EL PODER Y LOS SENTIMIENTOS

31 Jul

“Sentir es el secreto”.

Neville Goddard (1905-1972)

AUTOR DEL NUEVO PENSAMIENTO

Eres un ser que siente

Desde el momento en que naces, siempre estás sintiendo algo, igual que los demás. Puedes interrumpir tus pensamientos conscientes cuando estás durmiendo, pero nunca puedes dejar de sentir, porque estar vivo es sentir la vida. Eres un ser que siente hasta en lo más profundo de tu ser, ¡por lo cual no es un accidente que cada parte de tu cuerpo humano haya sido creada para sentir la vida!  Tienes el sentido de la vista, oído, gusto, olfato y tacto para poder sentirlo todo en la vida. Son sentidos para “sentir” porque te capacitan para sentir lo que ves, sentir lo que oyes, sentir los sabores, sentir lo que hueles y tocas. Todo tu cuerpo está cubierto por una fina capa de piel que constituye un órgano de sentir para que puedas sentirlo todo.  Cómo te sientes en cada momento es más importante que todo lo demás, porque cómo te sientes en este instante está creando tu vida.

 Tus sentimientos son el combustible

Tus pensamientos y palabras no tienen poder alguno en tu vida sin tus sentimientos. Muchos de los pensamientos que tienes en un día no se traducen en nada porque no producen un sentimiento fuerte dentro de ti. ¡Es lo que sientes lo que realmente importa!  Imagina que tus pensamientos y palabras son una especie de nave lanzacohetes, y tus sentimientos son el combustible. Una nave lanzacohetes es un vehículo estacionario que nada puede hacer sin combustible, porque el combustible es el poder que la eleva. Lo mismo ocurre con tus pensamientos y palabras. Tus pensamientos y palabras son vehículos que nada pueden hacer sin tus sentimientos, ¡porque tus sentimientos son el poder de tus pensamientos y palabras!  Si piensas: “No soporto a mi jefe”, ese pensamiento expresa un fuerte sentimiento negativo sobre tu jefe, y estás dándole salida a ese sentimiento negativo. Por consiguiente, tu relación con tu jefe continuará empeorando.  Si piensas: “Tengo varios compañeros de trabajo que son fabulosos”, esas palabras expresan el sentimiento positivo que tienes acerca de las personas con las que trabajas y estás dándole salida a ese sentimiento positivo. Por consiguiente, tus relaciones con tus colegas en el trabajo continuarán mejorando

Sentimientos buenos y malos

Como en todo lo demás en la vida, tus sentimientos pueden ser positivos o negativos; tienes sentimientos buenos o sentimientos malos. ¡Todos los sentimientos buenos vienen del amor! Y todos los sentimientos negativos vienen de la falta de amor. Mientras mejor te sientes, como cuando estás contento, mayor será el amor que das. Y mientras más amor das, más recibes.

Mientras peor te sientes, como cuando te sientes desanimado, mayor será la negatividad a la que das salida. Y mientras más negatividad das, más negatividad recibes de vuelta en la vida. La razón por la que los sentimientos negativos te hacen sentir tan mal es que el amor es la fuerza positiva de la vida, ¡y los sentimientos negativos no contienen mucho amor!  Mientras mejor te sientes, mejor se pone la vida.  Mientras peor te sientes, peor se pone la vida… hasta que cambias tu manera de sentir.

Cuando te sientes bien, automáticamente tus pensamientos son buenos también. ¡No puedes sentirte bien y al mismo tiempo tener pensamientos negativos! De igual manera, es imposible para ti sentirte mal y al mismo tiempo tener buenos pensamientos.  Cómo te sientes es una reflexión exacta, una medida precisa del más alto grado de lo que estás dando en cualquier momento. Cuando te sientes bien, no tienes que preocuparte de ninguna otra cosa porque tus pensamientos, palabras y acciones serán buenos. Simplemente por sentirte bien tienes la garantía de estar dando amor, ¡y todo ese amor tiene que regresar a ti!

 Sentirse bien significa sentirse bien

La mayoría de las personas entienden cómo se siente uno cuando se siente bien o muy mal, pero no se dan cuenta de que viven con sentimientos negativos durante mucho tiempo. Piensan que sentirse mal significa sentir una negatividad extrema, como la tristeza, el duelo, la ira o el miedo, pero, aunque sentirse mal incluye todos esos sentimientos, los sentimientos negativos se producen en muchos grados. Si te sientes “más o menos bién” la mayor parte del tiempo, puedes pensar que sentirse “más o menos bien” es un sentimiento positivo porque no te sientes realmente mal. Si te has estado sintiendo realmente mal y ahora te sientes más o menos bien, es mucho mejor que sentirse muy mal. Pero sentirse más o menos bien la mayor parte del tiempo es un sentimiento negativo, porque sentirse más o menos bien no es sentirse bien. ¡Sentirse bien significa sentirse bien! Los sentimientos buenos significan que eres feliz, estás contento, emocionado, entusiasmado o apasionado. Cuando te sientes más o menos bien, promedio o no estás sintiendo mucho de nada, ¡entonces tu vida estará más o menos bien, promedio o sin mucho de nada! Esa no es una buena vida. Los buenos sentimientos significan que te sientes muy bien, ¡y sentirte muy bien es lo que te trae una vida muy buena!

 “La medida del amor es el amor sin medida”.

San Bernardo de Clairvaux (1090-1153)

MONJE Y MÍSTICO CRISTIANO

Cuando estás contento, estás generando alegría y recibirás de vuelta experiencias alegres, situaciones de gozo y gente contenta dondequiera que vas. Desde la más pequeña experiencia de escuchar tu canción favorita en la radio hasta experiencias mayores de recibir un aumento de sueldo, todas las circunstancias que vives constituyen la ley de atracción respondiendo a tu sentimiento de alegría. Cuando te sientes irritado, estás dando irritación y recibirás de vuelta experiencias irritables, situaciones irritables y personas irritables dondequiera que vas. Desde la pequeña irritación de un mosquito hasta la irritación mayor de que se te dañe el automóvil, todas estas experiencias constituyen la ley de atracción respondiendo a tu irritación.  Cada sentimiento bueno te une a la fuerza del amor, porque el amor es la fuente de todos los sentimientos buenos. Los sentimientos de entusiasmo, emoción y pasión vienen del amor, y cuando sientes alguno de estos sentimientos de manera constante, te dan una vida llena de cosas entusiastas, emocionantes y apasionadas.  Puedes aprovechar al máximo el poder de un buen sentimiento subiéndole el volumen. Para subirle el volumen a un sentimiento toma control sobre él y de manera deliberada intensifícalo para sentirte lo mejor posible. Para amplificar el entusiasmo, deléitate en el sentimiento de entusiasmo; ¡aprovéchalo al máximo sintiéndolo con intensidad! Cuando sientes pasión o emoción, deléitate en esos sentimientos e intensifícalos con la mayor profundidad posible. Mientras más amplificas tus buenos sentimientos, mayor será el amor que das, y los resultados que recibirás de vuelta en tu vida no serán menos que espectaculares.

Cuando estás sintiendo algún sentimiento bueno, puedes amplificarlos buscando cosas que amas. Antes de sentarme a escribir este libro, utilizaba varios minutos

cada día amplificando mis buenos sentimientos. Para amplificar mis buenos sentimientos, pensaba en las cosas que amo. Contaba incesantemente las cosas que amo una detrás de otra: mi familia, mis amigos, mi hogar, las flores del jardín, el tiempo, los colores, las situaciones, los hechos y las cosas que amo que ocurrieron durante la semana, el mes o el año. Continué haciendo una lista mental de todas las cosas que amo hasta que me sentí fenomenal. Entonces me senté a escribir. Así de fácil es amplificar tus buenos sentimientos, y lo puedes hacer dondequiera, a cualquier hora.

 Tus sentimientos reflejan lo que estás dando

Ahora mismo puedes saber si en las áreas principales de tu vida has estado dando más sentimientos buenos o más sentimientos malos. La manera en que te sientes acerca de cada tema en tu vida —como el dinero, la salud, tu trabajo y cada relación individual— es un reflejo exacto de lo que has estado dando en cada una de esas áreas.  Cuando piensas en el dinero, tus sentimientos reflejan lo que estás dando en ese tema. Si te sientes mal cuando piensas en dinero porque no tienes suficiente, debes recibir de vuelta circunstancias y experiencias negativas sobre la falta de suficiente dinero, porque ése es el sentimiento negativo que estás dando.

Cuando piensas en tu trabajo, tus sentimientos te dicen lo que has estado dando en ese tema. Si te sientes bien acerca de tu trabajo, debes recibir de vuelta circunstancias y experiencias positivas, porque ése es el sentimiento positivo que estás dando. Cuando piensas en tu familia, tu salud o cualquier otro tema de importancia para ti, tus sentimientos te dicen lo que estás dando.

“Ten cuidado con tus estados de ánimo y tus

sentimientos, pues existe una conexión intacta entre

tus sentimientos y tu mundo visible”.

Neville Goddard (1905-1972)

AUTOR DEL NUEVO PENSAMIENTO

La vida no te está ocurriendo; la vida te está respondiendo. ¡La vida es una decisión tuya! Cada área de tu vida es una decisión tuya. Tú eres el creador de tu vida. Tú eres el que escribe la historia de tu vida. Tú eres el director de la película de tu vida. Tú decides lo que será tu vida por lo que das.  Hay un número infinito de niveles de buenos sentimientos que puedes tener, lo cual significa que no hay límite para las cimas que puedes alcanzar en tu vida. Hay también muchos niveles de sentimientos malos que se vuelven más y más negativos. Pero para los sentimientos malos hay un fondo límite más allá del cual no puedes tolerar, lo cual te obliga a escoger otra vez sentimientos buenos.  No es casualidad o accidente que los sentimientos buenos te hacen sentir fenomenal y los malos te hacen sentir muy mal.  El amor es el poder supremo que gobierna la vida, y te llama y te atrae a través de tus buenos sentimientos para que tengas la vida que estás llamado a vivir. El amor también te llama mediante tus sentimientos malos, ¡porque ellos te dicen que estás desconectado de la fuerza positiva de la vida!

Todo tiene que ver con la manera en que te sientes

Todo en la vida tiene que ver con la manera en que te sientes. Cada decisión que tomas en tu vida está basada en la manera en que te sientes. ¡Son tus sentimientos el poder motivador único de toda tu vida!

Lo que quieres en la vida lo quieres porque lo amas y porque te hará sentir bien. Lo que no quieres en tu vida no lo quieres porque te hará sentir mal.  Quieres salud porque estar saludable te hace sentir bien, mientras que estar enfermo te hace sentir mal. Quieres dinero porque te hace sentir bien comprar y hacer las cosas que amas, mientras te hace sentir mal cuando no puedes hacerlo. Quieres tener relaciones felices porque te hacen sentir bien, mientras que las relaciones difíciles te hacen sentir mal. Quieres felicidad porque te hace sentir bien, mientras que ser infeliz te hace sentir mal.  ¡Todas las cosas que quieres están motivadas por los buenos sentimientos que te traen! ¿Y cómo recibes las cosas buenas que quieres en tu vida? ¡Mediante buenos sentimientos! Los dólares te quieren. La salud te quiere. La felicidad te quiere. ¡Todas las cosas que amas te quieren! Están ansiosas  de entrar en tu vida, pero tienes que dar buenos sentimientos para que te lleguen. No tienes que esforzarte y luchar para cambiar las circunstancias de tu vida; lo único que tienes que hacer es dar amor mediante buenos sentimientos, ¡y lo que deseas aparecerá!

Tus buenos sentimientos aprovechan la fuerza del amor, el poder para todo lo bueno de la vida. Tus buenos sentimientos te dicen que ése es el camino hacia lo que quieres. Tus buenos sentimientos te dicen que cuando te sientes bien, ¡la vida será buena! ¡Pero primero tienes que dar buenos sentimientos!  Si te has pasado la vida diciéndote: “Voy a ser feliz cuando tenga una casa mejor”, “Voy a ser feliz cuando tenga trabajo o reciba una promoción”, “Voy a ser feliz cuando mis hijos terminen sus estudios universitarios”, “Voy a ser feliz cuando tengamos más dinero”, “Voy a ser feliz cuando pueda viajar” o “Voy a ser feliz cuando mi negocio tenga éxito”, nunca vas a tenér esas cosas porque tus pensamientos están desafiando la manera en que el amor funciona. Están desafiando la ley de atracción.  ¡Tienes que ser feliz primero, y dar felicidad, para recibir cosas felices! No puede ocurrir de otra manera, porque lo que deseas recibir en la vida, ¡tienes que darlo primero! Tienes control sobre tus sentimientos, tienes control sobre tu amor, y la fuerza del amor te devolverá todo lo que das.

PUNTOS DE PODER

• Lo que sientes en un momento determinado es más importante que todo lo demás, porque la manera en que te sientes ahora está creando tu vida.

• Tus sentimientos constituyen el poder de tus pensamientos y palabras. ¡Lo que sientes es lo que importa!

• ¡Todos los sentimientos buenos vienen del amor! Todos los sentimientos negativos vienen de la falta de amor

• Cada sentimiento bueno te une a la fuerza del amor, porque el amor es la fuente de todos los buenos sentimientos.

• Amplifica tus buenos sentimientos pensando en todas las cosas que amas. Cuenta incesantemente las cosas que amas, una tras otra. Sigue haciendo una lista de todo lo que amas hasta que te sientas fenomenal.

• La manera de sentirte acerca de cada área de tu vida es un reflejo exacto de lo que has estado dando en cada área.

• La vida no te está ocurriendo ¡la vida te está respondiendo! Cada tema de tu vida es decisión tuya y decides todo en la vida mediante lo que das.

• Existen niveles infinitos de buenos sentimientos que puedes sentir, lo cual significa que no hay límite a las cimas de la vida que puedes recibir

• ¡Todas las cosas que amas te desean! Los dólares te desean. La salud te desea. La felicidad te desea.

• No luches por cambiar las circunstancias de tu vida. ¡Da amor a través de tus buenos sentimientos y lo que deseas aparecerá!

• Primero tienes que dar buenos sentimientos. Tienes que primero ser feliz, y dar felicidad, para recibir cosas felices! ¡Cualquier cosa que quieras recibir en la vida, tienes que darla primero!

Extracto del libro “El Poder” de Rhonda Byrne, pags: 18-24,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: