

 

Simply. . . Empowered! Your map to the high road.

22 Feb

How to create your own support system.

 

LIFE SHOULD FEEL EASY and effortless, like floating on a buoy on a beautiful summer day. Instead, most of us live like we’re trying to hold the buoy underwater—applying so much resistance is exhausting. There are so many lies that we don’t even realize are lies. It takes great effort to live in this way, yet all it takes is letting go . . . of fear, anger, and of the lies we’ve fed ourselves. We must allow our truth to rise to the surface in order to resonate in our natural and elevated place. Try telling this to someone who thinks the buoy is saving her life. Letting go is terrifying!

As you go about your day, be aware of what you’re feeling. When a moment of weakness arrives (whether it’s making an excuse; complaining and whining; popping a pill; smoking a joint; heading to the bar, mall, or casino; watching a porno; gambling your paycheck; picking up a stranger; working longer and longer hours; or simply vacating in front of the TV all night with ice cream and potato chips) stop and ask yourself, What am I really feeling? Don’t beat yourself up for the ways you want to escape your fears—instead, look at what’s really going on.

Each time you take the high road, your weaknesses lose power over you, and eventually, you’ll realize that nothing has a hold on you. That is true empowerment!

Taking the high road may sound easier said than done, but right now, while you’re feeling strong and inspired, create the support system you’ll need when a moment of weakness arrives. For example, if you tend to eat or drink when you get upset, come up with a list of positive alternatives right now. This will be your line of defense!

Make your arrangements in advance with a person you can call for a talk or walk. Perhaps you could find a workout buddy or running partner. Is there a favorite bookstore you could visit? A journal you could pour your thoughts into? Maybe you could meet up with a squash or tennis buddy to whack away your frustrations together. Could you run a hot bubble bath and meditate? Go for a yoga class? Listen to your favorite playlist? Head to a spa for a massage or manicure? Visit a museum or art gallery to clear your head? You could even just make sure that you have plenty of healthy snacks in the refrigerator.

Maybe you have a tendency to get stressed over your finances and at times pull the covers over your head, leaving the mail to pile up unopened. Or maybe you jump in your car and head to the mall to shop away your woes. You, too, must create your “high road” choices before the next worrisome episode arrives. Call a financial planner now! You don’t need to have lots of money to talk with someone. They’ll help anyone, even those in dire need of getting out of trouble. Don’t be embarrassed! This takes courage, too. Your planner will give you an array of suggestions that will offer you hope and a sense of empowerment. Taking action doesn’t cause anxiety; it’s the not taking action that does!

When your moment of weakness arrives, pull out your “high road” choices, your line of defense, and do something that will add to your life force rather than take from it!

Once you’ve made your list, read it over every day. Get very familiar with your better options so that when you’re faced with a crisis, they become second nature.

The next step is the most crucial one of all: Before you make any decision—stop! Don’t react.

In order to do so, you must be willing to pause, even if for just 30 seconds (30 seconds of no talking, moving, thinking, speculating, worrying, or considering). Take this time to just breathe and clear your mind. Ask yourself, What do I want to feel?

I guarantee you want to feel empowered. You want to create a magnificent life. You want to enjoy the fruits of your labor, not squander them. You want a great relationship, not to get even. You want a beautiful, healthy body, not indigestion and guilt. You want peace, joy, love, and harmony—not fighting, pain, fear, and lack. One road will lead you to your dreams, the other to your downfall. In your moment of weakness, just stop, breathe, and say a prayer:

God, thank you for helping me make the right choice.
Thank you for giving me freedom to choose what I want.
Thank you for giving me so much courage and such a willing spirit.
There is nothing I can’t do through You.

Excerpted from Simply . . . Empowered! by Crystal Andrus. Copyright © 2010 (Hay House).

Crystal Andrus is the one of North America’s most dynamic health and fitness experts, motivational speakers, and is a leading authority on balancing a woman’s work, family, and personal well-being. Author of the bestselling book, Simply…Woman! The 12 Week BODY-MIND-SOUL Total Transformation Program, she has helped thousands transform their bodies—and lives.

 

Nuestra vivienda es un “ente” energético

20 Feb

Al igual que cada alma posee su propio registro, nuestras viviendas o lugares de residencia actuales también son considerados entidades energéticas que poseen su propio libro akashico.

Así, es perfectamente posible realizar limpiezas energéticas en la vivienda o residencia que poseemos a través de los Registros Akashicos, algo muy recomendable de realizar allá donde vivimos o trabajamos, para eliminar del lugar toda la posible negatividad acumulada durante toda su existencia (incluso desde antes de ser nuestra casa construida como tal, pues el lugar puede haber sido usado para múltiples cosas que han mantenido su energía intacta con el paso del tiempo).

Nuestra casa es un ser energético, nos lo parezca o no. El simple hecho de que vivamos en ella y dejemos rastros de lo que emitimos constantemente a través de nuestra aura, lo que emiten las personas que viven con nosotros, los que entran y salen, y lo que recogemos en otros sitios y luego termina anclándose a cualquier objeto de nuestro entorno hace que sea importante prestarle más atención de la que normalmente le prestamos.

Una casa, vivienda o propiedad tiene asimismo una historia energética detrás. El lugar donde estamos viviendo ahora puede haber sido hace mil años un campo de batalla, una iglesia, un lugar de culto, un bosque, una ciénaga, un cementerio o cualquier otra cosa.

Todos los remanentes energéticos que han tenido la suficiente fuerza para impregnar ese terreno donde ahora se levanta nuestro edificio y que no han sido procesados por el planeta(que es a donde pertenecen estas energías), siguen latentes en mayor o menor medida en el espacio que ocupamos.

¿Que problemas podemos encontrar en una vivienda?

En una casa podemos encontrarnos de todo. Portales energéticos abiertos a otros planos dimensionales (normalmente el bajo astral), aprovechados por entidades para entrar y salir sin que nosotros lo percibamos (los niños si que lo notan, y se quedaran mirando viendo a todo tipo de entidades pasar por tu cocina y desaparecer de repente, por experiencia propia :-)), también objetos antiguos que vienen cargados con energías de sus anteriores propietarios, o formas de pensamiento negativas que se acumulan en la atmósfera de la casa y que crean un mini inconsciente colectivo que afecta a todos los que se encuentran bajo ese mismo techo.

Podemos encontrarnos varias cosas que influyen negativamente en las personas que residen en un lugar concreto.

  • La negatividad y energías discordantes generadas por todos los anteriores inquilinos que han pasado o habitado el lugar
  • La energía remanente de todas las personas que entran y salen de la casa, no habitando en ella, pero que dejan a su paso restos de energía negativa, si existe en su aura, al engancharse con la energía de los que viven allí o de los objetos propensos a cargarse energéticamente (cristales, minerales, etc)
  • Espíritus, entidades no encarnadas y almas “errantes” que no han transicionado a los planos superiores por estar ancladas al lugar (que quizás significó algo para ellos en algún momento) y no pueden o no saben “irse”. Su energía afecta mucho a los ocupantes de la casa, aunque pueden no darse cuenta.
  • Tipo de “asignación” del lugar. Cuando un evento o situación importante carga energéticamente el lugar donde vivimos, se le asigna este tipo de energía que se mantiene a menos que se cambie. Es decir, si el terreno donde nuestra casa está edificada fue hace siglos un campo de batalla, la energía de esas batallas es la que permanece como principal, idem si fue un lugar de culto, si fue un cementerio, si fue un lugar sagrado, etc. Esas influencias se han de convertir en energías asociadas a la función de “hogar” o “lugar de trabajo” para armonizar lo que el sitio”es”, con lo que el sitio “se usa como”.

La mayor parte de las veces nada de esto suele molestarnos mucho. En las lecturas de viviendas se suele usar un índice numérico para valorar la “negatividad” que puede existir en un lugar, y salvo en casos muy extremos, todas suelen estar entre 5 y 30, siendo 100 el máximo, y considerando que un sitio es apto para vivir hasta los 45.

Aún así, las personas que son más sensibles enseguida notan cuando el ambiente de un lugar está mas limpio o más cargado negativamente, y puede causarles trastornos pues se llevan a casa la sensación o formas negativas que existían en el lugar al que fuiste de visita.

Simplemente, si es tu caso, cuando vayas a cualquier sitio date a ti mismo la “orden mental”, o pon la intención de que no permites a ningún tipo de energía negativa anclarse a tu aura, de forma que auto-bloquees posibles interacciones con un entorno que a la larga, puede causar un bloqueo o problema energético en ti, aunque sea leve y la mayoría de las veces no nos demos cuenta.

Mayor sensibilidad

Alguna vez ya lo he comentado, cuanto más se “trabaja uno mismo”, más sensible se vuelve a estas pequeñas cosas. A mas limpio está tu sistema energético (y más sano, claro está), a la mínima que se te engancha algo ya lo notas, aunque sea como una pequeña sensación de desasosiego (o ves el efecto del bloqueo manifestado rápidamente en tu realidad).

Es por ello que al final debes recurrir a todo tipo de herramientas para protegerte, o hacerte limpiezas regulares, llevar piedras que te ayuden, etc. Es como con los alimentos, hay gente que empieza a comer más y más sano, y cuando comen algo de comida basura de repente se ponen enfermos, pues el organismo ya no tolera ese tipo de alimentos.

Lo mismo nos pasa con nuestro sistema energético, y tener una casa sana es una de las cosas mas importantes para, como mínimo, sentirnos a gusto y ¡relajados el tiempo que pasamos en ella!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: David Topí
Metafísica. Tratando de entender el mundo que no vemos