El Credo del Optimista

15 Ene

Cuando pienso en los grandes del pasado mis ojos se llenan de lágrimas, porque me ayudaron a entender las enseñanzas de El Secreto a través de sus magníficos e inspiradores escritos. Experimento una inmensa gratitud hacia ellos cada vez que veo a varios millones de personas transformar sus vidas a través de El Secreto.

A medida que la luz y la alegría de El Secreto se extiende por todo el planeta, estamos viviendo lo que los grandes del pasado han soñado. Del corazón de una persona a otro, millones están descubriendo la verdad de quienes son, y de todo lo que ellos pueden ser, tener y hacer.

Los grandes del pasado estarían muy orgullosos de nosotros por ser la generación que estuvo dispuesta a reconocer la verdad y transformar nuestras vidas a través de sus leyes y enseñanzas, y al hacerlo, crear la evolución más grande de la historia de la humanidad.

En honor a uno de los grandes del pasado a quien le debo mucho, hemos creado un regalo para ti. El mismo es  El Credo del Optimista, escrito por Christian D. Larson hace 100 años atrás. A medida que leas esta grandiosa pieza de la escritura, descubrirás que está totalmente en armonía con las enseñanzas de El Secreto. Las palabras fueron modificadas sutilmente para hacerlas aún más poderosas. Asegúrate de leer las palabras “Me Prometo a Mí Mismo” al comienzo de cada nueva línea y así maximizarás todo el poder de El Secreto.

Úsalo como una herramienta poderosa para convertirte en el imán más brillante de la magnificencia y alegría en tu vida.
Que la alegría esté contigo.

El Credo del Optimista

Me Prometo a Mí Mismo…

… ser tan fuerte que nada pueda perturbar la paz de mi mente.

… hablar de salud, felicidad y prosperidad a cada persona que conozco.

… hacer que todos mis amigos piensen que hay algo valioso en ellos.

… ver el lado soleado de todo y hacer que mi optimismo se haga realidad.

… pensar sólo en lo mejor, trabajar sólo para lo mejor y esperar sólo lo mejor.

… desear el éxito de los demás tanto como el mío.

… olvidar los errores del pasado y centrarme sobre los logros del futuro.

… tener una expresión alegre en todo momento y dar una sonrisa a todo ser viviente que me encuentre.

… invertir tanto tiempo en mejorarme para no tener tiempo en criticar a los otros.

… ser demasiado grande para preocuparme, demasiado noble para enojarme, demasiado fuerte para temer y demasiado feliz para tener problemas.

… pensar bien de mí mismo y proclamarlo al mundo, no en voz alta, pero sí en hechos.

… vivir en la fe de que el mundo entero está de mi lado, mientras yo sea fiel a lo mejor que hay en mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: