Archive | junio, 2013

How to get what you want

30 Jun

Written by: Kim Kiyosaki

The power of the Triple-A Triangle to achieve your dreams

We all have hopes and dreams. They start when we’re young: “I want to be a veterinarian when I grow up!” And they continue through our adolescence and into adulthood. Our hopes and dreams often define us. But there is a huge difference between having dreams and actually achieving them. The question is, how do you get what you want in life?

The truth is that you cannot have what you want unless you do something. It’s impossible. Think of some “wants” in your life. Maybe it’s success, wealth, or health. In order to accomplish any one of those goals requires that you do something. Success requires accomplishments. Wealth requires delivering a product or service that someone is willing to buy. Health requires eating well and exercising.

Whatever you have is a result of what you do.

The definition of do is “to perform, to execute, to accomplish, to exert, to be the cause of.” There are three types of doing that are necessary to reach a goal. I call this the Triple-A Triangle. Some women start, but do not reach, their financial goals because they are only focused on two of the three dos. Those women who reach their financial goals are fully committed to working through each part of the Triple-A Triangle. They aspire, acquire, and apply.

 

Triple-A Triangle

 

The Do of ASPIRE

This is the dream, the vision, the want. It is more than, “I want a million dollars.” It is what you will ultimately have when you reach your financial goal. The dream may be, “I will have the freedom to sail around the world.” “I will have the time to spend with my granddaughter.” “I will open my gourmet food shop.” “I will contribute my time to Habitat for Humanity.” Although the goal is financial, the dream is much more than money.

The do of ASPIRE is that you must:

  • Choose your dream or your want.
  • Have a clear vision of what the dream looks like in your mind.
  • Refer to this visual regularly, ideally every day.

The Do of ACQUIRE

 

This is the education part of do. Acquiring knowledge includes reading books, attending seminars and classes, doing online research, talking with experts, and working with coaches and mentors. You are gathering the information you need in order to take action. Which leads us to step number 3.

 

The Do of APPLY

This is the put-what-you’ve-learned-into-action stage. Applying the knowledge is where you make the offer to purchase, put your money on the table, take on your first client, buy the stock shares or gold, make the sales call, or ask for investment dollars. The technical phrase for applying knowledge is “putting your butt on the line.” Without the APPLY step, nothing happens.

True knowledge comes from putting what you’ve learned into real-world practice.

You have to Do all three

It takes all three parts of the Triple-A Triangle to achieve your goals and dreams.

Confucius said it best:
“To know and not do, is to not yet know.”

Many women accomplish the ASPIRE step and move into the ACQUIRE step and get stuck there. They attend all the seminars, read all the books, and are constantly researching online. The problem is they never move into the APPLY stage. Why? My guess is fear—fear of making a mistake, of losing money, of looking stupid, of people saying, “I told you so!”

It is only by applying the knowledge after you acquire it that those fears will dissipate. All three steps are necessary to achieve your financial dreams. It is primarily the apply stage that stops so many women. My purpose is to offer clarity to define what you ASPIRE to, to offer information for you to ACQUIRE, and then, most importantly, to use real-life stories and encouragement as the catalyst for you to APPLY the knowledge in your life to have what you want.

These three stages are constantly in motion. You don’t move from one to the second and then to the third and then you’re done. You aspire, you acquire, and you apply. Then you acquire more and apply more, and acquire more and apply more, all the while holding onto your vision of what you aspire to. It’s an ongoing dynamic cycle.

And while you have your big goal or aspiration, you also have many smaller goals leading up to your main dream. Each one of these goals has its own Triple-A Triangle. And each is dynamic and in a constant state of flow.

As you move towards achieving your financial dreams, pay attention every now and then to how much of your doing is spent in each part of the Triple-A Triangle. Only when you find the right balance will you start to move through every stage—aspiring, acquiring, and applying and begin to find financial success and freedom

TripleATriangle_graphic_finalbw

 

Secreto 2: El mundo está en ti. 3ra. parte

28 Jun

Para resolver el misterio de la vida sólo necesitamos cumplir un mandamiento: vivir como una célula. Sin embargo, no lo hacemos, y la razón resulta evidente: tenemos nuestra manera de hacer las cosas. Nuestras células se alimentan del mismo oxígeno y glucosa que nutrieron a las amibas hace dos billones de años, pero nosotros preferimos los alimentos de moda, grasosos, azucarados y frívolos. Pese a que nuestras células cooperan entre sí -con base en lineamientos establecidos por la evolución en los helechos del periodo cretáceo, nosotros encontramos un nuevo enemigo en el planeta cada década, cada año, cada mes. Lo mismo podemos decir de otras desviaciones de la sabiduría exacta, completa y casi perfecta de nuestros cuerpos.

Estos ejemplos reflejan una situación de mayor alcance.

Para volver a la sabiduría de la célula debemos aceptar que vivimos las consecuencias de elecciones ajenas. Se nos enseñaron hábitos y creencias que ignoran por completo el misterio de la vida. Estas creencias están contenidas unas en otras, como esas cajas chinas que contienen siempre otra más pequeña:

Hay un mundo material.

El mundo material está lleno de objetos, sucesos y personas.

Yo soy una de esas personas y no tengo una posición más elevada que las demás.

Para descubrir quién soy debo explorar el mundo material.

Este conjunto de creencias resulta limitante. En él no hay lugar para ningún acuerdo espiritual; ni siquiera para el alma.

¿Para qué integrar el misterio de la vida en un sistema que sabe de antemano qué es real? Por más convincente que parezca el mundo material -y para vergüenza de la ciencia moderna-, nadie ha podido demostrar que es real. Las personas comunes no están al tanto de los avances de la ciencia, por lo que este grave problema no es conocido. No obstante, cualquier neurólogo puede decirte que el cerebro no ofrece ninguna prueba de que el mundo exterior existe en verdad, y sí muchas de que no existe.

Todo lo que el cerebro hace es recibir señales incesantes relacionadas con el equilibrio químico, el consumo de oxígeno y la temperatura del cuerpo. A lo anterior se suma una corriente discontinua de impulsos nerviosos. Esta enorme cantidad de información no procesada tiene su origen en estallidos químicos que producen cargas eléctricas. Éstas viajan en todas direcciones por una intrincada red de finísimas células nerviosas, y una vez que llegan al cerebro (como un corredor que lleva un mensaje a Roma desde los límites del imperio) la corteza las combina y forma un conjunto aún más complejo de señales eléctricas y químicas.

La corteza no nos dice nada sobre este procesamiento perpetuo de información, que es lo único que ocurre dentro de la materia gris. Nosotros sólo percibimos el mundo material con todas sus imágenes, sonidos, sabores, olores y texturas.

El cerebro nos ha gastado una broma, un admirable juego de prestidigitación, pues no existe conexión entre la información no procesada del cuerpo y nuestra percepción subjetiva de un mundo exterior.

En lo que a nosotros concierne, el mundo exterior podría ser un sueño. Cuando estoy dormido y sueño, veo un mundo de sucesos tan vivido como el que veo durante la vigilia (aparte de la vista, mis otros cuatro sentidos están presentes de manera irregular, pero al menos un pequeño porcentaje de personas tiene los cinco: pueden tocar, saborear, escuchar y oler con tanta intensidad como cuando están despiertos). Sin embargo, cuando abro los ojos en la mañana, sé que esos sucesos tan reales fueron producto de mi mente. Nunca he tomado el sueño por realidad porque doy por hecho que los sueños no son reales.

¿Mi cerebro tiene un sistema para crear el mundo de los sueños y otro para crear el de la vigilia? No; en términos de función cerebral, el mecanismo de los sueños no se esfuma cuando despierto. La misma corteza visual localizada en la parte trasera de mi cabeza, hace que vea un objeto -un árbol, un rostro, e! cielo en la memoria, en un sueño, en una foto o justo frente a mí. La ubicación de la actividad neuronal cambia ligeramente entre una situación y otra, por lo que puedo distinguir entre un sueño, una foto y el objeto; pero el proceso fundamental siempre es el mismo: estoy creando un árbol, un rostro o el cielo a partir de una maraña de nervios que lanzan estallidos químicos y cargas eléctricas por todo el cuerpo. Por más que me esfuerce, jamás encontraré un patrón de sustancias químicas y cargas eléctricas con forma de árbol” de rostro o de ninguna otra cosa. Todo lo que hay es una tormenta de actividad electroquímica.

Este embarazoso problema -la incapacidad de demostrar la existencia de un mundo exterior- socava la base del materialismo. Es así como llegamos al segundo misterio espiritual: no estás en el mundo; el mundo está en ti.

La única razón por la que las piedras son sólidas es que el cerebro interpreta una ráfaga de señales eléctricas como tacto; la única razón por la que el sol brilla es que el cerebro interpreta otra ráfaga de señales eléctricas como vista. No hay luz solar en mi cerebro, cuyo interior es tan oscuro como una caverna de piedra caliza sin importar cuan iluminado esté el mundo exterior.

En el momento en que digo que el mundo entero se crea en mí, me doy cuenta de que tú podrías decir lo mismo. ¿Estoy en tu sueño, tú estás en el mío, o estamos todos atrapados en una extraña combinación de las versiones de cada uno sobre los acontecimientos? Para mí, éste no es un problema sino la esencia de la espiritualidad. Todos somos creadores. El misterio de cómo se combinan todos estos puntos de vista individuales -de modo que tu mundo y el mío armonicen- es lo que lleva a las personas a buscar respuestas espirituales. No hay duda de que la realidad está llena de conflictos, pero también de armonía. Es liberador darse cuenta de que como creadores generamos cada aspecto, bueno o malo, de nuestra experiencia. Así, cada uno es el centro de la creación.

Antiguamente, estas ideas se aceptaban de manera espontánea. Hace siglos la doctrina de la realidad única constituía el centro de la vida espiritual. Religiones, pueblos y tradiciones discrepaban muchísimo, pero todos coincidían en que el mundo es una creación indivisa e imbuida de una inteligencia, un diseño creativo. El monoteísmo llamó a esta realidad única Dios; India, Brahma; China, Tao. En todos los casos, el individuo vivía dentro de esta inteligencia infinita, y sus actos constituían el diseño total de la creación. No tenía que emprender búsquedas espirituales para encontrar la realidad única: su vida estaba inmersa en ella. El creador permeaba por igual cada partícula de la creación, y la misma chispa divina animaba toda forma de vida.

En la actualidad tildamos esta perspectiva como “mística” porque trata con lo invisible. Pero si nuestros ancestros hubieran conocido el microscopio, ¿no habrían encontrado en la conducta de las células la comprobación de su misticismo? La creencia en una realidad inclusiva ubica a cada individuo en el centro de la existencia. El símbolo místico de esta situación es un círculo con un punto en el centro: el individuo (punto) es en realidad infinito (círculo). Es como la pequeña célula cuyo punto de ADN la vincula con billones de años de evolución.

¿Pero podemos considerar al concepto de la realidad única como místico? Durante el invierno veo por mi ventana al menos un capullo colgando de una rama. Dentro de él una oruga se ha convertido en crisálida, la cual surgirá en primavera como mariposa. Todos conocemos esta transformación porque la vimos de niños o porque leímos The Very Hungry Caterpillarde Eric Carie. Pero lo que ocurre en el interior del capullo sigue siendo un misterio. Los órganos y tejidos de la oruga se disuelven” forman una sopa amorfa y toman la estructura de una mariposa, la cual no guarda ningún parecido con la oruga.

La ciencia no se explica cómo se desarrolló esta metamorfosis. Resulta imposible imaginar que los insectos la descubrieran por accidente: la complejidad química necesaria para convertir una oruga en mariposa es insólita; la transformación requiere miles de pasos interconectados minuciosamente. (Es como si llevaras tu bicicleta a reparar y te entregaran a cambio un avión.)

Pero algo sabemos sobre cómo se conforma esta delicada cadena de sucesos. Dos hormonas, juvenil y ecdisona, regulan lo que a simple vista parece la disolución de la oruga.

Ambas indican a las células dónde ir y cómo cambiar: unas deben morir, otras consumirse a sí mismas y unas más convertirse en ojos, antenas y alas. Esto denota un ritmo frágil -y milagroso- con un delicado equilibro entre creación y destrucción. El ritmo depende de la duración del día, que a su vez deriva del movimiento de traslación de la Tierra. Así pues, el ritmo del cosmos ha estado íntimamente ligado al nacimiento de las mariposas durante millones de años.

La ciencia se concentra en las moléculas, pero en este asombroso ejemplo una inteligencia las utiliza para lograr sus objetivos. El objetivo en este caso es formar una nueva criatura sin desperdiciar ingredientes.

(Si hay una sola realidad no podemos decir, como hace la ciencia, que la duración del día provoca que las hormonas de la crisálida desencadenen la metamorfosis. La duración del día y las hormonas provienen de la misma fuente creativa y conforman la realidad única. Esa fuente utiliza ritmos cósmicos o moléculas según su conveniencia. Así como la duración del día no provoca cambios en las hormonas, éstas no motivan que el día cambie: ambas están vinculadas a una inteligencia oculta que las crea simultáneamente. Si en un sueño o pintura un niño golpea una pelota de béisbol, ésta no sale volando por los aires. Cada sueño o pintura forma una unidad indivisible.)

Otro ejemplo: dos proteínas que evolucionaron hace millones de años, la actina y la miosina, permiten a los músculos de las alas de los insectos contraerse y relajarse. Gracias a ellas los insectos aprendieron a volar. SÍ una de estas moléculas está ausente, las alas crecen pero no baten, y por tanto son inútiles. Las mismas proteínas son responsables del latido del corazón humano, y cuando una está ausente, el pulso es ineficiente, débil y, en última instancia, puede sobrevenir un ataque cardiaco.

La ciencia se maravilla de que las moléculas se adaptan a lo largo de millones de años. ¿No hay aquí una intención más profunda? Todos anhelamos volar, liberarnos de las limitaciones. ¿No es éste el mismo impulso que expresó la naturaleza cuando los insectos empezaron a volar? La prolactína que genera leche en el pecho de una madre es la misma que impulsa al salmón a nadar contra corriente para reproducirse y cambiar el agua salada por la dulce. La insulina de una vaca es idéntica a la de una amiba: sirve para metabolizar carbohidratos, aunque una vaca es millones de veces más compleja que una amiba. Por todo esto, no hay nada místico en el concepto de una realidad totalmente interconectada.

¿Cómo fue que la creencia en la realidad única se vino abajo? Había una alternativa que también colocaba a cada individuo en el centro de su  propio mundo. Sin embargo, e vez de incluirlo lo hacía sentir solo y aislado, impulsado por el deseo personal y no por una fuerza vital compartida o por la comunión de las almas. Es la opción a la que llamamos ego, hedonismo” ley del karma o -para usar un lenguaje religioso- expulsión del paraíso. Ha penetrado hasta tal grado nuestra cultura que seguir al ego no parece ya una elección. Desde niños hemos sido educados en la norma del “primero yo, después yo y finalmente yo”. La competencia nos enseña que debemos luchar por lo que deseamos. La amenaza de otros egos -que se sienten tan aislados y solos como nosotros-, está siempre presente: nuestros planes podrían frustrarse si alguien se nos adelantara.

Mi intención no es censurar al ego ni responsabilizarlo de que las personas no sean felices, sufran o no encuentren su verdadero yo, a Dios o al alma. Se dice que el ego nos obnubila con sus exigencias, avaricia, egoísmo e inseguridad interminables, lo cual es un punto de vista común pero errado. Lanzarlo a la oscuridad, convertirlo en enemigo, sólo agudiza la división y la fragmentación. Si sólo existe una realidad, debe abarcar todo. Excluir al ego es tan imposible como suprimir el deseo.

La decisión de vivir en aislamiento -algo que las células jamás eligen, excepto las cancerígenas- originó un género especial de mitología. En todas las culturas se habla de una edad de oro enterrada en un oscuro pasado. Este relato de perfección degrada a los seres humanos, quienes creyeron que eran defectuosos por naturaleza, que todos portamos la marca del pecado, que Dios no mira con buenos ojos a estos hijos descarriados. El mito da a una elección la apariencia de designio. La separación cobró vida propia, pero ¿desapareció la posibilidad de la realidad única?

Para reconquistar la realidad única debemos aceptar que el mundo está en nosotros. Este secreto espiritual se basa en la naturaleza del cerebro, cuya función es crear el mundo en todo momento. Si tu mejor amigo te llama por teléfono desde Tíbet, el sonido de su voz es una sensación en tu cerebro; si se presenta en tu casa, su voz seguirá siendo una sensación en la misma parte de tu cerebro, y lo mismo ocurrirá cuando tu amigo se haya ido y su voz resuene en tu memoria. Una estrella en el cielo parece lejana aunque también es una sensación en otra zona de tu cerebro. Por tanto, la estrella está en ti. Ocurre lo mismo cuando degustas una naranja, tocas una tela aterciopelada o escuchas a Mozart: toda experiencia se origina en tu interior.

En este momento, la vida centrada en el ego resulta totalmente convincente, razón por la cual ni todo el dolor y sufrimiento que provoca nos decide a abandonarla. El dolor lastima pero no muestra la salida. El debate sobre cómo terminar la guerra, por ejemplo, ha resultado estéril porque se funda en la idea de que somos individuos aislados; como tales, nos enfrentamos a “ellos”, los innumerables individuos que quieren lo mismo que nosotros.

La violencia se basa en la oposición nosotros-ellos. “Ellos” nunca se van ni se dan por vencidos; luchan por proteger sus intereses. Mientras unos y otros tengamos intereses distintos, el ciclo de violencia perdurará. Las consecuencias funestas de esta postura pueden observarse en el organismo: en un cuerpo saludable, todas las células se reconocen en las demás. Cuando esta percepción se corrompe y ciertas células se convierten en “el otro”, el cuerpo arremete contra sí, situación conocida como trastorno inmunológico, y provoca afecciones terribles como artritis reumatoide y lupus. La agresión de un ser contra sí mismo se fundamenta en un concepto erróneo, y aunque la medicina puede proporcionar cierto alivio al cuerpo, es imposible curarlo sin corregir primero el concepto equívoco.

Una acción categórica en favor de la paz es renunciar al interés personal de una vez por todas, lo que arranca la violencia de raíz. Esta idea puede resultar desconcertante; nuestra reacción inmediata es: “¡Pero yo soy mi interés personal en el mundo!” Por fortuna, esto no es exacto: el mundo está en ti, no al revés. A esto se refería Cristo cuando nos apremió a alcanzar el reino de Dios y preocuparnos por lo mundano después. Dios posee todo en virtud de haber creado todo; si tú y yo creamos las percepciones que interpretamos como realidad, nos pertenecen también.

La percepción es el mundo; el mundo es percepción.

Esta idea echa por tierra el drama de “nosotros contra ellos”. Todos formamos parte del único proyecto trascendente: la creación de la realidad. Defender otros intereses -dinero, propiedades, posición- sólo tendría sentido si fueran esenciales. Pero el mundo material es consecuencia; nada en él es esencial. El único interés personal valioso es la habilidad de crear libremente, con plena conciencia de cómo se crea la realidad.

Puedo entender a quienes encuentran tan repugnante al ego que quieren deshacerse de él. Sin embargo, el ataque al ego es sólo un disfraz sutil del ataque a uno mismo. Su destrucción no serviría de nada aun si pudiera lograrse. Es vital mantener la maquinaria creativa intacta. Cuando lo despojamos de sus sueños feos, inseguros y violentos, el ego deja de ser feo, inseguro y violento, y toma su lugar como parte del misterio.

La realidad única nos ha revelado un valioso secreto: quien crea es más importante que el mundo entero. De hecho, es el mundo. Vale la pena hacer una pausa para asimilarlo. De todas las ideas liberadoras que pueden cambiar la vida de una persona, quizá ésta sea la más poderosa. Pero para llevarla a la práctica” para ser auténticos creadores, debemos liberarnos de múltiples condicionamientos. Nadie nos pidió que creyéramos en un mundo material, pero aprendimos a considerarnos seres limitados. El mundo exterior debe ser mucho más poderoso; él marca la pauta, no nosotros; él está primero y nosotros muy por detrás.

El mundo exterior no te proporcionará respuestas espirituales mientras no asumas tu papel de creador de la realidad. Esto parecerá extraño al principio, pero establecerá un nuevo conjunto de creencias:

Todo lo que experimento es un reflejo de mí.

Por tanto, no tiene sentido tratar de escapar. No hay a dónde ir, y como creador de mi realidad, no me interesaría huir aun si pudiera.

Mi vida es parte de todas las demás.

Mi conexión con todos los seres vivientes me impide tener enemigos. No siento necesidad de oponerme, resistirme, vencer o destruir.

No necesito controlar nada ni a nadie.

Puedo inducir cambios transformando lo único que está bajo mi control: yo.

CAMBIA TU REALIDAD PARA ALBERGAR

EL SEGUNDO SECRETO

 Para vivir el segundo secreto con toda su fuerza empieza por considerarte cocreador de todo lo que te ocurre. Un ejercicio simple es contemplar lo que te rodea: conforme tu mirada se pose en una silla, un cuadro o el color de las paredes, piensa:

“Esto es un reflejo de mí. Esto también es un reflejo de mí” Permite que tu conciencia asimile todo, y pregúntate:

¿Veo orden o desorden?

¿Veo mi singularidad?

¿Veo lo que siento en realidad?

¿Veo lo que quiero en realidad?

No todos los objetos de tu entorno responderán claramente a estas preguntas. Si bien un departamento iluminado y de alegres colores representa un estado de ánimo muy distinto al de otro subterráneo y oscuro, un escritorio atestado de papeles puede tener varios significados: desorden interior, temor a las responsabilidades, exceso de obligaciones, desdén por los asuntos cotidianos, etcétera. Esta pluralidad se explica porque todos manifestamos y ocultamos al mismo tiempo quiénes somos. A veces expresamos nuestros sentimientos y otras nos distanciamos de ellos, nos negamos o utilizamos válvulas de escape aceptadas por la sociedad. El sofá que compraste sólo porque estaba de oferta, la pared blanca que no te importó pintar de otro color y el cuadro que no retiras porque es un obsequio de tus suegros, son también símbolos de tus sentimientos. Sin entrar en detalles, es posible echar un vistazo al espacio vital de una persona y determinar con bastante exactitud si está satisfecha o insatisfecha con la vida, si tiene una identidad firme o débil, si es conformista o inconformista, si prefiere el orden al caos, si se siente confiado o desahuciado.

Ahora pasa a tu círculo social. Cuando estés con tu familia o amigos, escucha con tu oído interno lo que ocurre.

Pregúntate:

¿Escucho felicidad?

¿La presencia de estas personas me hace sentir vivo y animado?

¿Percibo un trasfondo de cansancio?

¿Se trata de un encuentro rutinario o hay una verdadera interacción entre las personas?

Las respuestas te ayudarán a valorar tu mundo y lo que ocurre en tu interior: quienes te rodean, al igual que los objetos, son un espejo. Ahora concéntrate en el noticiario nocturno, y en vez de pensar que los sucesos ocurren “allá afuera”, refiérelos a tu persona. Pregúntate:

¿El mundo que veo es seguro o amenazador?

¿El noticiario me produce temor y consternación o me divierte y entretiene?

Cuando se trata de una noticia mala, ¿presto atención sólo para entretenerme?

¿Qué parte de mí representa este programa, la que pasa incesantemente de un problema a otro o la que busca respuestas?

Este ejercicio desarrolla una nueva clase de conciencia: empiezas a romper el hábito de considerarte una entidad aislada. Descubres que el mundo entero está en tu interior.

Ejercicio 2: lleva el mundo a casa

Que seas un creador no significa que tu ego lo sea. El ego está inextricablemente unido a tu personalidad, la cual, obviamente, no creó todo lo que te rodea. La creación no ocurre en ese nivel. Intentemos acercarnos al creador interior reflexionando sobre una rosa.

Busca una rosa roja y sostenía frente a ti. Huélela y piensa:

“Sin mí, esta flor no tendría aroma”. Mira su intenso color rojo y piensa: “Sin mí, esta flor no tendría color”. Acaricia los pétalos aterciopelados y piensa: “Sin mí, esta flor no tendría textura”. Sí no mera por tus sentidos -vista, oído, tacto, gusto y olfato- la rosa no sería más que átomos vibrando en el vacío.

Ahora reflexiona en el ADN contenido en cada célula de la rosa. Visualiza billones de átomos engarzados en esta doble hélice y piensa: “Mi ADN está mirando el ADN de esta flor. No se trata de un observador mirando un objeto; es una forma de ADN observando otra forma de ADN”. Observa cómo el ADN empieza a relucir hasta convertirse en vibraciones invisibles de energía. Piensa: “La rosa se ha desvanecido; ha vuelto a ser energía primigenia. Yo me he desvanecido y soy de nuevo energía primigenia. Ahora, un campo de energía está mirando otro campo de energía”.

Finalmente, observa cómo las ondas de energía de cada uno se mezclan hasta desvanecer el límite que los separa, como olas que se alzaran y cayeran en la vasta superficie de un mar infinito. Piensa: “Toda la energía proviene de una fuente y vuelve a ella. Cuando miro una rosa, una porción minúscula del infinito se eleva de la fuente para experimentarse a sí misma”.

Este ejercicio nos ha permitido conocer la realidad: un campo de energía infinito y silencioso experimentó mediante un destello al objeto (rosa) y al sujeto (observador) sin ir a ningún lado. La conciencia simplemente contempló un aspecto de su belleza eterna. Su único móvil fue crear un momento de alegría. Tú y la rosa fueron los polos opuestos de ese momento, pero no estaban separados: un mismo trazo creativo los fundió en uno.

Extracto de: el librode los secretos, de Deepak Chopra,págs.13-19.

 

Your Hidden Symmetry by Jean Haner,video

27 Jun

 

Your Hidden Symmetry. Why you are who you are.

27 Jun

I SOMETIMES IMAGINE those ancient scientists thousands of years ago, striding across the Chinese landscape, observing how the shadows moved across the hills; the ways each plant sprouted, bloomed, and faded; how animals were born, thrived, and declined. In my mind, I see them note all the intricate ways each season was different, and how night moved into day, even how hour to hour of each day held a different quality. Over and over, they gazed up to survey how the stars move in their natural journey across the night skies throughout the year. They watched the people in their villages as they moved through their lives, each stage with a certain purpose and meaning, and studied all the various ways humans experience change over time.

Through the centuries of this kind of deep observation, these researchers developed a profound understanding of the patterns of nature, so subtly and intricately balanced, which are the foundation for all life on Earth, including human beings. And from this they created a sophisticated map of how everything on this planet works in perfect symmetry.

The word symmetry has different connotations. The first thing you may think of when you read that word is something that’s exactly the same on one side as on the other, like a grade-school Valentine heart cut from folded paper. Yet in physics, symmetry is defined as “immunity to change”—in other words, that an experiment should give the same results no matter where or when it’s performed. In fact, the concept of symmetry is considered so integral to the way life works that Albert Einstein used it as a fundamental principle when he developed his general theory of relativity, and it’s believed to be the core of the “theory of everything” that physicists are currently searching for.

And there’s yet another meaning for symmetry that signifies balanced and harmonious beauty of form, but doesn’t necessarily imply that all the parts are perfect mirror images. There’s a coherence to the form because of an inner order, an organizing principle. This is easily seen in the patterns of nature where there’s a congruency, an orderliness in the design and function of any living thing, as well as in the cycles of the seasons, times of day, and phases of life experience.

All three kinds of symmetry actually apply to the meaning of your hidden design. Each of your personal characteristics has two sides to it just like that Valentine heart, one representing a strength and the other its corresponding challenge, and together they form the perfect whole. The definition of symmetry as immunity to change also fits, as your inner design is one from which we can reliably predict and understand every aspect of your personality; your thoughts, feelings, and behavior; and what you need to be happy in life. Your makeup never changes; although you may express its qualities in different ways as you go through your life, they’re always rooted in the same meaning. And finally, in terms of balance and harmony of form, the patterns of your true nature have a coherent beauty to them, like your own personal mandala design.

The classic Chinese model of the universe, the yin yang symbol, is the essential representation of the symmetry of all life. Originally, the black half of the circle represented the shady side of the mountain that the sun hasn’t yet warmed, so it is dark, cold, and wet with dew. And the white half of the circle related to the sunny side of the mountain, where it is bright, hot, and dry. But this is a map that reveals the duality of all things in nature. For example, yin is not only dark, cold, and wet; it also encompasses qualities such as stillness, silence, caution, night, winter, the moon, and feminine energy. Yang is not only bright, hot, and dry; it’s also action, noise, confidence, day, summer, the sun, and masculine energy.

But nothing is totally yin or yang. Within each half of the circle, you see a dot that is its opposite. On the white half, there is a dot of black; on the black half, there is a dot of white. This represents the truth that within one is the seed of the other, day always turning into night, summer moving toward winter, and back again. The meaning infused in this simple circle is that all life is interconnected and interdependent, that everything is part of a balanced and dynamic system and interacts to form the greater whole.

As the Chinese studied and further refined this map, they also came to understand how energy moves through time. There are discernible patterns here—just as there are in everything—that deeply affect who you are overall and how you travel through your life. What they discovered over three millennia of “research and development” reveals your own inner makeup and the cycles you’ll experience.

It’s as if on the day you were born, you were imprinted by the patterns of energy that existed at that time, infusing your essence with their unique qualities to inform your inner spirit, what you came here to learn, and what your ultimate purpose will be.

At the same time, the map for your entire journey was formed. Like your own personal tide table—the ebbs and flows of your life—each phase of the invisible influence of time was set into motion on the day you were born. Just as with everything in nature, this design of your true self and your life plan have an intentional symmetry that’s beautiful to behold.

Jean Haner has a 25-year background in the ancient Chinese principles of balance and health. She places an emphasis on compassionate and affirming ways for people to live in alignment with their own true selves.

 

Los Volcanes: Fuego sagrados y expansión en la Nueva Tierra

25 Jun

Por: Kenna Torres

A Medida que se suman más hermanos al proceso evolutivo acelerado que precede al Solsticio de Verano, los efectos del trabajo consciente que está sucediendo en los planos superiores son inmediatamente manifestados en este plano de experimentación.

A partir de la segunda mitad de Mayo comenzamos con las primeras experiencias de tele transportación, los desplazamientos multidimensionales conscientes y las interacciones con los amados seres intergalácticos que nos asisten en este periodo evolutivo, realizando una revisión detallada de todos los aspecto de vidas, seleccionando lo que deseábamos llevar al siguiente periodo de expansión y que pudiera ser sustentado con la nueva energía en la Nueva Tierra.

¿Alguna vez te has preguntado cómo es que algunas personas tienen tanta Buena Suerte, y obtienen tan buenos resultados en su vida, como si fuera por Arte de Magia? ¿Piensas que hay algún código secreto para triunfar en la vida que solamente unos pocos elegidos han conseguido descifrar?

Iniciando Junio un nuevo intercambio de información se activó, al haber limpiado nuestros campos áuricos y recibir de nuestras familias galácticas la información necesaria, todo un programa de servicio comenzó a desplegarse, ya fuese apoyando a los hermanos en la primera etapa de ascensión o manteniendo las frecuencias energéticas de amor para los que están en las distintas fases de integración y expansión de la Nueva Tierra.

Somos intensamente provistos de amor y poder divino universal en forma directa, diariamente. Estamos siendo plenamente apoyados por la energía que la Amada Madre Tierra en forma de los fuegos sagrados que ELLA ha anclado naturalmente en los volcanes y nevados de América y zona del cinturón de fuego. (mapa de la imagen inicial).

Estamos recibiendo transferencias directa de energía- información de nuevos patrones universales a través del contacto de los campos áuricos nuestros y de los seres de luz, de nuestras amadas familias galácticas : Siirianos, Arcturianos, Pleyadianos y todos los amados hermanos amorosos del Universo que diariamente están con nosotros para informarnos, compartir y apoyar la asimilación energética que aunque es instantánea en los planos superiores, en el plano físico a veces requerimos poder graduarla de acuerdo a nuestra sensibilidad.

Lo mismo ocurre con la Madre Tierra, Ella va manifestando por si misma esta asimilación gradual , en la cual no tenemos que apoyarla en armonizar nada desde afuera, estamos en otra etapa y mostrando una actitud acorde a este nuevo momento evolutivo, lo que queda es acompañarla en pleno amor incondicional fluyendo por nuestro trabajo interno conscientemente realizado, ya que todo está siendo perfectamente orquestado, pues recuerden que todo el universo está transitando por estos maravillosos cambios.

Mientras en este plano nos ocupamos principalmente de sostener en nosotros una frecuencia energética de amor en el uso diario de nuestros dones en las actividades diarias, nuestra participación en las experiencias multidimensionales en periodos de meditación y descanso son cada vez más extensas y diversas.

El último día de Junio culminamos la etapa de expansión y transferencia combinadas, de modo que podremos sentirnos ya estables y energizados, listos para la etapa de creación de modo que todos se vayan incorporando a este proceso sin precedentes en el universo.

La energía ya anclada por la Madre Tierra EN FORMA DE FUEGOS SAGRADOS está ubicada en los siguientes volcanes y nevados:

 

Volcán Popocatépetl, México-el Rayo DORADO

Volcán de Pacaya, Guatemala-el Rayo VIOLETA

Volcán Concepción, Nicaragua- el Rayo COBRE

Turrialba, Costa Rica- el Rayo DORADO

Nevado Del Ruiz, Colombia- el Rayo ROJO

Volcán Tungurahua, Ecuador- el Rayo VERDE

Volcán Copahue, Chile- el Rayo AZUL

Volcán Sakurajima, Japón – el RAYO CAFE

hermandadblanca.org   VOLCANES SAGRADOS 580x401 Volcanes: Fuegos Sagrados y expansión en la Nueva Tierra  por Kenna Torres sabiduria y conocimiento kenna torres evolucion autores  sabiduria y conocimiento Kenna Torres Evolución    description multimedia

 

Para quien resuene, desde el campo de consciencia del Maestro Jesús, nos han dado una serie de cortas visualizaciones opcionales que pueden realizarse día a día mientras meditamos y así fluir más fácilmente con la creciente energía entrante, disponibles en:

https://www.facebook.com/DCCreador?ref=hl

Can Fortune Cookies Predict the Future? The recipe for receiving messages from the spirit.

24 Jun

 

ONE OF THE THINGS I LOOK FORWARD TO when ordering Chinese food is the fortune cookie—you know the little ritual at the end of the meal when everybody sits around and asks, “What did you get?” “What does yours say?” And then you laugh at how ridiculous the sayings are. But every once in a while, people get a message that says something pertinent about their lives and are struck by the synchronicity.

 

Even though I always thought fortune cookies were silly, intuitively I knew that somewhere in Chinese history these things must have meant something. It’s true that many sacred traditions are diluted and distorted over time, and some are borrowed and given new appearances and names to suit their new proprietors. I assumed the same thing happened with the fortune cookie.

The only problem with researching the great sacred traditions of Divine dialogue in Asia is that you won’t find the origins of the fortune cookie anywhere—it’s actually an American invention. But if you look to ancient Greece, you’ll find its true ancestor.

Aleuromancy, which means “divination by flour” in Greek, is the true name of this tradition of using baked goods as a vehicle for Spirit messages. So all you bakers, let me show you how to create a most exciting and accurate oracle tool.

 

First, I’ll share a little history. As with the Delphic oracle, Apollo was considered to be the illuminating power behind this practice. The ancient Greeks wrote symbols on pieces of cloth or papyrus and then rolled them in dough that had been mixed nine times, placing the dough in the fire to be baked. Once they were cooked, the dough balls were put on a tray and passed around to a group of people who came together to ask a question of the Divine. (Many oracle experiences in ancient times were social events.)

The difference between our modern cookie messages such as “You will be lucky today” or “Eat too much cookie and get large behind” and the Greek’s messages are obvious. The ancient flour oracles were filled with messages where the symbols were sacred. Ceremony and ritual were involved, as well as invoking the god Apollo. The messages were philosophical in nature and pertained to different life experiences. They were used as a means to discern the will of the Divine in answer to a particular question. All in all, it was a little more serious than chomping on egg rolls and then breaking open the cookies to laugh at the fortunes.

Important decisions were made based on the messages received from the flour oracles of ancient times. Additionally, guidance was sought from the markings inside the bowl where the leftover flour-and-water mixture—the ancient cookie dough—remained.

There was a higher intentional consciousness invoked in the whole experience from beginning to end. And you can have an enlightening and fun time today, using this oracle in the way it was originally intended.

The Sacred Treasure Oracle

I’ve created my own version of the flour oracle based on the essential movement of 27 archetypes or Universal Unfoldments of the human experience as it unfolds from birth to death. These archetypes (which include: The Protected Child, The Shaman, The Priestess, The High Mother, The High Father, The Holy Bridge, The Lovers, The Liberation, The Well of Power, The Quiet, Fate, The Truth, The Sacrifice, The Phoenix, The Flow, The Grand Illusion, Sacred Lightning, The Great Hope, The Dream Time, The Light, The Angel, Unity, The Great Mystery, Gaia’s Garden, Oceania, The Artist, and Father Time) are found in most wisdom teachings and are represented in such complicated divination systems as the Tarot. This is a fun way to track your progress on the ever-evolving journey through life, and it makes a great gift, too!

You’ll need to mix basic cookie dough in a large white bowl using a wooden spoon. The white bowl signifies the purity of Spirit, and the wooden spoon connects the process to the natural world. The ingredients you must use are:

  1. Flour, to represent the power of the earth and to give manifest form
  2. Sugar or honey, to represent the sweetness of life 
  3. Water, to represent the ebb and flow of life 
  4. Fire (stove), to represent the activity and creativity inherent in all things 
  5. Salt, to preserve and to represent the infinite soul 
  6. Butter, to represent abundance 
  7. Milk, to represent nourishment 
  8. Eggs, to represent the foundations of birth

You can use any combination of these ingredients in any cookie recipe you enjoy, since the idea is to eat them after you bake them. They have to be plain, though—no chocolate chips or raisins since those will dilute the power invoked in the ritual. Make sure you have enough dough to form 27 cookies.

(If you’re not planning to eat the cookies, make a basic dough using 3 cups flour, 1 cup sugar, 1/2 cup water, 1/2 teaspoon salt, 1/4 pound softened butter, 1/2 cup milk, and 4 eggs. Mix it all together in the white bowl. This will give you enough for two batches of Sacred Treasure Balls.)

On 27 small pieces of parchment paper (which you can find by the aluminum foil and waxed paper at the grocery store), write or create symbols for any of the 27 archetypes. Roll the pieces of paper into tight cylinders.

Make 27 balls from the dough, flatten them a bit, and put one of the paper cylinders on each of them. Roll them up to form the Sacred Treasure Balls. Place them on a cookie sheet (you may have to use a couple of cookie sheets), and bake according to the recipe instructions. (For the basic dough, bake 40 minutes at 325 degrees F. Every oven is different so you may have to play around with this.) Once they’ve cooled, you can use them for your Sacred Treasure oracle.

Within each of the dough balls is sacred wisdom to illuminate your path as you move forward. The choosing of the cookies will represent your past, your present, and the evolving future of any of seven areas of your life. If you’re using this oracle alone, you may ask one question in each of the following seven categories—one per day—over the course of a week. This will give you an overview of all these aspects of your life as they play out through the coming month.

  1. Health, physical
  2. Community, friends, family 
  3. Work, job 
  4. Love relationships, romance 
  5. Creativity, communication 
  6. Dreams, ideas 
  7. Spirituality

If you’re choosing to experience this oracle in a group, then each person picks three Sacred Treasure Balls—which represent past influences, the present, and a possible outcome—and then a fourth, representing the catalyst that’s accelerating personal growth. You’ll need to make two full batches for each group of five people. Because that makes 54 balls, there will be duplicates of the archetypes. If you receive the same message twice, it means that this particular experience is amplified in all areas of your life and indicates a transition to a higher consciousness through the portal of the archetype’s lessons.

As with all oracle messengers, ask to be shown the will of Spirit for the highest good of all concerned. Also pray for guidance and for the ability to accept the answers that are revealed. Do such a reading no more than once a month. It may take time to fully understand the meanings implied by the symbols and their personal relevance to you, so write it all down and pay attention to what you’ve learned in hindsight.

Don’t Lick the Bowl!

Making these flour oracles will also give you another Spirit message to study: the dough that has settled along the sides of the bowl, which is like the soup oracle. Examine the symbols on the inside of the mixing bowl before you go to sleep. For example, a woman named Kate sent me a story of how she saw a very obvious image of a large dog with specific markings on its hind leg in the bowl—it looked as if it were chasing a ball. A couple months later, through a series of synchronicities, she was led to adopt a shepherd-mix adult dog that had been abandoned by the side of the road with a broken foot. She named him Booboo. When his foot was healed, Booboo’s favorite activity was running around the house chasing a ball.

Pay attention to your dreams for the following week, as this bowl will help you bridge the seen and Unseen to retrieve messages from Spirit for the benefit of you and your loved ones. When I was experimenting with this divination technique, I saw four obvious letters in the bowl: IZG, and then an O. My father’s nickname was Zigo! It’s not uncommon for symbols to show up pertaining to loved ones who’ve passed over. But if you don’t see anything recognizable after studying it a bit, perhaps Spirit in the cookie dough is just reminding you about the taste of sweetness—so go ahead now and lick the bowl!

 Fortune CookieThe ancient flour oracles were filled with messages where the symbols were sacred.

Colette Baron-Reid is a popular spiritual intuitive, seminar leader, radio personality, motivational speaker, and musical recording artist on the EMI music label with a top-selling meditation CD, Journey Through the Chakras.

 

Luna Llena mágica en la noche de San Juan y sus principales rituales

22 Jun

Ya quedan pocos días para los preparativos de la verbena de San Juan  y este año será una celebración mas especial. El solsticio de verano coincide con una flamante luna llena, que hará que la noche mas corta del año sea mas mágica si cabe y potenciará todas las energías que la madre naturaleza nos brinda.

¿Porqué es tan especial esta noche?

La noche de San Juan ha pasado a nuestro calendario como una fiesta católica, pero tiene sus raices en rituales paganos, donde el fuego es el protagonista como símbolo de nuestro astro rey “El sol”. En la mitología griega los solsticios eran considerados como las puertas del año y se consagraban al dios Jano y el solsticio de verano daba la bienvenida al reino de los hombres, uniéndolos con los dioses. No es difícil ver la similitud entre Jano y Juan, y suponer que la religión cristiana insertó las festividades de San Juan Evangelista (27 de diciembre) y San Juan Bautista (24 de junio) en las proximidades de los dos solsticios para dar una continuidad solapada a los ritos paganos. Estos pudieron seguir celebrándose así sin despertar sospechas de brujería. Y gracias a ello han llegado hasta nosotros numerosos rituales para potenciar la protección de la Naturaleza y de sus seres o para hacer realidad nuestros deseos mas anhelados.

Uno de los rituales mas conocidos de protección es danzar alrededor del fuego, pero para los que no podian encender una hoguera, encendían 12 velas blancas, para realizar la misma función.

¿Es casual que esta noche de San Juan coincida con Luna Llena?

No, como todo lo que sucede en nuestra vida. Desde el pasado 25 de Abril hemos sido partícipes de una serie de cambios que nos han afectado a nivel vibracional, iniciandose con el eclipse lunar en Luna de wesak . Días después con el eclipse de sol del pasado 10 de Mayo y el eclipse lunar en la potente luna llena del 25 de Mayo. La cadena de eclipses y la alineación de planetas ha provocado consciente e inconscientemente que lastres y emociones del pasado hayan salido a la luz. Ha sido una época de cambios, de reflexión interna, de recuerdos de emociones pasadas (sobretodo de la niñez) manifestadas en nuestro cuerpo físico y emocional, que han surgido pidiéndonos a gritos que nos liberemos de todo aquello que llevamos arrastrando  para dejar espacio a lo nuevo.

Días previos haced una reflexión interna y poned en un papel todas aquellas cosas que os dañan o os hayan dañado en el pasado, todas aquellas cosas que quereis liberar de vuestra vida. Haced memoria de aquellas situaciones que os han marcado en la niñez e incluso de recuerdos de vidas pasadas. Esta noche de San Juan es el momento de liberarlas. Es el momento de liberar todas aquellas cargas que llevamos soportando durante años.

Examinad el espacio donde vivís, es una extensión de vosotros mismos. Allí tambien encontrareis objetos y recuerdos que ya han echo su función pero que ya no deben estar entre vosotros.

Una vez tengais la lista de cosas que quereis desechar de vuestra vida, haced una lista de peticiones y deseos. Tienen que ser cosas positivas y concretas. Pueden ser proyectos, buenos deseos para terceras personas, pero nunca peticiones de mal ajeno, os rebotaría.

Preparad una cajita y ese papel liadlo con estas hiervas:

– Laurel: Para superar miedos y movilizar las fuerzas positivas para conseguir los objetivos. – Canela: Eliminará las cargas negativas que puedan llegar.

– Rosa: Los pétalos de rosa dará la bienvenida al amor hacia ti mismo y hacia otros.

– Cardo: Te proporcionará coraje y poder interno para conseguir todos los objetivos que   desees.

Podeis utilizar cintas de color para liarlos, con los colores que os simbolicen los elementos: fuego, agua, tierra, aire o colocar diamante y turmalina dentro de la caja, para potenciar los efectos de las peticiones.  Guardadla y miradla el año que viene.

Cuando llegue la verbena, no olvideis de lanzar al fuego desde el agradecimiento la lista de cosas que deseeis liberar y de pedir que ese hueco se llene con las peticiones y cosas positivas que el universo te quiera brindar. No desperdicieis el momento para estar en contacto con la naturaleza, os potenciará la intuición y os recargará. Abrazar un árbol, estar en contacto con la energía de las plantas o disfrutar bañándoos en el mar purificándoos con su agua es muchas de las opciones que nos brinda la madre tierra para disfrutar de esta gran noche. Abriros al mundo y el mundo se abrirá a vosotros.

Lur García

Los principales rituales en la noche de San Juan

Juan Bautista fue un hombre diferente, según nos relata la Biblia…. Y tal como el su día también lo es.

Se dice nació 6 meses antes que Jesús, por lo que es lógico suponer, como supuso la Iglesia que su fecha de nacimiento debía ser el 24 de Junio… y por eso ese día se celebra el día de San Juan Bautista. Primera particularidad ya que los santos se celebran el día de su muerte.

Por las proximidades con el inicio del solsticio las fiestas de San Juan se disfrutan desde el 21 hasta el 24… celebración que mezcla lo divino con lo pagano y donde las tradiciones se mezclan para crear una atmósfera llena de energía que puede ser aprovechada por todos nosotros.

Especialmente entre el 23 y el 24 a la medianoche la tradición popular indica que el momento es para adivinar!! Así que para aquellos que gustan de practicar la interpretación de señales como método para leer el futuro, copio algunas costumbres, todas deben realizarse en los minutos posteriores a las doce campanadas que anuncian el inicio del día 24 de junio, día de San Juan Bautista.

Si lo que desea es saber algo sobre el futuro, hay dos métodos, para ambos lo primero que debe hacer es formular la pregunta, de forma escrita y clara, tratando que no se preste a ambigüedades. Tome la pregunta y colóquela en una mesa sobre la cual colocará un vaso cristalino con agua, a la hora indicada y con la pregunta en la mente vierta un huevo crudo dentro del agua y déjelo ahí hasta la mañana siguiente cuando, al ver al trasluz las formas que tomaron tanto la clara como la yema (en caso que esta se haya roto), tratará de responder a su pregunta. Si preguntó ¿me iré de viaje este año? Y ve la figura de un avión o un barco la respuesta es afirmativa, un águila significa libertad, un aro significa matrimonio, una flecha hacia arriba crecimiento, un Sol logros y así sucesivamente.

La otra forma es casi idéntica, la única diferencia es que en vez de verter un huevo crudo, la práctica adivinatoria consiste en volcar en el agua que está en el vaso, esperma derretida de una vela mientras mentaliza la pregunta o inquietud y una vez esta se haya solidificado, interpretar las formas.

Como siempre recomiendo a los que están empezando, anotar la experiencia para luego compararla con los hechos futuros, de forma tal que en unos años ya tengan su propio instructivo de interpretación de las señales de San Juan Bautista.

Para determinar si dos personas se van a unir en matrimonio, lo aconsejado es tomar un plato hondo de color blanco y llenarlo con agua, justo a las doce de la noche entre el 23 y el 24, formulando la pregunta, colocar dos agujas en su interior, si a la mañana siguiente las agujas amanecen juntas ya sabe usted la respuesta!!!

Por otro lado vale la pena mencionar que Juan Bautista se distinguió por dar todo lo que tenía, por lo que es un santo que nunca niega las peticiones recibidas en especial de salud, abundancia y amor… aproveche el día para concentrarse en sus intenciones ya que ese día todo parece ser posible, tanta gente cree en el que lo hace mágico.
Para muchos la noche de San Juan es tan auspiciosa como el fin de año calendario o el inicio de año chino.

Las energías se mueven por doquier desde el día del solsticio hasta la noche de San Juan, los que quieran realizar rituales, especialmente los referidos al amor y los adivinatorios, o meditar para aprovechar las concentraciones de energía pueden hacerlo.

Es un día dedicado al elemento Fuego ya que se celebra que la Luz triunfa sobre la oscuridad, los temas relativos a Aries, Leo y Sagitario pueden activarse, estamos hablando de la chispa iniciadora, la llama ardiente y las cálidas brazas, por lo que pueden encender velas, mantener teas u hogueras encendidas, aromatizar el ambiente. También será propicio el momento para recoger hierbas a usar el resto del año una vez desecadas.

El momento perfecto es entre el 23 y 24, en la madrugada de San Juan.

Esta noche está dedicada a las brujas, a los príncipes y princesas que creen en el Amor y a los palacios encantados ) Es una noche mágica. Lucas el evangelista relata que María fue a visitar a su prima Isabel luego de la visita del Arcángel Gabriel, Isabel se hallaba en el sexto mes de embarazo. Lo que hizo fácil fijar el nacimiento del Bautista en el octavo mes de las candelas de junio, seis meses antes del nacimiento de Cristo. Desde entonces quedó señalada esa noche como la de San Juan. Una fiesta del todo diferente porque al igual que con Jesús se celebra la fecha del nacimiento de Juan el Bautista, cuando el dies natalis de los santos siempre es el de su muerte.

Lucas cuenta también que el papá de Juan, el sacerdote Zacarías, perdió la voz por dudar que su mujer, Isabel, estuviera en cinta. Sin embargo en el momento de nacer Juan, Zacarías la recuperó milagrosamente, tal como había predicho el ángel Gabriel que pasaría. Rebosante de alegría, encendió hogueras para anunciar a parientes y amigos la noticia. Cuando siglos después se cristianizó esta fiesta, la noche del 23 al 24 de junio se convirtió en una noche santa y sagrada, sin abandonar por eso su magia.

Existen diferentes tradiciones dependiendo de las creencias y países, algunas de ellas son:

En España: Es muy popular quemar en la hoguera las cosas que no nos gustan o que queremos cambiar. Por lo general se anota en un papelito aquello que se quiere cambiar y se pone en la hoguera después de que esté encendida. También se pueden quemar objetos: un paquete de tabaco si lo que deseamos es dejar de fumar, o similar.
En Marruecos: Las parejas que quieren concebir juntos una hoguera.
En Irlanda: las mujeres saltan tres veces las llamas para casarse pronto.
En Flandes: las mujeres saltan tres veces una hoguera para que su parto sea fácil.
En Francia: dan nueve vueltas alrededor de la hoguera para casarse pronto.
En San Juan de Puerto Rico: entran y salen tres veces del mar la noche de San Juan para atraer energías positivas. Dicen que los tréboles y la verbena que se recogen la noche de San Juan protegen a la familia y atraen energía positiva.
En Los Andes: estrenan alguna ropa esa noche para que el año sea positivo. En Venezuela: se bailan tambores y se considera ideal hacerse baños con hierba de zanbito y turuara (o tua tua) para despojarse de energía negativa.

Además otras tradiciones indican que:

  • Bañarse en el mar la noche de San Juan trae un próspero año y salud a la persona.
    En las zonas agrícolas: el trigo alcanzará la misma altura que las llamas de la hoguera. Las ramas que quedan a medio quemar de las fogatas, si son llevadas a casa evitan incendios.
  • En muchos pueblos los enfermos caminan descalzos sobre el rocío caído en la noche de San Juan para calmar sus dolencias y los jóvenes se bañan con el para hacerse mas hermosos.
  • Para evitar el herpes, se cortan algunas ramas de la hierba de San Juan y se guardan en la casa un año

Dicen las costumbres que si quieres saber como te va a ir económicamente hablando, justo a las 0:00 h del 24 viertas en un vaso con agua una clara de huevo (no lo amarillo) y lo dejes hasta el amanecer…. Mientras mas filamentos haya formado el albumen del huevo y mas burbujas se veas en el agua, mejor te ira.

¡Y no olviden utilizar esta oración en su meditación-ritual!:

Gloriosísimo San Juan Bautista, por el amor ardiente que tuviste al Niño Jesús y por la santísima dulzura que infundió en tu corazón con sus halagos; por aquellos privilegios que te concedió para hacer tantos milagros a favor de tus devotos, te suplico te dignes favorecerme en todas mis necesidades con tu eficaz patrocinio y en particular te ruego me alcances la gracia que te pido en este día. (Pide lo que deseas)

¡Oh, glorioso San Juan Bautista, muévete a piedad de esta alma acongojada, que en ti puso sus esperanzas; líbrala, te ruego, de sus miserias. ¡Oh, santo de los milagros!, alivia la congoja de mi corazón, y haz que yo viva aquí como verdadero amante de mi Jesús para poder gozar de Él en el Cielo. Amén.