Archivo | agosto, 2013

EL VIAJE ES MÁS DIVERTIDO SI SABE HACIA DÓNDE VA. El cuadro tradicional del éxito, 1ra. Parte.

30 Ago

El problema para la mayoría de las personas que quieren ser exitosas no es que no puedan alcanzar el éxito. El principal obstáculo es que lo entienden mal. Maltbie D. Babcock dijo: «Uno de los errores más comunes, y el más costoso, es pensar que el éxito

se debe a algún genio, a algo mágico o alguna otra cosa que no poseemos». ¿Qué es el éxito? ¿Cómo es? La mayoría tiene un cuadro vago de lo que significa ser una persona de éxito y se parece a algo como esto:

 

La riqueza de Bill Gates,

el físico de Arnold Schwarzenegger,

(o de Cindy Crawford),

la inteligencia de Albert Einstein,

la habilidad deportiva de Michael Jordan,

las proezas comerciales de Donald Trump,

la gracia y presencia social de Jackie Kennedy,

la imaginación de Walt Disney y

el corazón de la madre Teresa.

 

Eso suena absurdo, pero está más cerca de la verdad de lo que nos gustaría admitir. Muchos de nosotros visualiza el éxito con parecerse a otra persona. Pero es obvio que usted y yo no podemos ser algo distinto de lo que somos, y especialmente no podemos ser ocho personas. Más importante que esto: no debe desear tal cosa. Si trata de ser como una de esas personas, usted no tendría éxito. Sería una mala imitación de ellos, y eliminaría la posibilidad de ser la persona que usted debe ser.

Cuadro erróneo del éxito

Aun si evita la trampa de pensar que el éxito consiste en ser como otra persona, todavía podría tener un concepto erróneo de lo que es. Francamente, la mayoría de las personas lo mal interpreta. Lo identifican -por error- con algún logro, con alcanzar una meta o cumplir un objetivo. A continuación los conceptos erróneos más comunes acerca del éxito:

 

Riqueza

Posiblemente, el malentendido más común sobre el éxito es pensar que es lo mismo que tener dinero. Muchas personas creen que si acumulan riquezas, serán exitosos. Pero la

riqueza no produce satisfacción ni éxito.

Al empresario John D. Rockefeller, un hombre tan rico que regaló más de 350 millones de dólares durante su vida, se le preguntó una vez cuánto dinero necesitaría para quedar satisfecho. Su respuesta: «Solo un poco más». El rey Salomón, del antiguo Israel, de quien no solo se dice fue el hombre más sabio sino también el hombre más rico que haya existido,

afirma: «Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente».

En el mejor de los casos, la riqueza y lo que esta trae, son cosas fugaces. Por ejemplo,

en 1923, un pequeño grupo de los hombres más ricos del mundo se reunieron en el Hotel Edgewater Beach de Chicago, Illinois. Eran la elite de la riqueza y del poder. En aquel tiempo, ellos controlaban más dinero que la cantidad total existente en el Tesoro de los Estados Unidos. Esta es una lista de los que estuvieron allí y lo que a la larga les ocurrió:

 

• Schwab, presidente de la industria independiente de acero más importante: murió en la

bancarrota.

• Arthur Cutten, el más grande de los especuladores de trigo: murió insolvente en el

extranjero.

• Richard Witney, presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York: murió poco después

de ser puesto en libertad de la prisión de Sing Sing.

• Albert Fall, miembro del gabinete de un presidente de los Estados Unidos: se le indultó

de la prisión para que muriera en su hogar.

• Jess Livermore, el «oso» más grande de Wall Street: se suicidó.

• Leon Fraser, presidente del Bank of International Settlements: se suicidó.

• Ivar Kreuger, jefe del monopolio más grande del mundo: se suicidó.

Hasta el millonario griego, Aristóteles Onassis, que conservó su riqueza y murió a edad

avanzada, reconoció que el dinero no es equivalente al éxito. El sostuvo que «después que

llegas a cierto punto, el dinero pierde importancia. Lo que importa es el éxito».

 

Un sentimiento especial

Otro concepto equivocado es que una persona ha alcanzado el éxito cuando se siente exitosa o feliz. Pero tratar de sentir el éxito es probablemente más difícil que tratar de hacerse rico. Miremos, por ejemplo, al magnate de bienes raíces Donald Trump. Él dijo: «La verdadera medida del éxito es cuán feliz eres. Tengo muchos amigos que no tienen mucho dinero, pero son mucho más felices que yo, de modo que puedo decir que probablemente son más exitosos». Trump, a quien muchos consideran exitoso, cree que la felicidad es el éxito. Quizás sus felices amigos piensen que él es quien ha tenido éxito. Esta creencia demuestra que muchas personas igualan el éxito con lo que no tienen. La búsqueda continua de la felicidad es una de las principales razones por la que muchas personas se sienten miserables. Si haces de la felicidad tu meta, estás destinado a un fracaso seguro. Estarás continuamente en una montaña rusa, y pasarás del éxito al fracaso con cada cambio de humor. La vida es incierta y las emociones inestables. No se puede descansar en la felicidad como la medida del éxito.

Si hace de la felicidad su meta, ciertamente esta destinado a fracasar

Posesiones específicas y valiosas

Piense en el pasado, en su niñez. Es posible que haya habido momentos en los que deseó algo con todo el corazón, y creyó que si lo obtenía, esto haría una diferencia importante en su vida. Para mí, fue una bicicleta Schwinn color vino tinto y plateada. Cuando tenía nueve años, lo que estaba de moda en el vecindario era hacer carreras en bicicleta. Teníamos carreras cortas para decidir quien era el más veloz y hacíamos rampas de madera para ver quién saltaba más lejos. Algunos sábados hacíamos un mapa con una ruta a campo traviesa que nos llevaba a recorrer media ciudad de ida y vuelta. ¡Qué bien lapasábamos con nuestras bicicletas!En aquel tiempo, corría una bicicleta vieja que había sido de mi hermano Larry, y tenía problemas para mantenerme en línea con algunos de los niños que tenían bicicletas más nuevas. Imaginaba que si tenía esa bicicleta Schwinn nueva, podría estar entre los mejores.

Tendría la bicicleta más nueva, más rápida y más linda de todos mis amigos, y los haría

tragar el polvo que levantaría.

En la mañana de Navidad de ese año, cuando fui a mirar lo que había en el árbol, tuve una visión de lo que debía ser una bicicleta. Eso era antes, cuando las bicicletas eran bicicletas. Eran sólidas como tanques. Y la mía tenía todo lo que pudiera desear: faldones en los tapabarros, cromo, campanillas, luces: una joya. Por un tiempo estuve feliz. Amé esa bicicleta y pasé largas horas corriéndola. Pero pronto descubrí que no me dio el éxito ni la satisfacción que había deseado y esperado. Ese proceso se ha repetido muchas veces en mi vida. Descubrí que el éxito no llegó cuando fui titular del equipo de baloncesto del colegio, ni cuando fui presidente del centro de estudiantes de la universidad, ni cuando compré mi primera casa. Nunca ha llegado como resultado de poseer algo que deseé. En el mejor de los casos, las posesiones son un activo temporal. El éxito no se alcanza ni se mide de esa manera.

 Poder

Charles McElroy bromeó en una ocasión: «El poder es usualmente reconocido como un excelente antidepresivo de corta duración». Esa afirmación contiene una gran dosis de verdad, pues el poder suele dar la apariencia de éxito, pero aún así, es solo transitoria. Quizás haya escuchado antes la cita del historiador inglés Lord Acton: «El poder tiende a corromper; el poder absoluto corrompe absolutamente». Abraham Lincoln hizo eco de esa creencia cuando dijo: «Casi todo hombre puede resistir la adversidad, pero si quieres probar el carácter de un hombre, dale poder». El poder es realmente una prueba de carácter. En manos de una persona íntegra, es un gran beneficio; en manos de un tirano, causa una terrible destrucción. En sí mismo, el poder no es positivo ni negativo. No es fuente de seguridad ni de éxito. Además, todos los dictadores -aun los benevolentes- eventualmente pierden el poder.

 

Logro

Muchos tienen lo que llamo la «enfermedad del destino». Creen que si llegan a alguna parte-obtienen una posición, alcanzan una meta o tienen una relación con la persona adecuada-serán exitosos. En algún momento, tuve una opinión similar del éxito. Lo definía como el logro de una meta predeterminada que valía la pena. Pero con el paso del tiempo comprendí que esa definición se quedaba corta.

No hay dos personas que tengan

el mismo cuadro de lo que es

el éxito

 El simple hecho de alcanzar unas metas no garantiza el éxito ni la satisfacción. Mire lo que ocurrió con Michael Jordan. Hace unos años atrás, decidió retirarse del baloncesto, diciendo que había logrado todas las metas que se había propuesto. Entonces se fue a jugar béisbol en las ligas menores, pero no por mucho tiempo. No podía estar alejado del baloncesto. Jugar el juego, estar en medio de la acción, era lo importante. ¿Puede verlo? El éxito no es una lista de metas que se van tachando una tras otra. No es llegar a un destino. El éxito es un viaje[1].

 


[1] C. Maxwell John, El mapa para alcanzar el éxito, Editorial Caribe, Miami 2003, págs. 7-10.

 

Use Your Afformations? A new way to banish that negative self-talk.

29 Ago

What is an afformation? No, that’s not a typo. Noah St. John created a new dimension of positive thinking to describe the process of creating and asking empowering questions. Questions compel us to seek answers. By changing the negative questions we ask ourselves into positive ones, we empower ourselves!

Are you one of those people going through life asking yourself disempowering questions without realizing it? And then wondering why you’re not getting the results you dream of? Let’s take a look at the disempowering questions you’re unconsciously asking yourself right now. Then we’ll learn how to consciously turn those disempowering questions into Afformations®, my term for questions which empower.

What are disempowering questions? They’re questions that do precisely that: they disempower you and effectively take away your power to act, by focusing your mind on what you don’t have, what you can’t do, and who you are not.

Questions like, Why am I so broke? Why doesn’t anyone love me? How come I never have enough money? Why am I so fat? and Why can’t I lose weight? are examples of disempowering questions, because they cause you to believe you can’t do the things you want to do in life.

Disempowering questions take away your power to act.

Of course, no one goes around asking these negative questions on purpose. But you may be unconsciously asking disempowering questions like these without even realizing it.

That’s why I’d like you to try something right now. I want you to say these common disempowering questions out loud, and see how you feel as a result. Ready?

  • Why don’t I have enough money?
  • Why am I so lonely?
  • Why am I such a loser?
  • Why am I so fat?
  • Why am I so broke?
  • Why do I never get the breaks that other people get?
  • Why can’t I do anything right?

Did you do it? When you consciously ask disempowering questions, say them out loud, or even think them, it doesn’t feel very good, does it?

As I explain in my seminars and mastermind programs, each of us is carrying around what I call a Negative Reflection in our subconscious mind—that negative inner voice that tells us we can’t do anything right. The Negative Reflection always asks negative or disempowering questions like the ones listed above.

The ultimate result of them is that you manifest what you focus on. In other words, when you ask yourself negative questions, you get negative results.

Create an Afformations Journal for yourself and write the five most disempowering questions that your Negative Reflection asks you on a regular basis.

Yes, I mean right now.

These disempowering questions may have come from someone in your past, or perhaps you made them up on your own. Either way, it’s vital that you know exactly what your own disempowering questions are so you can begin to turn them around. (Please write today’s date next to the disempowering questions you write, because when you come back to your notes later, you’ll see just how far you’ve come once you’ve been using The Afformations Method®, even for a very short time.)

Please do this right now. I’ll be right here when you get back.

Whew. Pretty bad, aren’t they?

Are you ready to find a better way?

Empowering Questions—the Right Questions to Ask

Now that you’ve identified the disempowering questions you’ve been unconsciously asking, you’re probably asking another question right now: “Okay, if those are the disempowering questions I’ve been asking, what are empowering questions—and how can I start asking those instead?”

I’m glad you asked!

Empowering questions are those that have precisely the opposite effect of their negative counterparts. While disempowering questions focus your mind on what you don’t have, can’t do, and are not—and therefore take away your power to act—empowering questions focus your mind what you have, what you can do, and who you are.

Empowering questions unleash your ability to take action and express Who You Really Are.

The answers to empowering questions produce feelings of positive self-worth and ultimately lead to answers that tell the truth about Who You Really Are.

Let’s try something fun right now. I want you to change the five disempowering questions you just wrote into empowering questions. How do you do this? Simply reverse the negative question into a positive!

For example, let’s say one of the disempowering questions you wrote was: How come I never get the breaks other people get?

Your empowering question might be: Why am I so lucky?

Or if one of the disempowering questions you wrote was: Why am I so fat?

Your empowering question could be: Why is it so easy for me to lose weight?

Got it? Grab your pen and change your five disempowering questions into empowering questions in your Afformations® Journal. Are you ready to experience the Afformations difference? Go for it!

Pretty cool, huh? Did you notice something shift in your mind? What does it feel like? In your Afformations Journal right now, write the difference you feel from doing the first exercise to doing the second one.

Congratulations! You’ve just begun an amazing journey to your new abundant lifestyle.

Noah St. John is famous for inventing Afformations® and creating high-impact, customized strategies for fast-growing companies and leading organizations around the world. His sought-after advice is known as the “secret sauce” to creating instant superstar performance in high-growth businesses.

 

Luna en Cuarto menguante (28 de agosto del 2013): ideal para emprender la ruta hacia la prosperidad…

27 Ago

Empezamos este 26, una semana en la que los ascendente Géminis y Virgo  deberán poner un poco mas de ellos mismos si quieren que lo que hagan se note y prestar atención a los avisos que les mande su cuerpo, para evitar enfermarse.  Se ven en positivo en sus horóscopos personales los ascendente Tauro, Sagitario y Libra.  Y a partir del 28 los ascendentes Aries sentirán una mejoría en sus vidas.  Sensibles los ascendente Piscis, Acuario y Escorpio a que lo que hagan genere devoluciones, ellos mismos tengan que devolverse o retractarse, haya retrocesos o las cosas que hagan salgan al revés.  Por lo tanto lo sugerido es que durante toda la semana cada vez que salgan de los sitios revisen que llevan todo lo que tienen que llevar, que si van a realizar gestiones o entregar proyectos verifiquen bien que cumplan con todos los requisitos, que sean cuidadosos con lo que digan, especialmente en el trato con personas importantes para ellos, a fin que no tengan que retractarse y que cada vez que emprendan algo lo realicen  dando lo mejor de ellos, buscando hacerlo bien desde la primera vez, minimizando de esa forma la probabilidad que los resultados les sean adversos.  Lo sugerido para los ascendentes Capricornio es que estén pendientes de las cosas de las cuales dependen. Podrán resolver con más facilidad lo que tengan que arreglar, todos los días menos el miércoles y el jueves, los ascendente Cáncer.  Si no sabes tu ascendente escríbeme, te lo regalo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El lunes se ve como un día de gran energía, que habla de tensiones, contradicciones, enfrentamientos y oposiciones. En el que recomienda el horóscopo estar pendiente de las oportunidades porque se pueden presentar de esas que te ayudan a elevar tu posición en la vida., poner atención a las confusiones, errores o engaños y a lo que esté oculto porque podrían estar ahí las pistas para tomar el autobús al éxito. Te dice también: se prudente y evita riesgos innecesarios, deshidratarte, excederte con las bebidas alcohólicas, tener problemas al manejar, con vehículos, transportes, lo que circula, fuego, armas, militares, objetos cortantes o calientes, incendios, sismos, las lluvias, sitios mojados, con el calor, las caídas,  guerras, peleas, los golpes, las actuaciones impulsivas, los ataques, las respuestas groseras, volcanes o verte involucrado en  crímenes (principalmente los que afectan a grupos de personas), violencia contra la mujer  o tener accidentes, especialmente si estás embarazada, sino, los resultados pueden ser de lamentar.   Organización, responsabilidad, madurez, obstáculos y control del tiempo serán claves para lograr el equilibrio, aún cuando te parezca que sean impedimentos. Cuidado con lo que puede extraviarse y con perder el control de las emociones, una forma que eso no pase es que hagas imperar la razón sobre el corazón, de forma tal que en las actividades cotidianas no dejes que intervengan los sentimientos.  La clave: saber que eres un ser especial, único, Uno con la Energía infinita que lo hace todo posible.

 

Para el martes 27 el horóscopo habla de noticias importantes, hechos trascendentales en los que están involucradas personas importantes, gobiernos, motores, honores o asuntos de poder, pronóstico que se mantiene vigente hasta el domingo inclusive.  Las actividades cotidianas aparecen en positivo, con inclinación a los material y favoreciéndose con paciencia y perseverancia, pero aún así no convendrá programar empezar cuestiones importantes.  Un día para disfrutar de lo que es hermoso pero al mismo tiempo para la prudencia, mejor no planificar actividades que impliquen riesgo.  Especialmente delicado este día, Marte cambia de signo, pasará a estar feliz en el reino de su amigo Sol porque se verá en los horóscopos en el signo zodiacal Leo, pero mientras habla de inestabilidad, violencia, impulsividad, guerras. Para tener mayor cuidado con las mascotas. Propicio el día para realizar una meditación en la que dejarás ir recuerdos dolorosos.

 

Miércoles 28 de Cuarto Menguante. Eso nos indica que los cuatro últimos días de la semana serán para perdonar, limpiar, acomodar, organizar y planificar todo lo que queremos hacer en el próximo periodo lunar que comienza el 5 de septiembre. La clave: tomar la decisión de cambiar actitudes negativas.

 

El horóscopo describe el jueves 29 como otro día lleno de energías, en esta oportunidad de esas que causan tensión y anuncian que es el momento de evaluar si vale la pena seguir con eso.   Mejor no planificar citas con jefes, personas importantes, para resolver asuntos de poder, llevar adelante firmas, gestionar documentos, traslados o conversaciones relevantes.  Pero si organizar adecuadamente lo que vas a hacer para evitar, dentro de lo posible los imprevistos.  La clave: ubicar tus intenciones y deseos en el ahora, expresándolas en presente.

 

El viernes 30 se nos presenta la posibilidad de realizar meditaciones para honrar a los espíritus de luz o tomar contacto con otros planos.  Un día en el que se hará mas notorio que los opuestos viven en coexistencia y en el que las actividades cotidianas se ven dependiendo de cosas que no son obvias.  Otro día para no planificar actividades que impliquen riesgos, podría haber una ruptura del equilibro.  La clave: Perdonar.

El fin de semana  se presenta en positivo en lo que a actividades diarias se refiere.  Ambos días grandes cosas pueden pasar y las pequeñas cosas pueden ser importantes.  Mejor planificarlos lo mas cotidiano posible, el 31/08 porque no conviene correr riesgos y 01/09 porque muchas son las energías que aparecen involucradas, de todo puede pasar.  Este sábado recomienda el horóscopo conocer a alguien.  El domingo oremos para que se suspenda la pesca y captura de delfines en Japón, especialmente en Taijí.  Este día será especial para no darte por vencido.

Toma en cuenta que el día de cuarto menguante es ideal para emprender la ruta hacia la prosperidad. Luna en fase declinante marca periodos propicios para limpiar memorias y liberarte de creencias que pudieran esta impidiendo que llegue a ti todo lo que tienes destinado o que tu mismo te estés negando, porque no llegas a acceder a la Fuente, al acarrear conocimientos que se asocian con el concepto que proclama que ser rico es malo, el dinero es sucio o que dice que el origen único posible de tus ingresos es el sudor de tu frente.

 

También favorable para limpiar los espacios y ordenar el sitio donde vives  y  donde pasas la mayoría de tu tiempo, mientras mas bienestar te cause el lugar donde pasas tu tiempo más puertas abres para que entre a tu vida todo lo que necesitas.

 

Bota lo que no sirve, regala lo que no uses. Repara lo que esté dañado o roto y que quieras conservar. No admitas focos (bombillos) quemados.  Haz una lista de aquellos que hayas dañado u ofendido y discúlpate con ellos. Si ya no están hazlo con la Divinidad: Lo siento por haber…, perdóname, gracias te amo.

 

Hasta el 29 una expedición científica española transmitirá por Internet desde el sur de Groenlandia, el maravilloso espectáculo celeste de las auroras boreales, que en esta época del año adquieren una belleza especial, lo podrás ver en http://www.sky-live.tv/

 

Susana Colucci

 

 

 

 

 

 

Nota: Luna en cuarto Menguante: luna esta en el signo de Géminis inicia el 28 de agosto a las 09h 36 min. Y termina el 30 de agosto;  a las 11h34 min., pasa al signo de cáncer.

Cortesía de Mundo Metafísico.

 

EL DAR

26 Ago

por: La Madre Teresa de Calcuta

Dad vuestras manos para servir y vuestros corazones para amar.

Madre Teresa

En verdad os digo que esta pobre viuda ha echado más que todos cuantos echan en el tesoro, pues todos echan de lo que les sobra, pero ésta de su indigencia ha echado cuanto tenía…

Jesús (Marcos 12: 43 – 44)

v

Os contaré una historia. Una noche vino un hombre a nuestra casa y me dijo:

̶ Hay una familia con ocho hijos y hace días que no comen.

Cogí  un poco de comida y fui a visitarlos. Cuando llegué a su casa vi las caritas de esos niños pequeños desfiguradas por el hambre. No había aflicción ni tristeza en ellas sino simplemente el profundo dolor del hambre. Le entregué el arroz a la madre. Ella lo dividió en dos porciones y salió un momento llevándose la mitad. Cuando volvió le pregunté:

̶ ¿A dónde ha ido?

̶ A casa de mis vecinos; también tienen hambre.

Lo que me sorprendió no fue que se lo diera, porque las personas pobres son muy generosas, sino que supiera que tenían hambre. Por lo general cuando estamos sufriendo nos centramos tanto en nosotros mismos que no tenemos tiempo para los demás.

 

v

En Calcuta contamos con un buen número de personas cristianas y no cristianas que trabajan juntas en la casa de los moribundos y en las otras. También hay personas que se ofrecen para cuidar a los leprosos. Un día vino un australiano para hacer una importante donación, y después de darme el dinero me dijo:

̶ Esto es algo externo. Ahora deseo dar algo de mí mismo.

Actualmente viene con regularidad a la casa de los moribundos a afeitar a los enfermos y a conversar con ellos. Podría gastárselo en sí mismo, pero lo que desea es darse a sí mismo.

Muchas veces pido regalos que nada tienen que ver con el dinero. Siempre hay cosas que se pueden obtener. Lo que deseo es la presencia del donante, que esa persona toque a quienes da, que les sonría, que les preste atención.

Si nuestros pobres mueren de hambre no es porque Dios no se preocupe de ellos sino más bien porque ni tú ni yo somos lo suficientemente generosos; porque no somos instrumentos de amor en las manos de Dios. No reconocemos a Cristo cuando se nos presenta una y otra vez en la forma de un hombre hambriento, una mujer sola, un niño que busca un lugar para calentarse.

A veces los ricos parecen muy dispuestos a compartir su riqueza a su manera, pero es una lástima que no den hasta el punto de sentir que son ellos los que necesitan. Las generaciones actuales, sobre todo los niños, lo entienden mejor. Hay niños ingleses que se sacrifican para poder ofrecer panecillos dulces a nuestros niños. Hay niños daneses que se sacrifican para ofrecer a otros niños un vaso de leche cada día. Y niños alemanes que hacen lo mismo para ofrecer a los pobres alimentos enriquecidos. Estas son maneras concretas de enseñar el amor. Cuando estos niños crezcan sabrán lo que significa dar.

Hace un tiempo durante la terrible sequía que estaba asolando Etiopía, planeé un viaje a ese país, donde estaban trabajando nuestras hermanas. Justo cuando estaba a punto de marchar, me encontré rodeada de muchos niños. Cada uno tenía algo para dar. “¡Llévele esto a los niños! ¡Llévele esto a los niños!”, decían. Tenían muchos regalos que dar. Entonces se me acercó un niño pequeño que por primera vez había recibido un trozo de chocolate.

̶ No me lo quiero comer ̶ me dijo ̶. Tómelo y déselo a los niños.

Ese pequeño dio muchísimo, porque era todo lo que tenía, y al darlo daba algo muy preciado para Él.

¿Alguna vez has experimentado la alegría de dar? No quiero que me des lo que te sobra. Jamás permito que se recojan fondos para mí. No es eso lo que quiero, sino que me deis de vosotros mismos. El amor que se pone en el regalo es lo más importante.

No quiero que la gente haga donaciones simplemente para deshacerse de algo. Hay personas en Calcuta que tienen tanto dinero que desean desprenderse de él. A veces tienen dinero de sobra, dinero que tratan de esconder.

Hace unos días recibí un paquete envuelto con un papel normal y corriente. Pensé que contendría sellos, tarjetas o algo así, y lo dejé a un lado para abrirlo más tarde, cuando tuviera tiempo. Unas horas después lo abrí sin imaginarme qué podía contener. Me resultó difícil dar crédito a mis ojos. El paquete contenía veinte mil rupias. No llevaba remitente ni ninguna nota, lo cual me hizo pensar que podría ser dinero que se debía al gobierno.

No me gusta que me den algo porque desean librarse de ello. Dar es algo diferente. Es compartir.

Tampoco quiero que me deis lo que os sobra. Quiero que me deis de lo que necesitáis hasta realmente sentirlo.

El otro día recibí quince dólares de un hombre que lleva veinte años paralítico. La parálisis sólo le permite usar la mano derecha. La única compañía que tolera es la del tabaco. Me decía: “Sólo hace una semana que he dejado de fumar. Le envío el dinero que he ahorrado de no comprar cigarrillos”.

Debió ser un terrible sacrificio para Él. Con ese dinero compré pan y se lo di a personas que tenían hambre. De este modo, tanto el donante como quienes lo recibieron experimentaron alegría.

Esto es algo que todos necesitamos aprender. La oportunidad de compartir nuestro amor con los demás es un regalo de Dios. Que esto sea para nosotros como lo fue para Jesús. Amémonos los unos a los otros como Él nos ha amado. Amémonos los unos a los otros con amor no dividido. Experimentemos la alegría de amar a Dios y de amarnos entre nosotros.

 

v

Hay remedios y curas para todas las enfermedades. Pero mientras no haya manos bondadosas para servir y corazones generosos que den con amor, creo que jamás habrá una cura para la terrible enfermedad de no sentirse amado.

Nadie tiene derecho a condenar a nadie. Aun cuando veamos a personas que causen daño, no sabemos por qué lo hacen. Jesús nos invita a no hacer juicios. Tal vez nosotros hayamos contribuido a que sean lo que son. Necesitamos comprender que son nuestros hermanos y hermanas. Ese leproso, ese borracho y esa persona enferma son hermanos nuestros porque también fueron creados para un amor más grande. Eso es algo que nunca debemos olvidar. Jesucristo se identificó con ellos cuando dijo: “Todo lo que hiciste al menor de mis hermanos me lo hiciste a Mí”. Tal vez se encuentran en las calles sin amor ni cuidados porque no les hemos dado nuestro amor y comprensión.

Seamos amables, muy amables con los pobres que sufren. Apenas comprendamos lo que están sufriendo. La parte más difícil es no ser deseado.

Hay una cosa que siempre nos asegurará el cielo: Los actos de caridad y bondad con los que llenamos nuestra vida. Jamás sabremos cuánto bien puede hacer una simple sonrisa. Le decimos a la gente los bueno, clemente y comprensivo que es Dios, pero, ¿Somos pruebas vivientes de ello? ¿Pueden estas personas ver esa bondad, ese amor, esa comprensión vivas en nosotros?

Seamos muy sinceros en nuestra forma de tratarnos y tengamos la valentía de aceptarnos mutuamente tal y como somos. No nos sorprendamos ni nos obsesionemos por los defectos o fallos de los demás: veamos y encontremos lo bueno que hay en cada uno, porque cada uno de nosotros fuimos creados a imagen de Dios. Tengamos presente que nuestra comunidad no está formada por aquellos que ya son santos sino por los que estamos tratando de serlo. Por lo tanto. En nuestro trato mutuo tengamos muchísima paciencia con los defectos y faltas de los demás y de nosotros mismos.

Usemos la lengua para hablar de lo bueno de los demás, porque de la abundancia del corazón habla la boca. Para dar tenemos primero que poseer. Aquellos que tenemos la misión de dar hemos de crecer primero en el conocimiento de Dios.

 

v

No hace mucho tiempo vino a verme una señora hindú muy rica. Se sentó y me dijo:

̶ Quisiera colaborar con usted.

En la India hay cada vez más personas que se ofrecen a colaborar.

̶ Estupendo  ̶ le dije.

La pobre mujer tenía una debilidad que me confesó.

̶ Me encantan los saris elegantes.

En realidad llevaba un sari muy caro, que probablemente le costó alrededor de ochocientas rupias. El mío sólo cuesta ocho rupias. El suyo cien veces más.

Le pedí ayuda a la virgen María para darle una respuesta adecuada a la petición que me había hecho y se me ocurrió decirle:

̶ Yo comenzaría por los saris. La próxima vez que se compre uno, en lugar de pagar ochocientas rupias coja uno de quinientas, y con las trescientas  que le sobren compre saris para las mujeres que no tienen nada.

La pobre mujer ahora usa saris de cien rupias, y eso porque yo le he pedido que no se los compre más baratos. Me ha dicho que todo eso le ha cambiado la vida. Ahora sabe lo que significa compartir. Me asegura que ha recibido más de lo que ha dado.

Creo que una persona que está apegada a sus riquezas, que vive preocupada por sus riquezas, es en realidad muy pobre. Sin embargo, si esa persona pone su dinero al servicio de los demás, entonces se vuelve rica, muy rica.

La bondad ha convertido a más personas que el celo, la ciencia o la elocuencia. La santidad aumenta más rápido cuando hay bondad. El mundo se pierde por falta de dulzura y amabilidad. No olvidemos que nos necesitamos los unos a los otros.

En cada ser humano hay una conciencia natural para distinguir lo bueno de lo malo. Yo trato con miles de personas cristianas y no cristianas y veo cómo funciona esa conciencia en sus vidas, atrayéndolas a Dios. En todas las personas hay un inmenso hambre de Dios. Si todos fuéramos capaces de descubrir su imagen en nuestro prójimo, ¿Creéis que seguiríamos necesitando tanques y generales?

 

Ama con la totalidad de tu ser a quien se entregó a sí mismo por tu amor.

Santa Clara de Asís

 

Dad y se os dará…

 Extracto del libro: Madre Teresa de Calcuta, El amor mas grande, Urano,España 2010, Págs. 16-21

 

The Joy of Slow. Stop speeding and enjoy the trip.

24 Ago

“God Spede” was once a common Old English blessing used by friends and travelers. It is out of fashion now, heard only in classic black-and-white films featuring musketeers, heroes of war, and kings and queens. If “God Spede” were still used today, it would mean “live as fast as you can,” “work as quickly as possible,” and “don’t stop till you get there.” But in Old English, “God Spede” did not mean “fast”; it meant to “prosper,” “be wise,” and enjoy “the highest success.” The word spede is from the Old English spedan, which means “success.”

Once when I was in London giving a talk on Success Intelligence, I hailed a taxi to take me from Trafalgar Square to Paddington Station. The interior of the taxi was decorated with inspirational sayings like “You must be the change you want to see in the world” (Gandhi), “Each day provides its own gifts” (Martial), and “Be still and know that I am God” (Psalm 46:10). There was also a “God Spede” sticker with a picture of an angel sitting in repose.

I told the driver how much I appreciated the words of wisdom in his taxi. “Thank you for noticing,” he said. We talked about the Manic Society and the need to slow down from time to time. He said, “Most people think this taxi is an ambulance. They act like everything is a life-or-death emergency. I should fix a siren on my roof.” My taxi driver told me he drives for ten hours a day in London and never logs more than 80 miles. “Everyone is in a hurry and the fastest we go is eight miles an hour. It’s bloody madness,” he said. As we said farewell, we wished each other “God Spede.”

The “paradox of fast” is that doing things fast isn’t always the quickest way to success. “Fast” has its advantages when used appropriately, but it is not the only strategy for success. Success Intelligence appreciates the importance of fast and slow, movement and stillness, pursuit and pause, action and rest. The wisdom of fast is knowing when and how to change gears, because living fast does not guarantee quicker happiness and working fast does not guarantee more quality. Success requires a strategic balance between fast and slow. Think about it:

  • Are the best musicians those who can play their instruments fastest?
  • Are the best actors the ones who can say their lines the quickest?
  • Are the wisest people you know the fastest thinkers?
  • Do the best golfers swing their clubs faster than the rest?
  • Do the best athletes force the pace from the front for the entire race?
  • Are the best leaders the ones who have had overnight success?
  • Are the best companies the ones that grow the quickest?
  • Do the best friendships develop fastest?
  • Are the most successful people on the planet always in a hurry?

Success Intelligence is knowing when to go fast and when to take things slowly. The ability to go fast becomes counterproductive when you try to doeverything fast. The joy of slow teaches you to discern between busyness and wisdom, effort and grace, progress and truth. Slowing down can help you to stay true to your vision during the fast times. Slowing down can help you to sharpen your focus, adjust any blurring, and be more perceptive. In fact, going slow can help you to go fast better.

Robert Holden, Ph.D., is the Director of The Happiness Project and Success Intelligence. Robert coaches leaders in business, education, politics and healthcare.

 

Apertura del Templo de la Luz Blanca del 15 de agosto al 14 de septiembre del 2013

22 Ago

Por: Lisandro Acosta

Queridos Amigos,

Del 15 de Agosto al 14 de Septiembre de 2013 abre sus magníficas puertas el gran Templo de la Luz Blanca. Este Templo se encuentra localizado en el plano etérico en la región de Luxor (Egipto).

Con la Apertura de estos Retiros de la Hermandad Blanca, cada mes se reúnen los Seres Cósmicos, Maestros Ascendidos, Angeles y representantes del Reino Elemental; así como también ciertos discípulos comprometidos, los cuales se congregan allí para encontrar los medios y formas de combinar sus energías, dones, talentos, recursos y poderes con el fin de contribuir al progreso del Planeta y sus evoluciones. En esta oportunidad tendremos el privilegio de disfrutar de la Presencia de los Amados: Serapis Bey, Lady Nada, Confucio, Astrea, Claridad, Victor, Juan el Amado, Pablo el Veneciano, Madre Kwan Yin y la Amantísima Cristal. Quienes se han ofrecido amorosamente como Padrinos para asistirnos en este período de 30 días.

 

Propósito:
La finalidad para este período es la formación de la estrella ígnea que se conforma con la energías Blanca, Rosa y Dorada. Es una estrella de siete puntas que la debéis poner a girar en el sentido de las manecillas del reloj y en la medida en que gire, va irradiando estas energías pulsantes, activando el fuego ígneo presente en cada uno de los seres para que puedan entrar en vibración con la energía planetaria, sintiendo un llamado interno y una necesidad de cambio.
Esta estrella de siete puntas emana de sí todas las energías del espectro y según sea el deseo de cada ser, proyectará la radiación correspondiente que al unirse con el fuego ígneo interno producirá aquella radiación que ha de ser predominante. Si alguien desea ser un libertador se producirá la Luz Violeta en gran intensidad, si otro ser anhela convertirse en un sanador entonces será la Luz Verde y así sucesivamente.

Podemos acudir a estos magníficos Templos en cada una de nuestras prácticas diarias de Meditación o en las noches al dormir, pidiendo a nuestro Santo Ser Crístico, nos traslade en conciencia proyectada para continuar recibiendo todas las bendiciones que son emanadas desde allí y además con nuestra participación consciente, contribuir en la transformación del Planeta y su elevación hacia los ámbitos de Luz Eternal.
En el archivo adjunto les comparto un mensaje de la Amantísima Madre María de gran importancia y significado para estos tiempos.

 

Amantísimos hermanos

Hermanos en la Luz, Hijos, a través del camino Espiritual.

En este momento mi Luz y mi Amor desciendan hacia cada uno de los seres existentes en este planeta. El Amor y la Energía Femenina están siendo irradiados constantemente para ayudar vuestro Planeta en su evolución. Esta energía Femenina está calando profundamente en cada una de las consciencias, en cada uno de los seres, sin importar el sexo en que actualmente estén cohabitando en la Tierra. Este, el rayo Femenino, se está encargando de transformar vuestro planeta y transformar las mentes de cada uno de sus habitantes. A través de esta energía, se está trasmitiendo el Amor mismo, se está llevando a concientización a cada uno de los seres a su parte Divina, a su parte especial y profunda y de Amor existente en cada uno de los seres.

Muchas veces cada uno de vosotros va caminando a través de su existencia y va creando una personalidad fuerte y dura, que los convierte en seres aislados y estructurados en una conciencia diferente, creando la división, creando el egoísmo, el dolor y la separatividad entre cada uno de los seres.

 

Esa coraza que se ha creado a través de los tiempos, es debido a que cada uno de los seres se ha alejado de su propia naturaleza interior y solamente el Amor Divino, la Cohesión universal, serán capaces de romper dicha coraza. Esta coraza que se ha creado no solamente en cada uno de los seres, sino en el planeta mismo, esa coraza que actúa como frontera entre diferentes naciones, que actúa como interferencia en la comunicación misma de cada uno de los hermanos, esa coraza que impide que cada uno pueda manifestar lo mejor de sí y se pueda lograr una tierra diferente, un lugar donde cada uno pueda dar lo mejor de sí.

Por eso ante la Junta Karmica, se decidió darle la oportunidad a cada uno de los seres para recibir esta energía; primero está llegando a vuestro planeta rompiendo todas las cristalizaciones de egoísmo, todas las cristalizaciones de odio, todas las cristalizaciones de resentimiento, de separatividad; y una vez que estas barreras se van rompiendo en cada uno de los lugares y espacios del planeta, inmediatamente esta energía empezará a romper las corazas existentes en cada corriente de vida hasta penetrar su centro mismo, portador de la llama del Amor Divino, acentuándola con mayor intensidad y permitiéndole a cada uno de los seres visualizar su verdadera naturaleza, su verdadera esencia; encendiendo esa llama maravillosa para que así mismo, cada uno pueda sentir y vivir plenamente en Libertad, en Amor y en Paz.

Cada uno de los Seres ansía la Libertad, ansía la Felicidad; pero mientras esa coraza llamada “personalidad” esté permanentemente anclada cubriendo vuestra propia existencia actual, cubriendo vuestro cuerpo de tercera dimensión, ese sentimiento profundo, esa energía especial no podrá manifestarse. De ahí la infelicidad de cada uno de los seres, de ahí los sentimientos de dolor, de ahí cada una de las enfermedades de la mente, los desasosiegos, las angustias, las depresiones; todas ellas son manifestaciones de un encierro, de un apartamiento total de su propia naturaleza Divina, de unas paredes que los encierran dentro de un mundo que no tiene aparente salida, de un mundo que los condena, de un mundo que los mantiene en oscuridad. La personalidad a medida que se va acentuando, a medida que se va cultivando, se convierte en vuestro peor verdugo; continuamente os está juzgando, continuamente os está atacando, a través de sus diversas manifestaciones, a través de los miedos, a través del orgullo, a través de la vanidad, a través de la desconfianza, a través del desamor hacia vuestra propia conciencia de vida.

El llamado es para que cada uno de vosotros se concientice de esta energía inarmónica y destructiva dentro de vuestras propias vidas, y empiece a colaborar con su presencia Divina y de Luz, para que se rompa esa estructura que actualmente es como una cárcel con lingotes o barrotes muy fuertes que impiden que cada uno de los seres pueda vislumbrar más allá de esas estructuras cerradas.

Queremos que cada uno empiece a romper conscientemente estas ataduras a través de su mundo, a través de su existencia.

Cuando el miedo, cuando el temor, cuando la angustia, cuando la vanidad, cuando el odio, cuando la envidia invada vuestras existencias, empezad a concientizarlas, empezad a hablarles con Amor y a eliminarlas una a una de vuestra propia existencia, hasta que esos barrotes se vayan convirtiendo en débiles “ramas” que se van a partir lentamente dando lugar a esa energía, a ese rayo de Luz Femenina, a ese rayo que podrá entonces penetrar vuestras propias existencias, permitiéndoos alimentar esa llama sagrada, hasta que ella misma tome toda su intensidad, toda su luz y pueda entonces manifestarse y liberar a cada corriente de vida de su propia oscuridad, permitiéndole entonces convertirse en un Pilar de Luz, en un Pilar de Amor Divino, en un Pilar de Cohesión Universal que podrá unirse a cada uno de los seres y ayudar a sus hermanos a romper igualmente esas cadenas unificándose y logrando por fin el Amor Divino, el Amor verdadero, el Amor real, que todo lo puede y que no tiene exclusividad, sino que tan solo se manifiesta como perfección, como felicidad plena.

Amados hermanos no os diré que habéis iniciado un camino dentro de la luz, porque muchos de vosotros venís caminando a través de las diversas encarnaciones, en esa búsqueda incansable, en ese deseo vehemente del espíritu que retoma esos haces de luz y siente entonces un deseo infinito de regresar, de retomar el camino, de transformarse.

Hoy y cada día de vuestras existencias, es un momento especial, es un segundo de perfección, es una motivación de cambio, es un segundo donde la luz penetra y os hace renacer.

Todo mi Amor, toda mi Luz, todo ese Sentimiento Femenino de Amor, de Maternidad, de Perfección, de Entrega, llegue hasta vosotros transmitiendo y calando mi mensaje en cada una de las conciencias de los seres aquí presentes y despiertos en todo el universo.

A Peaceful Place. Mary’s promises fulfilled with the rosary.

21 Ago

I quickly learned that, with my rosary in hand and my heart humbled before God, I could open a door in my mind and step out of the bathroom to be with Him. By the time I finished the rosary’s opening prayers I’d feel a warmth in the center of my chest, as though a glowing ember had been placed beside my heart; after making the Sign of the Cross, that warmth would begin to radiate throughout my entire body. My state of mind became so peaceful that by the time I chose the mystery I intended to meditate on, the bathroom was a blur to me, the shouts of the killers—whether they were outside or searching within the house—were a barely noticed thrum of background noise.

If my heart was sincere, my fingers danced along the beads and my thoughts dropped like a stone in a deep pool of cool, clear, quenching water. My body was still on the hard tile floor, wedged beneath the other women crammed into the tiny space with me, but my mind was no longer in the pastor’s house, no longer in Rwanda—it was with Jesus and Mary in the Holy Land.

I was not hallucinating or experiencing any kind of psychotic break; I was always conscious that, somewhere just behind me or in front of me, armed men were trying to murder me. But my rosary carried me to a place of such deep prayer that the mysteries I meditated on became as real to me as any waking experience or any memory I had of my own life. My prayerful state wasn’t a daydream or surrender to a hyperactive imagination; rather, I was engaged in an active conversation with heaven.

When meditating upon a mystery I felt the same way I did when I was a child sitting beside a wood fire, with my head resting comfortably on my mother’s lap. It wasn’t my earthly mother’s lap in which my head rested now, however, it was the lap of Mother Mary. If I opened my eyes while I was praying, I’d see the beautiful face of Our Lady smiling down at me, calming my soul with her loving presence. Sometimes it was as though she were showing me a movie. If I was confused or frightened, she calmed me wordlessly by softly touching my hair, stroking my cheek, or putting an image in my mind that resolved my question.

As you will soon see, it was through meditating on the mysteries of the rosary with the Blessed Mother at my side that I found the courage, strength, and faith that saved my life, and saved my soul.

Now, the idea that I was sitting and chatting with the Virgin Mary while praying the rosary may seem strange to some people, but it didn’t seem strange to me. Not then and not now. What sometimes is hard for me to believe is how, sitting in the center of the most wretched killing fields the world has ever seen, I was repeatedly able to reach a near-blissful state of prayer. Yet that is exactly what happened to me. While enduring unbearable suffering, I received the most beautiful gift I’ve ever gotten: I discovered how to pray the rosary, find the Blessed Mother, and talk to the Lord. I discovered how to appreciate and receive the full beauty and power these precious beads offer to each and every one of us.

Reflecting on the Mysteries of the Holy Rosary deepened my understanding of God and my place in His kingdom more than anything else I’ve ever seen or done. The lessons I learned through meditating upon these mysteries delivered me from the evil of the genocide and showed how me how to let go of the anger and hatred I felt toward the men who killed my family.

Learning the secrets of the rosary has been a long journey for me, that in many ways, I am still just beginning. I discover new meaning and more blessings in the mysteries every time I kneel to pray.

Immaculée Ilibagiza was born in Rwanda and studied electronic and mechanical engineering at the National University. Immaculée holds honorary doctoral degrees from The University of Notre Dame and Saint John’s University, and was awarded The Mahatma Gandhi International Award for Reconciliation and Peace 2007.