Vídeo

Colette Baron-Reid’s Universal Energies for the Week of Nov 24th, 2014

27 nov

Colette Baron-Reid is an internationally acclaimed intuitive counselor with a client base spanning 29 countries. She has facilitated hundreds of her popular seminars and workshops on developing intuition and the art of creating reality worldwide. She’s a highly sought after and powerful motivational speaker, performer, and storyteller, is a popular guest on radio and television throughout the world, as well as a musical artist signed to the EMI Music label. She has a best-selling meditation CD, Journey Through the Chakras.

Vídeo

La verdadera cura de las enfermedades… lo que no quieren que sepas!!!

25 nov

Gregg Braden habla sobre cómo todos formamos parte de un campo de energía, el cual acabaría con toda la institución de la medicina moderna si fuera sabido y entendido por el mundo. En China, una clínica aplica esta tecnología oculta para curar todo tipo de enfermedades, y se muestra en el video cómo un tumor de vejiga es eliminado en 3 minutos a través de únicamente el uso de la energía positiva.

 

About the author

For more than 27 years, Gregg has explored high mountain villages, remote monasteries, and forgotten texts to merge their timeless secrets. His discoveries are now shared in 33 countries and 38 languages through such paradigm-inspiring books as: The God Code, The Divine Matrix, Fractal Time, and his newest, Deep Truth. His 2007 best seller, The Divine Matrix, was recently selected as the source for the made-for-television feature, “Entanglement,” and is now a textbook for college level courses exploring new discoveries of science and our relationship to the world. Gregg is an active member of several leadership organizations, including the Evolutionary Leadership think tank, founded by Deepak Chopra in 2008, and has received numerous awards in recognition of his insights and innovation. Gregg’s work has been shared on every continent of the world and in recent years he has presented his seminars and trainings to Fortune 500 companies, the U.S. military, international businesses and is now featured in media specials on the History Channel, the Discovery Channel, National Geographic, ABC and NBC.

La furia que calma el dolor

23 nov

Estoy segura de que venimos al mundo para amar.
Eso es todo lo que tenemos que hacer: amar más y mejor.
Pero nacemos inmaduros. Por eso precisamos -durante toda nuestra infancia y adolescencia- ser amados por nuestra madre o por una persona maternante a través de sus cuidados amorosos, hasta que estemos en condiciones de valernos por nosotros mismos.
Lamentablemente parece que nuestra civilización propone todo lo contrario. De hecho gran parte de nuestras madres -a pesar de haber tenido buenas intenciones- no han sabido cuidarnos, no han podido protegernos, no han vibrado al unísono con nuestras percepciones, no han sentido nuestros obstáculos ni han acompañado el despliegue de nuestro ser esencial. ¿Por qué? Porque a su vez ellas mismas fueron alejadas de su propia interioridad, dentro de un encadenamiento trans-generacional antiguo.
La realidad es la que es. Si provenimos de infancias difíciles con diversos grados de abandono, violencia o distancia emocional, luego nos costará mucho convertirnos en personas amorosas. Nos convertiremos en adultos temerosos, algunos más reactivos o más violentos. Pero en todos los casos tendremos un objetivo prioritario: sobrevivir. Pretendemos que nadie nos haga daño (a diferencia de lo que ocurrió durante nuestras infancias en las que no obtuvimos el amparo ni la protección que hubiéramos necesitado). El nivel de alerta es máximo para cuidar nuestro pequeño bienestar, por lo tanto nos resta poca energía y disponibilidad para amar a los demás.
Por eso, insisto desde hace años poniendo el foco en dos premisas:
1) Amemos a los niños.
2) Para amarlos, antes tenemos que reconocer qué nos pasó cuando nosotros mismos fuimos niños. Si no abordamos nuestra realidad afectiva, nuestros agujeros, nuestras necesidades no satisfechas y nuestros miedos, no podremos dar prioridad a las necesidades genuinas del otro.
Parece una propuesta sencilla, pero no lo es. Porque todos los adultos somos -en mayor o menor medida- niños lastimados. Y si no lo reconocemos, reaccionamos automáticamente quemados por el dolor. En esa reacción, lastimamos a los demás con tal de salvarnos.
¿Tenemos culpa por ello? No.
¿Somos responsables? Sí
Sospecho que -sin querer- toqué la infernal herida de las infancias que hemos vivido. Duele mucho. Alguien –anónimo- tergiversó un pequeño artículo que escribí sobre la terrible realidad de la sistematización de los abusos sexuales –una de las peores y más crueles maneras de violentar y destruir a los niños quienes solo necesitan cuidado y protección-. Bastó un título tendencioso en un portal de noticias para que desatáramos -me refiero a muchos de nosotros, niños lastimados- una estampida de odio, furia y agravios irreproducibles.


Confieso que es impactante ser acusada de pedófila, delincuente, asesina y otros conceptos parecidos. Sin embargo más impactante aún es confirmar cuánta rabia acumulada conservamos, cuánto dolor, cuánto sangran las heridas de nuestras infancias y cuánta violencia reproducimos a cada rato con tal de aliviar ese sufrimiento que nos sigue quemando por dentro. Esa es la violencia con la que vivimos nuestras vidas y con la que nos relacionamos con los demás. Entiendo que descargar la furia es más tolerable que hacernos cargo de nuestro dolor. Sin embargo alguna vez tendremos que mirar con ojos abiertos nuestra realidad emocional. Tendremos que observar sin miedo nuestros escenarios y asumir nuestra responsabilidad como adultos, para contribuir a crear un mundo más amable, amoroso y solidario.

Laura Gutman

Are You Blocking Your Energetic Pipeline? How To Unblock Your Connection With Spirit

21 nov

Since relaxation and peace open the door to the many wonderful powers of Spirit, it stands to reason that conflict and disquiet will shut it. In fact, the most common reactive pattern blocking this force is living in agitation. Many people find it difficult to relax because they can’t sit still and quiet their mind. This can be a sign of inner conflict, the unending voice of over-analysis, worry, fear, perfectionism, or just the stress of having too much to do.

The inability to relax and connect could also come from an outer conflict with other people. This can be caused by any level of worrisome unfinished business, unexpressed feelings of hurt or anger, or hostility in the environment— whether at home, at work, or in romance. If this is the case, it will be important to decode and consciously let go of the worry, and calm the inner conflict. Stand up to the hostility and determine what you need to do to resolve things.

Make sure that you ventilate your feelings in a journal. Always speak your truth, and know that you deserve to take action on your own behalf. Difficult times are precisely the times you need to engage the force of spirit most, but your agitated vibration can make it hard for this power to flow. You can decode the agitation and the worry. And when you meditate, ask for Spirit’s energy to help you to be peaceful and calm—and to give you guidance on resolving any difficulty you may be facing.

Getting Real
Perhaps the biggest block to the force of Spirit is the lack of belief in it. This divisiveness of focus and dismissal of spiritual importance fragments your essential energy, often without your even knowing it. You aren’t going to be motivated to meditate or build your intuition if you ignore both the power and the importance of this wonderful force. People live with the physical world, “the real world,” in mind. They have the attitude that the energy of Spirit doesn’t apply to the real world, and there’s no proof of its presence anyway. In addition, those who have been disappointed— perhaps by not having their prayers answered in a specific way—often have lost faith, causing them to break the connection between themselves, the power of Spirit, and their higher self. But it’s time to renew your faith in this unseen yet most dynamic power, whatever you define it to be.

In fact, some people’s religious experiences or family upbringing actually instilled fear of the spiritual experience. They even have worries about the simple practice of meditation. If this is the case for you, it’s important that you decode such apprehension. The anxiety may have come through misinformation in this life or even from persecution in the past. People may say that’s crazy, but your eternal code accumulates many specific codes from emotionally charged experiences and reactive patterns you may not understand, nor even know the source of. That’s why this process of coding and decoding is so powerful: You don’t need to know the source of the problem in order to change it.

The Energy Decoding Process
To engage in the decoding process, you can do these five steps which will take you only a few minutes.
1. Place your index and middle finger of each hand on your forehead over your eyes. (There is an illustration and more details in my book, Your Quantum Breakthrough Code).Take a deep breath and close your eyes. Keeping your eyes closed, raise them slightly as if you were looking up at the point between your fingertips.
2. Say your decoding statements while engaged in this position.
3. Make a final releasing statement and feel any energetic response.
4. Visualize the release of the old negative patterns moving off to the left.
5. Drop your hands, release the position, and let all thoughts go.

Coding Points
Whatever inner or outer conflict may be causing you unrest, don’t give up. And try not to be too intellectual for your own good. You can decode your unrest and your resistance. Open up to the power and truth of this amazing force of Spirit within. As you write in your coding journal, let your hand move freely,

recording whatever flows onto the page. Use the following statements when doing your coding process to help you get more connected and receive more help from Spirit and your own intuition.

Decoding:
I decode worry and over-analysis.
I decode agitation.
I decode conflict inside and out.
I decode any resistance to opening up to Spirit’s love and support.
I decode old patterns of fear.

Coding:
I code comfort and safety in making decisions that honor me.
I code a peaceful heart and a willingness to let go of outer concerns.
I code an easy ability to relax and receive.
I code an open, flowing, receptive connection.
I code a connection to Spirit’s love, power, and resolution.
I code the ability to ask for and receive Spirit’s assistance in my life.
I code a willingness to connect with my own eternal self.
I code comfort and openness to Divine love and spirit energy.
I code the ability to see all the wonder and power that Spirit has to offer.

Sandra Anne Taylor is the New York Times best-selling author of Quantum Success, Truth, Triumph and Transformation, and Secrets of Attraction. Sandra is known for her inspiring processes and life changing techniques incorporating consciousness, karma, and energy in personal transformation. The Hidden Power of Your Past Lives is her most recent of six titles available in 26 languages across the globe. Sandra can be heard on Mondays on Hay House Radio.

La influencia de Jupiter y Saturno en nuestras vidas en esta recta final del 2014

19 nov

En estos días acaba de comenzar una danza entre los dos planetas más grandes de nuestro sistema solar, Júpiter y Saturno. Dos poderosos arquetipos que de alguna manera son opuestos, aunque no exactamente.

Un ciclo completo entre estos dos planetas comienza cada 20 años. Este ciclo en que nos encontramos ahora comenzó el 28 de  Mayo 2000 con la conjunción en Tauro. La primera cuadratura ocurrió con Jupiter en Escorpio y Saturno en Leo (al contrario que ahora), el 17 de diciembre del 2005. La oposición fué el 23 de Mayo del 2010 con Júpiter en Piscis y Saturno en Virgo y la cuadratura que comienza ahora, será exacta el 3 de Agosto del 2015 con Júpiter en Leo y Saturno en Escorpio, a unos 28º de cada signo. Aunque en Marzo y Mayo 2016 volverán a encontrarse pero esta vez con Júpiter ya en Virgo y Saturno en Sagitario. Por tanto en cada ciclo, la primera cuadratura ocurre al quinto año, después de la conjunción, la oposición al décimo año y a los 15 años ocurre la última cuadratura menguante, como la que estamos viviendo ahora.

Antes de anticipar que nos trae este aspecto a nuestras vidas es importante tener en cuenta que este es muchas veces un proceso interno, debido a la cualidad de Júpiter de ser un planeta prácticamente personal, no como la actual cuadratura entre Urano y Plutón que también nos moviliza desde el 2010, cuando todo parece ocurrir a raíz de eventos externos a nosotros.

Júpiter nos invita a expandirnos, a arriesgarnos a salir del barrio, cruzar el charco, en busca de otras mentalidades, otras filosofías de vida, otros ideales. Nos abre puertas a nuevos planes, y diferentes perspectivas de futuro. Nos impulsa a expandirnos a otras áreas de experiencia, diferente de la cual hemos nacido. Nos otorga más confianza (a veces demasiada) y optimismo para lanzarnos a buscar eso que le dará sentido a nuestra vida y a encontrar eso que siempre hemos querido hacer, consiente o inconscientemente. Rompe nuestras inhibiciones y de repente, pensamos: “porqué no?”. Normalmente la urgencia interna es de buscar más allá de los límites conocidos. De esta manera nos atrevemos a echar un vistazo a las posibilidades de nuestra vida, más allá de los confines culturales, del barrio, del pueblo, del entorno en que hemos nacido y crecido. Júpiter nos llena de anticipación y entusiasmo al pensar en las posibilidades del futuro.

El aprender otros idiomas, viajar, conectar con gente extranjera, trabajar para una ONG que nos permita visitar tierras lejanas, son todos impulsos jupiterianos en nuestra vida, como también lo es, animarnos a saltar al puente, sin saber con qué nos encontraremos al final de él.

Saturno,  por el contrario, no confronta con nuestras responsabilidades, con nuestros deberes, con lo que la mayoría de nosotros llamamos la absoluta realidad de nuestro presente. Saturno nos habla de nuestra mortalidad, del tiempo que tenemos sobre esta Tierra y nuestras posibilidades de acuerdo a la clase social de la cual venimos. Saturno es nuestra ambición de amasar una posición social respetable y normalmente esto significa ajustarse a las reglas culturales de donde vivimos. Saturno dice: “Más vale pájaro en mano que 100 volando”, “Es muy bonito soñar, pero la realidad se teje trabajando duro” “Cuanto más trabajes, más alto llegarás”.

En el discurso Saturnino, no existe el expandirse por expandirse, o sólo por ir a ver qué pasa más allá. “Con todo lo que todavía hay que hacer aquí”, dice Saturno. “Si quieres saltar a un puente debes asegurarte que sus cimientos sean fuertes y estables” agrega.

Es en esta disyuntiva, que nos encontramos ahora, a partir de este momento, en algún aspecto de nuestras vidas. Algo nos está diciendo: “Bien, finalmente esta es la hora de marcharse, de movilizarse, de expandirse”. Algo nos ofrece esta oportunidad. Pero por otro lado, algo igualmente poderoso, nos dice. “Todavía no, debes tener cuidado. Y si no se dá como tu quieres y si arriesgas y luego no funciona?”

Muchos aspectos de nuestras vidas pueden jugar el papel Saturnino en este momento en nuestras vidas:  el Jefe, los Padres, el Banco, el Gobierno, Hacienda, la Familia, el Marido, la Esposa, los Hijos. Todos ellos serán los recipientes de nuestro Saturno proyectado.

Aunque esta cuadratura no será exacta hasta el 3 de Agosto 2015, en estos momentos, estos dos planetas están a menos de 4º de orb. Por tanto podemos decir que las aparentemente opuestas voces de estos dos poderosos dioses se pueden escuchar claramente.

Donde se encuentre Saturno y Júpiter por tránsito en tu carta astral, será la zona de tu vida donde esta disputa de “expansión” y “ser cuidadoso y responsable” está tomando lugar.

Durante estos encuentros, progresar en nuestros proyectos puede resultar más difícil que lo normal, con imprevistas complicaciones que nos llaman a planear mejor. Dificultades con entidades oficiales, por temas que normalmente hemos ignorado por un tiempo y ahora parecen aparecer a la vez.

Temas de renovación de documentos, pagos a entidades oficiales, proyectos que se detienen por la indecisión de otros, viajes que se atrasan por diferentes motivos, etc, etc.

Los periodos de más tensión son ahora hasta el final de Noviembre, y luego otra vez a partir de Julio y Agosto del 2015. Sobre todo para aquellos con signos fijos en su carta astral (Tauro-Leo-Escorpio y Acuario). En 2016, desde Marzo hasta el final de Mayo y luego durante Junio, pero esta vez ya en signos mutables, por tanto afectará a aquellos con Géminis-Virgo-Sagitario y Piscis en su tema astral.

Es importante tomarse las cosas con mucha calma y comprender que hay ciertos temas que deben resolverse y ciertas responsabilidades que uno debe tomar. Separar las emociones de estos temas es vital y actual como un adulto, haciendes cargo de lo que surja, sin tratar de escaparse de ello, por que en cualquier ecuación donde esté envuelto Saturno, librarse de la responsabilidad sin consecuencias es prácticamente imposible. Por tanto es importante planear con tiempo y asegurarse que nuestro deseo de rápida expansión no nos ciegue a seguir los pasos correspondientes.

No tiene porqué ser un influencia negativa si hacemos nuestros deberes y cumplimos con lo que debamos hacer. Por el contrario, puede ser una magnífica oportunidad para hacer las cosas bien y no tener que pagar las consecuencias más tarde.

Otro punto a tener en cuenta es que Júpiter representa nuestras creencias y también en ocasiones nuestro fanatismo, no nos olvidemos que en el 2001, cuando cayeron las Torres Gemelas, todavía estaban juntos en esa conjunción que se inició en el 2000, por tanto cuando estos planetas se encuentran también nos ayudan traer a la consciencia las consecuencias de nuestras acciones guiados por creencias impuestas por otros. Ver la restricción en el “otro” es típico de estos momentos. Por tanto un poco de auto-análisis es importante, para dejar de proyectar nuestra sombra y limitaciones en los demás y poder así dejar de ser víctimas de algo o de alguien. Sino progresamos, normalmente la razón está en nuestro interior y no en los demás. Es tanto más fácil decir: “Pero es que no me dejan progresar, expresarme, ser”. “Ese” o “eso” que no me lo permite es normalmente el recipiente de nuestras proyecciones, donde depositamos todas nuestras imposibilidades y nuestras limitaciones (Saturno). Piensa otra vez y pregúntate, cual es la razón por la cual no progresas.

Durante esta cuadratura, los temas de independencia, religión, filosofía, (como ISIS), serán los portadores  de nuestra lucha interna. Es a través de estos temas que expresaremos nuestras luchas internas por expandirnos y crecer sin miedos. Recordemos que Saturno vive dentro de nuestra psiquis y la de los demás, al igual que Júpiter.

Dependiendo de la cultura que vengas,  y de como el colectivo en el que has nacido y crecido, ha gestionado estos dos arquetipos, será como vivirás este tiempo. Si tu cultura ha glorificado el expandirse cueste lo que cueste, eso harás, si por el contrario, vienes de culturas donde expandirse siempre ha estado truncado por un gobierno, unos padres demasiado autoritarios o ambiciosos, un sistema dictatorial, un imperio, etc, pues entonces es de esa manera que vivirás este tránsito.

Observa con detenimiento ese juego en tu propio interior y decide qué camino debes seguir. Cuanto más consciente se vive este proceso, más positivo es y más crecimiento nos traerá.

Cristina Laird

Vídeo

Bruce Lipton – Money and Energy

17 nov

 

Bruce H. Lipton, PhD is an internationally recognized leader in bridging science and spirit. Stem cell biologist, bestselling author of The Biology of Belief and recipient of the 2009 Goi Peace Award, he has been a guest speaker on hundreds of TV and radio shows, as well as keynote presenter for national and international conferences.

Dr. Lipton began his scientific career as a cell biologist. He received his Ph.D. Degree from the University of Virginia at Charlottesville before joining the Department of Anatomy at the University of Wisconsin’s School of Medicine in 1973. Dr. Lipton’s research on muscular dystrophy, studies employing cloned human stem cells, focused upon the molecular mechanisms controlling cell behavior. An experimental tissue transplantation technique developed by Dr. Lipton and colleague Dr. Ed Schultz and published in the journal Science was subsequently employed as a novel form of human genetic engineering.

In 1982, Dr. Lipton began examining the principles of quantum physics and how they might be integrated into his understanding of the cell’s information processing systems. He produced breakthrough studies on the cell membrane, which revealed that this outer layer of the cell was an organic homologue of a computer chip, the cell’s equivalent of a brain. His research at Stanford University’s School of Medicine, between 1987 and 1992, revealed that the environment, operating though the membrane, controlled the behavior and physiology of the cell, turning genes on and off. His discoveries, which ran counter to the established scientific view that life is controlled by the genes, presaged one of today’s most important fields of study, the science of epigenetics. Two major scientific publications derived from these studies defined the molecular pathways connecting the mind and body. Many subsequent papers by other researchers have since validated his concepts and ideas.

Dr. Lipton’s novel scientific approach transformed his personal life as well. His deepened understanding of cell biology highlighted the mechanisms by which the mind controls bodily functions, and implied the existence of an immortal spirit. He applied this science to his personal biology, and discovered that his physical well-being improved, and the quality and character of his daily life was greatly enhanced.

Dr. Lipton has taken his award-winning medical school lectures to the public and is currently a sought after keynote speaker and workshop presenter. He lectures to conventional and complementary medical professionals and lay audiences about leading-edge science and how it dovetails with mind-body medicine and spiritual principles. He has been heartened by anecdotal reports from hundreds of former audience members who have improved their spiritual, physical and mental well being by applying the principles he discusses in his lectures.

“El corazón tiene cerebro”, segun Annie Marquier.

15 nov

Annie Marquier, matemática e investigadora de la conciencia. Tras estudiar Matemáticas y la carrera de piano y órgano fue profesora en La Sorbona. Luego se instaló en India y participó en la creación de la comunidad de Auroville con Sri Aurobindo y Krishnamurti. Y poco después fundó en Quebec el Instituto para el Desarrollo de la Persona. Es autora de El poder de elegir, La libertad de ser y El maestro del corazón (Luciérnaga). Lleva muchos años investigando la intersección entre la ciencia y la conciencia y sus planteamientos son siempre rigurosos y están documentados. El próximo sábado expondrá en las jornadas sobre La Evolución de la Conciencia (CosmoCaixa) los descubrimientos sobre el cerebro del corazón y sus implicaciones.


Qué el corazón tiene cerebro es una metáfora, ¿no?
No. Se ha descubierto que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.
¿Es inteligente?
Gracias a esos circuitos tan elaborados, parece que el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro; y que puede aprender, recordar e incluso percibir. Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza.
Primera…
La comunicación neurológica mediante la transmisión de impulsos nerviosos. El corazón envía más información al cerebro de la que recibe, es el único órgano del cuerpo con esa propiedad, y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro según las circunstancias.
¿Significa eso que el corazón puede influir en nuestra manera de pensar?
Puede influir en nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras reacciones.
Segunda conexión…
La información bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores. Es el corazón el que produce la hormona ANF, la que asegura el equilibrio general del cuerpo: la homeostasis. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, la que se conoce como hormona del amor.
Tercera…
La comunicación biofísica mediante ondas de presión. Parece ser que a través del ritmo cardiaco y sus variaciones el corazón envía mensajes al cerebro y al resto del cuerpo.
Cuarta…
La comunicación energética: el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Y se ha observado que cambia en función del estado emocional. Cuando tenemos miedo, frustración o estrés se vuelve caótico.
¿Y se ordena con las emociones positivas?
Sí. Y sabemos que el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.
¿A qué conclusiones nos llevan estos descubrimientos?
El circuito del cerebro del corazón es el primero en tratar la información que después pasa por el cerebro de la cabeza. ¿ No será este nuevo circuito un paso más en la evolución humana?
¿…?
Hay dos clases de variación de la frecuencia cardiaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes.
¿Aparece con las emociones negativas?
Sí, con el miedo, la ira o la desconfianza. Pero hay más: las ondas cerebrales se sincronizan con estas variaciones del ritmo cardiaco; es decir, que el corazón arrastra a la cabeza. La conclusión es que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.

Ya ve, el cerebro del corazón activa en el cerebro de la cabeza centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas. Este nuevo circuito no pasa por las viejas memorias, su conocimiento es inmediato, instantáneo, y por ello, tiene una percepción exacta de la realidad.
Parece ciencia ficción.
Está demostrado que cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.
Pues parece que nadie lo utilice…
Es un potencial no activado, pero empieza a estar accesible para un gran número de personas.
¿Y cómo puedo activar ese circuito?
Cultivando las cualidades del corazón: la apertura hacia el prójimo, el escuchar, la paciencia, la cooperación, la aceptación de las diferencias, el coraje…
¿Santos las 24 horas?
Es la práctica de pensamientos y emociones positivas. En esencia, liberarse del espíritu de separación y de los tres mecanismos primarios: el miedo, el deseo y el ansia de dominio, mecanismos que están anclados profundamente en el ser humano porque nos han servido para sobrevivir millones de años.
¿Y cómo nos libramos de ellos?
Tomando la posición de testigos, observando nuestros pensamientos y emociones sin juzgarlos, y escogiendo las emociones que nos pueden hacer sentir bien. Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestro interior.
Ya.
Cultive el silencio, contacte con la naturaleza, viva periodos de soledad, medite, contemple, cuide su entorno vibratorio, trabaje en grupo, viva con sencillez. Y pregunte a su corazón cuando no sepa qué hacer.

 

 
Fuente: lavanguardia.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.181 seguidores