Cuando nuestro cuerpo habla a través de las enfermedades psicosomáticas, Parte II

21 May

Por: Lorena  Lacaille

 

Como mencioné en la primera parte, el origen de las enfermedades se liga directamente a nuestras emociones (a la manera en cómo las manejamos), a eventos del pasado que nos marcaron de manera negativa y al no encontrar  una «salida» se alojan en nuestro cuerpo envenenándolo. “Por ejemplo, cuando te enfadas ¿qué le sucede a tu cuerpo? Cada vez que te enfadas segregas cierto veneno que va a la sangre. Sin ese veneno no podrías enfadarte. En tu cuerpo hay glándulas que liberan ciertas sustancias químicas. Es un hecho científico, no se trata de filosofía tu sangre se envenena”.

 

Cuando una enfermedad se manifiesta nuestro cuerpo emite una alarma a través de los síntomas físicos, nuestro cuerpo nos habla frecuentemente sobre sus necesidades, pero solemos ser negligentes, omitimos los primeros signos de un malestar y dejamos que el problema avance hasta llegar a convertirse en una enfermedad. No obstante, la enfermedad tiene su lado bueno o positivo es un indicador de que nuestro cuerpo busca reequilibrarse, es una oportunidad, un regalo para re-comenzar de nuevo y dejar atrás aquello que nos impide evolucionar y vivir plenamente nuestro presente. Este proceso de renovación tanto al interior como al exterior conlleva varias etapas:

 

▪ Primeramente, requiere de una actitud mental positiva, recordemos que gran parte de nuestra felicidad depende de nuestra mente, entonces si estamos con una actitud mental negativa repelemos todo lo bueno que la vida nos quiere ofrecer y atraemos lo contrario. Napoleón Hill nos dice que nuestra mente es nuestro talismán invisible de la buena suerte: “Su éxito, su salud, su felicidad y su riqueza dependerán de la forma en que usted utilice su talismán invisible. ¿Cómo lo utilizará? Depende sólo de usted.”. En conclusión: debemos mantener nuestros pensamientos todo el tiempo enfocado en ideas de salud, felicidad, riqueza, éxito, prosperidad y paz mental. Ya que estos pensamientos nos inspiran, elevan y dignifican nuestras almas.

 

▪ Segundo, el perdón a si mismo y hacia los demás, todos tenemos algo que perdonarnos y que perdonar comencemos hoy. No permitamos que todos estos sentimientos negativos nos sigan carcomiendo el alma y nuestro cuerpo y deriven en una enfermedad grave como el cáncer. Cuando perdonamos, liberamos de nuestra mente cualquier pensamiento o sentimiento negativo, dejamos ir el falso orgullo y la obstinación. Al perdonar damos a nuestros ofensores nuestro amor, compasión y comprensión. Jesús nos dice: “Perdona a tus enemigos, bendice a los que te maldicen y ora por los que te aborrecen no por el bien de ellos sino por el tuyo propio”. Perdonando los más beneficiados seremos nosotros mismos y recuperaremos esa paz mental tan anhelada.

 

▪ Tercero, ubicarnos en el momento presente, la vida es hoy, no es mañana ni esta anclada en el pasado. Dalai-Lama nos aconseja: “Sólo existen dos veces en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro se llama mañana. Por lo tanto, hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir”. Cada día es una  nueva oportunidad de cambiar nuestras vidas, cada día es la ocasión perfecta para deshacernos de  aquello que nos impide ser felices, cada día es el momento perfecto para contemplar un amanecer, o simplemente disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos y decirles cuanto los amamos, nuestro bienestar depende de nosotros mismos, solamente es cuestión de voluntad y una actitud positiva.

 

 

 

 

 

 

 

▪ Cuarto, ejercicio físico y una alimentación balanceada, todos conocemos la máxima de “Mente sana cuerpo sano” para un equilibrio óptimo no podemos omitir el ejercicio diario en nuestras vidas. El estilo de vida actual muchas veces nos lleva a un sedentarismo y por ende a una mala alimentación. Para corregir estos malos hábitos nada mejor que mover el cuerpo, puede ser una simple caminata que nos ponga en contacto con la naturaleza, o bien correr, nadar, escoge la actividad que más te guste, pero, ¡muévete!. El ejercicio nos da una sensación de bienestar, nos distrae y nos evade de las preocupaciones, disminuye el estrés, sufrimos de menos depresiones, etc. Y no olvides comer sanamente, Una dieta saludable es una de las formas más importantes con las que puede mantener un estilo de vida activo y protegerte contra los problemas de salud. Una alimentación saludable aumenta los niveles de energía anímica y física, mejora la manera en que tu cuerpo funciona y refuerza el sistema inmunológico.

 

▪ Quinto, apoyo profesional, si consideramos que necesitamos ayuda de un profesional hagámoslo, el hecho de consultar un psicólogo no quiere decir que estemos locos, en ocasiones sino se cuenta con el soporte familiar o el de amigos que nos apoyen y nos den la confianza necesaria un profesional de la salud sea psicólogo, trabajador (a) social, consejero espiritual nos pueden reorientar sobre como podemos llegar a buen puerto respecto a nuestros problemas y bloqueos, lo importante es dar ese paso, y tener la confianza y la fe en que todo se solucionará, y veras como todo fluye en armonía.

 

▪ Sexto, nutrir nuestro espíritu, es importante alimentar al cuerpo pero también al alma. Rodéate de objetos bellos, de persona positivas, aprende cosas para tu beneficio o para ayudar a los demás, lee más libros sobre la espiritualidad, superación personal, medita en solitario, recita decretos y afirmaciones para la salud, para estar en armonía, por la paz del mundo, en fin, siempre en positivo, y atraerás sólo las cosas buenas de la vida, es la Ley no puede ser de otra manera.

 

▪ Séptimo, no olvides que el amor todo lo puede, la clave esta ahí. Es por amor que existe este mundo y todo lo que en el se encuentra, esta gran fuerza, esta gran energía lo mueve todo, es una energía todopoderosa que no tiene límites. Ama y déjate amar, expresa el amor divino que hay en ti, cuando llenes tu corazón de este amor, entonces no criticaras, ni juzgaras. Tampoco podrás ser irritable serás más compresivo. Si cada día, te levantas con esta idea en la mente, de permitir que el amor se exprese en ti todo el día. Él te guardara de criticar, de juzgar, y de sentirte infeliz sobre cualquier situación o persona que aparente ser inarmónica. El mundo te parecerá más bello y tú serás un imán de amor…

 

¡Námaste! y hasta el próximo artículo mis queridos lectores de Mundo Metafísico

 

– Para sugerencias y comentarios sobre mis artículos y sobre la información que encuentras en el blog (https://mundometafisico.wordpress.com/), escríbeme a las siguientes direcciones y te responderé a la brevedad posible.

lorenalacaille79@gmail.com

-mundometafisico@gmail.com

Y  también me puedes seguir en mis cuentas de Facebook, Twitter y Google+ sólo búscame como Lorena Lacaille y ¡listo!

 

 

 

 

 

 

 

Derechos de autor

Mundo Metafísico es una Marca Registrada ® su uso es ilegal sin la autorización de su autor  constituye un delito. Toda la información difundida en este Site  es de libre distribución siempre y cuando respetes el nombre del autor y no alteres la información de los artículos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: